Mantener la esperanza en la revolución, una experiencia religiosa

Pienso que el gobierno está consciente de la difícil situación que está padeciendo nuestro pueblo, sabe de las penurias y sufrimientos por la que pasamos lo venezolanos de a pie y también sabe que a pesar de la arrechera conseguimos mantenernos alegres y esperanzados, el asunto es que saber no es suficiente para los que toman las decisiones en las circunstancias actuales, les hace falta vivirlos para actuar coherente y oportunamente en la solución de nuestras dificultades.

Quizás si presidentes de las instituciones, líderes del partido, altos gerentes, ministros y viceministros y hasta el presidente y la vicepresidenta de la república pasaran unos dos meses sin sus choferes, usando el transporte público, sin viáticos, que les llegue el clap solo si dios quiere, comprando alimentos, artículos de limpieza y medicinas con su sueldo a precios impuestos por la oligarquía, pariendo pa conseguir el gas y el agua y pare usted de contar, nuestros dirigentes se cuidarían más para responderle al pueblo "estamos haciendo lo mejor que podemos pero la situación es muy complicada", "hay que tener paciencia" y parirían mejores ideas y las echarían a andar de inmediato, o al menos convocarían al pueblo abiertamente a ser parte de la solución pues mientras solo sea convocado para elegir seguirá culpando a quienes eligió para gobernar y no lo hacen.

Insólito que después de 5 años de guerra económica, llevada a intensidad total en el último año, después de una campaña electoral presidencial exitosa, después de 10 meses con una ANC con plenos poderes, de haber reelegido al presidente Maduro revistiéndolo de una legitimidad que le otorga el poder para gobernar la crisis y la autoridad para golpear a las mafias, halla pasado un mes de su "nuevo gobierno" y todo parezca indicar que apenas es que estamos analizando "que hacer", o sea, que no teníamos un plan concreto o no tenemos los cojones para adelantarlo o están convencidos de que no hay mucho que hacer y por eso hasta el presente se han limitado a unas medidas cosméticas como la del "cambio" de gabinete o el aumento de los "sistemas de protección social" para que las oligarquías hagan fiesta con ellas al no implementarse ningún método de control a la hiperinflación.

Presidente mientras aceitamos la maquinaria económica la derecha la tiene funcionando al 100% destrozando la poca esperanza que le queda al pueblo de que con usted lograremos retomar el rumbo hacia la suprema felicidad social, una esperanza que ya casi no es política ideológica, pues, se ha convertido en una experiencia religiosa, esperando un milagro, solo espero que si el pueblo se decide a pasarnos por encima, lo haga de manera organizada y así sirva para profundizar el camino señalado por Chávez y no le abra el camino a la derecha para extirpar a las células revolucionarias sembradas en él.

Solo el pueblo organizado tiene el poder, el conocimiento y la experiencia para batallar con esta difícil situación, no nos deje más llevando coñasos de rodillas sin armas para defendernos mientras pretendemos salir de esta haciendo lo mismo y con la misma gente, active el plan ya e involúcrenos masivamente en las grandes tareas o mañana puede ser demasiado.

Sabemos que no hay solución mágica, que la derecha seguirá acechando, que el problema es multifactorial, pero es inaceptable tanta pasividad e indiferencia para tomar medidas determinantes que le devuelvan al pueblo la esperanza para continuar en el combate político.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1438 veces.



Noel Peralta Barreto


Visite el perfil de Noel Peralta Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: