Devaluación y contrabando. Las mafias mandando

¿Para qué se llevan los bolívares en efectivo a Colombia? ¿Cómo se beneficia la economía Colombiana con la devaluación de nuestra moneda si afecta nuestra capacidad de importación y ellos son nuestro principal socio comercial?

Al menos desde que tengo uso de razón, hace unos 45 años, la economía de las poblaciones de la frontera colombiana se ha dinamizado con el comercio de bienes y servicios hacia Venezuela, tan importante era aun durante del gobierno de Uribe que cuando se cerró la frontera por conflictos con el presidente Chávez, los empresarios colombianos lo forzaron a rehacer las relaciones comerciales con nuestro país por la afectación económica que sufrían. Al pasar el puente Simón Bolívar en las décadas de los 70, 80 y 90 se veían largas e incontables filas de personas cargando paquetes como bachacos (de allí el nombre de Bachaqueros) desde el lado colombiano hacia Venezuela.

Hoy el bachaqueo va en sentido contrario por dos razones evidentes: nuestra regulación de precios hizo rentable el contrabando de extracción y la política del gobierno colombiano de permitir tasas especulativas en las casas de cambio de la frontera que suma más productos "rentables" (incluso billetes) para la extracción desde Venezuela. Pero esta ecuación debería afectar la producción colombiana, sin embargo los empresarios no se han quejado, al contrario, impulsan la devaluación de nuestra moneda y el contrabando.

La razón más evidente es que los empresarios financian la devaluación de nuestra moneda para sustentarse del contrabando de extracción de gasolina, aceites automotor, fertilizantes, alimentos y medicinas subsidiados y de casi todo lo que se produce en Venezuela o se importa a dólar oficial. Mientras más se devalúe la moneda, mayor poder de negociación con las mafias contrabandistas. Esto también permite explicar la principal razón del contrabando de papel moneda venezolana para poder pagar en efectivo a los traficantes, de esta manera, pueden darse el lujo de pagar al 300% el efectivo pues la devaluación provocada vía páginas Web les garantiza rentabilidad.

Es por ello que antes de ponernos a controlar precios, debemos comenzar a frenar la hiperinflación provocada por la devaluación forzada, vía la reducción del contrabando de extracción. Si no hay gasolina, aceites y comidas que pagar dejará de ser negocio la devaluación y los empresarios colombianos se verían forzados a estabilizar el cambio para "mejorar" los niveles de exportación hacia nuestro país, se haría innecesario el manejo de grandes sumas de Bolívares para el pago del contrabando, disminuyendo la presión por la falta de efectivo.

Sabemos que no es la única solución para frenar la devaluación y que darle un parao al contrabando no es tarea fácil, pero es de lejos, la medida económica más sencilla y de rápido resultado (coyuntural) que se puede tomar pues las medidas más estructurales darán resultado a mediano y largo plazo y mientras el pueblo sufre y la derecha "goza". Solo basta tener los "cojones" de enfrentar las grandes mafias paramilitares colombianas y militares y civiles venezolanas escuálidas y "chavistas" y para ello se hace indispensable someter el control de alcabalas y los operativos anti-contrabando a la contraloría social, poniendo al pueblo organizado a supervisarlas por medios remotos (Vía cámaras en salas situacionales) o presenciales.

No basta con "intervenir" o "cambiar mandos" que al final terminan negociando con las mafias "perfumando la mierda" como puede pasar con las medidas de intervención de mercados municipales y mayoristas, si no hay empoderamiento del pueblo la batalla estará perdida, porque de seguro terminará en un quítate pa´ ponerme yo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1610 veces.



Noel Peralta Barreto


Visite el perfil de Noel Peralta Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: