Reflexiones ingenuas: "De paquete en paquete"

El 17 de febrero de 1989 Carlos A. Pérez celebra el triunfo obtenido en el proceso electoral del 4 de diciembre del 1988 en el cual salió electo para un segundo mandato.

Esta celebración, conocida como "La Coronación de C.A.P" se caracterizó por un evento en el cual hubo un derroche fastuoso al cual fueron invitados diversos presidentes de países latinoamericanos, europeos, árabes, asiático así como importantes figuras de la economía y la política internacional. El pueblo no fue convidado a pesar de haber aportado 3.879.024 votos (52,91% de los sufragantes), una cifra muy alta, con un discurso populista que apelaba a la justicia social.

Carlos A. Pérez basó su campaña en volver a la Venezuela Saudita que caracterizó su primer mandato ya que debido a los altos precios del petróleo por la Guerra del Golfo le permitió suficientes ingresos para hacer un gobierno basado en el populismo, el rentismo petrolero, el derroche, la malversación de fondos del erario público. Y aunque anunció un conjunto de medidas que permitieran superar el déficit económico, la inflación rondante entre el 27 %, el desempleo producto de la caída de los precios del petróleo y las erradas política económicas del gobierno de Caldera, dichas ajustes no fueron suficientemente explicadas al pueblo al que sorprendió en su buena fe.

Entre estas medidas de corte neoliberal estaban: a) Someterse a un programa bajo supervisión del Fondo Monetario Internacional con el fin de obtener aproximadamente 4500 millones de dólares en los 3 años siguientes. b) Liberación de las tasas de interés activas y pasivas en todo el sistema financiero hasta un tope temporal fijado en alrededor del 30%. c) Unificación cambiaria con la eliminación de la tasa de cambio preferencial. d) Determinación de la tasa de cambio en el mercado libre de divisas y realización de todas las transacciones con el exterior a la nueva tasa flotante. e) Liberación de los precios de todos los productos a excepción de 18 renglones de la cesta básica. f) Anuncio del incremento no inmediato, sino gradual, de las tarifas de servicios públicos como teléfono, agua potable, electricidad y gas doméstico. g) Aumento anual en el mercado nacional, durante 3 años, de los precios de productos derivados del petróleo, con un primer aumento promedio del 100% en el precio de la gasolina. h) Aumento inicial de las tarifas del transporte público en un 30%. i) Congelación de cargos en la administración pública.

Dichos ajustes sorprendieron al pueblo venezolano que venía golpeado por el deterioro de la economía del gobierno de Caldera y desencantado y defraudado por C.A.P, ya que su oferta al pueblo fue justamente el retorno a la política del derroche y la dádiva, apenas 10 días después de la aplicación de las mismas salió a la calle a protestar, protestas que desembocaron en el fenómeno social y político denominado El Sacudón, que costó la vida a miles de venezolanos, mujeres, ancianos, adolescentes y niños asesinados por las balas del ejército y la policía.

Ahora bien. Ahora nos encontramos en una situación en la cual podríamos encontrar cierto parecido.

El Presidente Nicolás Maduro, si bien no explicitó con detalle los ajustes que haría de resultar reelegido para un segundo mandato sin embargo sugirió acabar con la guerra económica, estabilizar política, social y económicamente el país, pacificar al país, garantizar la justicia social y la protección al pueblo, escuchar al pueblo, incluir a las comunidades en la planificación de los procesos económicos entre otras cosas

Desde el momento de su elección el presidente Maduro ha configurado su agenda en la liberación de los detenidos por acciones de terrorismo, sabotaje y asesinatos al pueblo, reunirse con la asociación bancaria para escuchar sus propuestas, aprobar recursos solicitados por la CEV, conversar con el senador Bob Corker para negociar la liberación de ciudadano estadounidense detenido por terrorismo Joshua Holt; reunión con los empresarios.

No se han dado reuniones con los pequeños productores, comunidades urbanas organizadas, campesinos, obreros organizados, comunas, consejos comunales, consejos de trabajadores, pescadores, artesanos, pequeños productores.

Entre las medidas de carácter económico se han realizado el aumento en la tasa de interés en un 5%; incremento del cobro por transacciones bancarias, es decir, transferencias, uso de cajeros para solicitar estado de cuentas, uso de cajeros para solicitar dinero en efectivo; aumento de la tasa por servicios públicos ( trámites para obtener y renovar pasaportes, multas de tránsito terrestre, entrada a parques públicos); dolarización de turismo; privatización de las operaciones con remesas que ingresen al país, entre otras.

Se rumora el aumento del precio de la gasolina a precios internacionales.

Hasta ahora no se conocen propuestas para resolver el problema de la hiperinflación, escasez de alimentos, medicinas, artículos de uso personal, repuestos automotrices así como solucionar el problema de los precios de los mismos para permitir la adquisición por parte de la población, lo que constituye uno de los problemas fundamentales de la sociedad venezolana.

Estas acciones nos muestran la cara oculta del Paquete de Medidas que el gobierno está elaborando para "solucionar" la crisis económica, social y política del país. Por los momentos ha sido medidas de corte neoliberal que afectan al pueblo en general, máxime cuando la inflación aumenta diariamente en cuestión de horas y haciendo más difícil la adquisición los productos básicos y de uso diario.

Desde el punto de vista político nos muestra un escenario en el cual pareciera volver a repetirse el enroque de los miembros del gabinete, el atornillamiento de los militares en el gobierno y la incomunicación cara a cara con los sectores sociales.

Los días avanzan y todavía no se le ve el queso a la tostada. Mientras tanto el pueblo espera y la esperanza frustrada se vuelve decepción y la decepción se vuelve agresión cuando afecta directamente las necesidades básicas y prioritarias de la población.

En apenas 10 días, en el año 1989 el rio creció y se llevó media Venezuela. Ya van casi dos meses de la realización de las elecciones y el pueblo espera la propuesta concreta del gobierno así como las acciones para concretar dicha propuesta, mientras la crisis aumenta, el hambre aumenta, la inflación aumenta, la desesperación aumenta, la desesperación aumenta, la decepción aumenta y el descontento aumenta.

Ojalá el Presidente haga algo para que el rio no crezca, enfurezca y se salga de su cauce.

Hasta la victoria siempre. Venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1097 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a264859.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO