Néstor Francia y “El gran Viraje”



Primera parte: el pueblo organizado ¿Para qué?

Néstor Francia no ha pensado en el socialismo, como alternativa al capitalismo, desde hace muchos años. Pero su razonamiento nos sirve para hacer el nuestros en defensa del socialismo.

“¿Qué hacemos, entonces, con esta realidad económica? Una opción del gusto de algunos sería la radicalización absoluta de la gestión económica, nacionalizando la banca y expropiando los grandes capitales, asumiendo el Estado todos los medios de producción y de distribución de mercancías y servicios ¿Es eso conveniente en las actuales condiciones del país? Yo creo que no, eso acentuaría hasta lo máximo los sufrimientos de pueblo y podría acabar con lo poco que hemos logrado en la defensa del presupuesto popular (¿?). Es simple: no hemos desarrollado ni remotamente lo suficiente la organización popular ni la economía social como para pensar que podemos sustituir completamente el sistema económico capitalista.”

Subrayamos lo que nos interesa. Lo primero que hay que decir es que la organización popular se desarrolla en el trabajo revolucionario y sobre objetivos revolucionarios. No se puede organizar a un grupo si no se sabe para qué, si no se tiene una meta clara, si no se traza una estrategia. Nacionalizar la banca privada es un objetivo estratégico socialista, nos obliga a la organización y a pensar, estimula la inteligencia estratégica y táctica. Hay que organizarse para hacerlo, no tener lista necesariamente una organización adecuada para nacionalizar la banca, hay que irla haciendo, nunca habrá una organización socialista acabada, hay que inventarla, la única condición para poderse organizar en el proceso es tener clara la estrategia, saber para qué se quiere hacerlo. Para cambiar un sistema, el cual tiene una finalidad, hay que construir otro sistema, que también debe tener otra finalidad.

La calidad y organización revolucionaria de los principales líderes de la revolución cubana se debe a sus prácticas y experiencias revolucionarias, el grupo se formó y organizó en y para la lucha, principalmente en la lucha moral, durante la guerra, la cual se prolongaría después en la organización de la sociedad, de la economía, etc.

El señor Francia descarta el socialismo porque lo mira como un sistema de organización de la sociedad que da origen o es el resultado de un cambio en las formas de producción, del cambio de propiedad de los medios de producción, de la economía, y para nosotros no es así. La organización de la sociedad socialista se hace en la medida que se resuelven los enigmas del socialismo. El “Inventamos o erramos” de Robinson sirve, pero para el que a dónde quiere llegar ¿Inventar y para qué? ¿Errar respecto a qué?

El fin humanista del socialismo manda sobre los medios, el fin no justifica los medios, y en eso, aunque parezca paradójico coincidimos con Maquiavelo, el cual redactó tantas teorías y constituciones para Estados nacionales como fines políticos o formas de gobierno imperaban en ellos. El fin del socialismo exige que sus “medios” contengan la criatura de la sociedad que queremos. El fin justifica los medios… siempre y cuando los últimos se adecuan al primero. Con esto concluimos esta primera parte.

Segunda parte: El Gran viraje que quiere Néstor Francia para Maduro

La propuesta de Francia se resume así “Mis propuestas para el gran viraje revolucionario se resumen en el siguiente axioma: capitalización de la economía, socialización de la política.” Nótese que le colocó el mismo nombre con el cual se vendió (publicitariamente) el modelo de Carlos Andrés Pérez “El Gran Viraje”. Esto no dista del “socialismo en lo social” de Maduro, solo que el presidente con picardía no completa la consigna con… “capitalismo en lo económico”. Francia solo busca congraciarse con el presidente después de que dijo que su victoria del 20 de Mayo había sido “pírrica”. Después de esto el presidente parece que se molestó, de ahí estas palabras, que para nosotros, solo alborotaron el avispero en su contra, descubriéndole Francia la jugada a Maduro.

Pero salgamos del chisme. El modelo de Francia y el de Maduro adolecen de unidad política estratégica, no son socialistas pero tampoco quieren ser capitalistas. Ese “cochipollo” de socialismo con capitalismo es lo que hace que la población, sin organización porque no tiene objetivos políticos claros, sin conciencia, sin fuerza, quede atrapado entre fuego cruzado: unos tratando de, y usando las palabras de Francia, “establecer un programa mínimo que atienda diversos intereses y alcance acuerdos equilibrados (casi que las mismas palabras usadas por Maduro) sobre márgenes de ganancias, costos de producción y precios, sistema cambiario, adjudicación de divisas, política de importaciones, salarios, distribución, inversiones extranjeras, papel de la economía social, etc.” es decir, presionar al capitalismo para que sea un capitalismo decente, y por el otro lado los capitalistas, presionando, a costa de exterminar la sociedad entera, si es preciso, para tener el control total de la renta petrolera, de las minas, de la economía y todos sus procesos etc. etc., y si es necesario del mismísimo poder político.

Francia les descubre el juego “…el establecimiento de una economía mixta, más o menos duradero, en las condiciones de un sistema económico capitalista que tienda a la regularización del mercado, la sostenibilidad de políticas sociales, la defensa de la soberanía y la colaboración de clases con acento en los intereses y el bienestar de las clases trabajadoras”, es decir, otro adeco copeyano más, queriendo vivir del clientelismo, a costa de promesas demagógicas, manipulando a las masas, chupando de la renta mediante la acción de la empresa privada nacional y foránea, que se la robará toda, la del petróleo y la de minería… Creo que nos excedimos con la interpretación de sus palabras, pero en esencia eso es lo que significan traducidas al castellano, en cristiano.

La sinceridad de Francia deja al descubierto la hipocresía de Maduro, a lo mejor esa no era su intención, pero así le salió su réplica a Maduro. El resto del discurso Francia es prescindible, se trata de floritura, giros periodísticos, cultura Wikipedia, que sirven para enmarcar su “Gran Viraje”, una especie de “golpe de timón” madurista, pero viejas palabras.

Marcos Luna 28/05/2018


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1627 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a264017.htmlCd0NV CAC = Y co = US