El futuro se decide en la ideología...¡Sí hay esperanzas!

Estamos en presencia de una feroz lucha por la conducción de la restauración capitalista, las diferentes corrientes en pugna afinan sus proyectos, sus tesis. Veamos.

El gobierno, ya lo hemos dicho, no presenta ningún plan concreto, su ley es la improvisación, y ya lo dice su ideólogo Ramonet, el pragmatismo. Tuvo la desfachatez de decir que presentarían sus planes luego de las elecciones, pero nada, la  montaña no parió ni un ratón.
 
Empero, por sus frutos los conoceréis. El gobierno es una versión populista del capitalismo que tiene como función desmontar en su primera fase al peligro Socialista. Esta primera fase tenía como
objetivo estimular las bases psicológicas del capitalismo, detonar los avances hacia la conciencia del deber social, de pertenencia a la sociedad base del Socialismo. Allí, en el alma, derrotar al Socialismo. Indudablemente, el gobierno ha obtenido éxitos en esta tarea, las emigraciones masivas son clara señal. Conseguido esto, el
camino estaba abierto a la restauración capitalista. Recordemos el dakazo, el carnet como "egoistogenos”, creadores de egoísmo, el deterioro de la estructura del  PSUV.

Ahora el gobierno, ya descarado socialdemócrata, intenta apartarse de loss símbolos del chavismo, ya lo hizo con la constitución, con el Plan
de la Patria, ahora arremete contra el rojo, la imagen de Chávez (ver el artículo de Rebelión
https://www.rebelion.org/noticia.php?id=238943 y el articulo de Ramonet).

Este populismo de base marginal no tiene plan económico de largo aliento, estratégico, y su fracaso es público y notorio.

Falcón no escondió su proyecto de capitalismo salvaje, su asesor es un economista estrella del capitalismo mundial (Rodríguez el hijo de Gumersindo). Propone privatización de todo lo que pueda ser privatizado, cero control sobre el capital, y nos oculta que ese plan requiere altas dosis de represión. No es difícil imaginar al país que propone, ya lo vivimos con la cuarta: bonanza para unos pocos y miseria material y espiritual para las grandes mayorías, anomia total.

Es un plan tosco que tiene como atractivo la participación del economista estrella. Ledezma, viuda de punto fijo, junto a Diego Arria y María Corina Machado y su movimiento “Soy Venezuela”
(http://www.venezuelaaldia.com/2018/03/12/antonio-ledezma-dio-conocer-la-agenda-del-movimiento-venezuela/) colocan sus esperanzas en una invasión extranjera que disfrazan con la excusa de ayuda humanitaria (como en Haití?). Demuestran de esta manera dos cosas: su debilidad y su entrega al capitalismo mundial. Este grupo es un colgajo de las oligarquías internacionales, su ideología es también francamente capitalista. 
 
Un planteamiento de la derecha muy serio es el que hace el IESA por vía de su Presidente Rossen. Toca el punto central de problema de la estabilización de la dominación capitalista. Habla de la reconstrucción ética: Tiene razón Gerver Torres cuando declara que “la reconstrucción no es volver a montar lo que teníamos antes”. Y más cuando añade que no puede limitarse a la infraestructura física o a la economía, sino a la reconstrucción ética, a la reconstrucción cultural, la de los tejidos
sociales, la de ciudadanía.

La burguesía sabe que el centro de la lucha es la ética, la cultura, los tejidos sociales, es decir, la conciencia del dominado, que la masa, la sociedad acepte la dominación como un hecho natural. 
 
La primera fase de la restauración era dinamitar la conciencia del deber social que crecía con Chávez, la próxima fase, y que no la puede concluir maduro, es la de instalar la conciencia de la disciplina del dominado, el orden burgués: el explotado resignado, el explotador con imagen de indispensable, la gran masa marginada, el engaño oculto.

Este proyecto alimenta al Frente Amplio Nacional, que recuerda aquellas reuniones en la Quinta Esmeralda, preludio del golpe de Abril.

Como se evidencia, los proyectos del capitalismo son contra los humildes, los campesinos, los obreros, ningún sector social puede esperar algo bueno de los planes de la minoría depredadora.

Es necesario, urgente, que el proyecto socialista supere la deformación, la satanización a que lo han sometido los antichavistas de gobierno y oposición. Este proyecto tiene el camino señalado en los objetivos Históricos del Plan de la Patria, que fue falsificado como uno de los primeros pasos de la restauración capitalista, y tiene su
eje central, su alma, en la consigna eminentemente chavista de “lucha contra la lógica del capital”. 
 
Hay esperanzas, ya comienzan a aparecer preocupados dirigentes chavistas pidiendo derecho de palabra en el congreso del PSUV, lo que vaticina discusión, crítica energizante . El chavismo se encuentra con su ideología, vuelve  al combate.
 
elaradoyelmar.blogspot.com / Canal de YouTube: El Arado y el Mar Radio

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1192 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a264668.htmlCd0NV CAC = Y co = US