Campaña y resistencia

En este mismo espacio hemos dicho que la actual campaña electoral será la más difícil pues el presidente Nicolás Maduro opta por su reelección en un momento estelar de la historia de Venezuela y de su rol como dirigente político. Muchos desafíos le esperan entre éstos lo internacional.

El foco de atención mediático casi mundial sigue siendo Venezuela, pese a que otros países confrontan similares o peores situaciones.

En México, por ejemplo, que también va a elecciones presidenciales este año, al menos 80 políticos han sido asesinados desde el 8 de septiembre de 2017 y ya se dice que son los comicios más violentos jamás registrados en el país. El último candidato a alcalde asesinado fue Juan Carlos Andrade, el 16 de abril en una carretera de Jalisco. Murió tiroteado.

Días después otra noticia estremeció al mundo: Salomón Gastélum, de 25 años; Jesús Daniel Díaz, de 20 años y Marco Ávalos, de 20 años, estudiantes de cine, asesinados y disueltos sus cuerpos en ácido, se sumaron a la lista de 104 mil homicidios desde que comenzó el mandato de Enrique Peña Nieto, quien de manera obsesiva pide sanciones contra Venezuela pero es débil ante las amenazas y los desplantes de Donald Trump hacia su país.

En Argentina no cesan las marchas de docentes y trabajadores del metro, así como los reclamos de los panaderos por el alza de precios y los bajos salarios. Los panaderos repartieron cinco mil kilos de pan en su protesta por el incremento en el costo de la materia prima.

En Chile miles de estudiantes denunciaron que la educación superior sigue convertida en un negocio y que sus familias están endeudadas con la banca, a la que se ven obligados a acudir para educarse. Pero su presidente, Sebastián Piñera, y el de Argentina, Mauricio Macri, se reúnen para una buena cena y el tema favorito de conversación ¿cuál es? Venezuela y Nicolás Maduro…

En Ecuador el gobierno entreguista de Lenin Moreno se metió en la guerra colombiana. Han muerto ya siete personas, entre ellas tres periodistas que fueron secuestrados sin que se viera un accionar para liberarlos y preservar sus vidas. Moreno enfrenta dos plagios más y un problema de miles de desplazados por la violencia en la frontera norte colombo-ecuatoriana a raíz de la firma de los llamados Acuerdos de Pereira. Pero Juan Manuel Santos se hace el loco y lejos de responsabilizarse, afirma que Venezuela está a punto de "hacer implosión" mientras él sigue vendiendo una pretendida "paz" que más bien parece de los sepulcros.

En ese escenario, y bajo la amenaza de no ser reconocidos los resultados comiciales venezolanos, arrancó la campaña electoral de Maduro, esta vez despojado de la influencia de Hugo Chávez y con un perfil propio, pero también con mucho en contra.

No obstante, la gente cierra filas en una resistencia heroica, se organiza para aguantar la "pela" económica y lo más hermoso es la solidaridad, el espíritu de colaboración y el compañerismo que se ha desarrollado para conseguir productos más baratos y burlar a los comerciantes sin escrúpulos.

Así, con la bravura e ingenio del pueblo Caribe "que no se deja" y de Guaicaipuro, nos encaminamos, definitivamente, a una nueva e indiscutible victoria aunque, eso sí, después exigiremos rectificaciones, pero siempre en revolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 741 veces.



Luisana Colomine

Profesora de géneros periodísticos y periodismo de investigación en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Comunista.

 @LuisanaC16

Visite el perfil de Luisana Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: