La sayona

La Sayona es una leyenda proveniente de los llanos venezolanos que cuenta la trágica historia de una mujer espectral vestida de blanco, la cual se aparece para castigar a los hombres infieles. La narración data de la época colonial y a lo largo del tiempo hasta hoy han sido registrados infinidad de versiones de encuentros con este personaje de la cultura popular de Venezuela. Se cuenta que en 1765 vivió en la región de los llanos una hermosa mujer llamada María Corina, quien se destacaba en la zona por su elegante apariencia; y una bella y larga cabellera negra que caía sobre su espalda. María Corina a los 20 años contrae matrimonio con un hombre del pueblo que se desvivía por atenderla como a una reina, este hombre se consideraba respetado en la comunidad por su popularidad, honestidad y buen corazón. Después de unos años de matrimonio la pareja tuvo un hermoso hijo; aunque en el hogar ya no todo marchaba bien, debido al temperamento agresivo de María Corina, además de que tenía el gran defecto de celar demasiado a su esposo.

Una vez María Corina se vuelve a encontrar en una calle del pueblo con un hombre enamorado de ella y que la seguía a todas partes, sin embargo María Corina por estar casada rechazaba sus piropos, entonces al hombre enamorado se le ocurre inventar una historia para crear algún conflicto entre su marido y ella, le cuenta que él tiene tiempo sufriendo porque su marido la está engañando y ésto ella no se lo merece, sigue el hombre hablando: María Corina, resulta que tu marido te está traicionando con otra mujer y que para colmo aquella mujer es tu mamá. María Corina al recibir aquella noticia cruel, contada por el hombre que la pretende, reacciona de una manera enloquecedora y atropelladamente sale corriendo rumbo a su casa, allí su marido se encontraba trabajando su conuco y María Corina con ojos desorbitado lo llama para que regrese a la casa pues tiene que hablarle, y entonces cuando su inocente esposo entra en la habitación principal de la casa, donde duerme su hijo, María Corina sale de allí y pone en la puerta la tranca de madera e inmediatamente busca una lámpara de querosene y riega su contenido en un trecho cerca de la habitación y prende fuego al inmueble. María Corina inmutable se queda contemplando como el fuego comienza a arrasar con todo lo que había, mientras su marido aterrados grita pidiendo ayuda; pero cuando los vecinos llegan en su auxilio era ya demasiado tarde y María Corina ya no se encontraba en el lugar.

La enloquecida mujer se traslada a la casa de su madre para echarle en cara el haberla engañado con su marido, y a pesar de la negativa de la desconcertada señora, ésta tuvo que salir corriendo hacia el patio de su casa buscando esconderse, aunque no le valió de nada porque su hija la alcanzó y le cayó a machetazos dejándola gravemente herida y agonizando, sin embargo con el último poquito de vida que le quedaba, su mamá le dice que ella no ha tenido ningún amorío con su marido, que ella ha cometido el peor de los pecados al matarla y que eso se castiga y agrega: De ahora en adelante y para siempre tú serás una Sayona. Y a partir de ese momento la loca María Corina toma una sábana blanca y se la pone en la cabeza, pareciendo una figura fantasmal y enseguida comienza a buscar a los hombres adúlteros del pueblo dejando que la admiren y pretendan, para después, con una aterradora sonrisa, asesinarlos a machetazos y huir del sitio. En Venezuela esta aparición a los hombres trasnochadores e infieles, es interpretada como una señal de castigo y pronta muerte. La Sayona es el apelativo que se les aplica en Venezuela a las mujeres locas como María Corina.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 861 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a265233.htmlCd0NV CAC = Y co = US