Frente de Trabajadores de la Enseñanza Samuel Robinson

La clave es que el Presidente Maduro gane las próximas elecciones y que el pueblo, los movimientos sociales y todas las organizaciones populares, tengan claras las demandas políticas que deben presentarle. No más agentes imperiales en el seno del gobierno.

Julio Escalona

El 20 de mayo y sus días posteriores son días favorables para concentrar todas las energías revolucionarias con el propósito de sacar a Venezuela de la lógica del capital. Se requeriría para ello un mínimo de unidad y coordinación entre las organizaciones socialistas revolucionarias y derrotar una vez más los intentos de la derecha de recuperar el poder y de otro lado desplazar de los puestos de mando a la quinta columna infiltrada en la Revolución. La tarea estratégica de esa gran insurrección político cultural sería echar las bases del Estado Comunal Socialista.

El paradigma económico social que el capitalismo le oferta a la humanidad no sirve ya de nada. El afán de ganancia que el capitalismo tiene en su código genético desarrolla un estilo de ciencia y tecnología que está imponiendo al ciudadano vivir la desgracia individualmente sin conectarla con la desgracia colectiva. El ciudadano de hoy se siente desorientado frente a una diversidad de fuerzas que no logra comprender como son el destrozo y correspondientes malestar climáticos, las guerras, la economía de mercado y el ciberespacio sin hablar de sus respectivos correlatos. No consigue orientarse en este mundo netword como lo define Manuel Castells o, en el mundo de líquidos que describe Zygmunt Bauman. A la especie sapiens sapiens le ha costado miles de años construir la sociedad (Harari) para poder sobrevivir. Ahora una parte de esa misma especie, devenida en plutocracia, en pocas décadas, que es lo mismo decir un parpadear, utilizando la naturaleza patológica del sistema capitalista está arrastrando a la humanidad a modelos de vida superados, pero esta vez con energía nuclear, internet y organismos geneticamentes modificados.

Pero hay otro aspecto que se mezcla con el anterior es la instalación del fascismo como forma recurrente de gobierno, que según Luís Navarrete, es la vanguardia extremista del capitalismo utilizada para sofocar a sangre y fuego la rebelión de los pobres. Estos regímenes utilizan el odio, el racismo, la xenofobia y el asesinato como método para eliminar a sus enemigos. Imponen el miedo para apagar cualquier gesto individual o colectivo de dignidad.

En este sentido, las y los docentes organizados en el Frente de Trabajadores de la Enseñanza Samuel Robinson y el Programa Robinsoniano de Estudios, libres, Abiertos y Avanzados le proponemos a todas las organizaciones y movimientos sociales que conforman el Bloque Histórico del Chavismo Popular prepararse para radicalizar la revolución construyendo el nuevo Estado Comunal Socialista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1952 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: