La crisis del proceso

¿Alguien suponía en 1998 y después en el 2000/2002 que este proceso correría en paz? Ni un iluso, estaba dispuesto a construir escenarios sin estar claro que este proceso se confrontaría con otras fuerzas y otros proyectos políticos.

Hace mucho tiempo, se le echaba mano a la técnica de la matriz FODA para perfilar de una mejor manera los planes y proyectos. Ya están en usos otras técnicas, pero esta de la matriz FODA era muy utilizada para apoyar los procesos de planificación, porque en definitiva, la planificación tiene como su fuerte, armar mejor las decisiones que en mediano y largo plazo, permitieran el logro de los objetivos.

Se intentaba tener claro las fortalezas, se evaluaba las debilidades y se "pesaban" las amenazas y las oportunidades. Cada una de estas dimensiones (Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas), le correspondería sus respectivas estrategias. Por ejemplo, el 13-A se tuvo a la mano una gran oportunidad y la desaprovechamos, con la estrategia del perdón. ¿Perdonaran las fuerzas opuestas al proyecto? ¿Perdonaran un error? ¿Han perdonado una debilidad del proceso y de Venezuela?

El 13-A y días después, era el momento para un rotundo y efectivo contragolpe y salimos con el perdón y ese perdón lo edulcoramos con el diálogo que le permitió a la derecha montar su recuperación. Parte de su poder (Medios de comunicación, banca, distribuidores comerciales) quedó intacto. Imagínense que estoy en medio de una batalla y ganándola y el adversario me pide un "tiempito" `para descansar y se lo doy. Eso se hizo. Desaprovechamos la oportunidad y dimos el tiempo.

II

En la dinámica de este proceso de cambio que se inició en 1998, privo más bien la idea de vocear los objetivos: Nuevo modelo productivo, nueva ética, democracia protagónica y se pensó (supongo yo) que las estrategias andarían por si sola. Se abandonó el proceso de control de escenarios.

En estos días, tuve la oportunidad de leer un mensaje en un grupo WhatsApp donde participo más como observador, en el cual se hacía mención a una reunión que EEUU había sostenido con 15 países que le suministraba a Venezuela alimentos y medicamentos. Según la información, EEUU bajaba la orden de bloquear este intercambio. Por supuesto, si me remito al "hecho" y a la orden que bajó Estados Unidos, construyo una explicación "ad hoc", muy poco sistémica y peor contextualizada o muy descontextualizada. Si tomo el hecho así, es fácil quedarme con una explicación donde le cargo la culpa a los EEUU o ubico al imperialismo, como causa de esta situación. ¿Debía esperar una acción distinta a la que EEUU y la derecha ha venido tomando y va a tomar? ¿Lo que hicimos o dejamos de hacer no carga nada a la crisis?

La fuerza que saca el contrario, responde o tiene que ver con una amenaza que no traté en su momento o en los momentos y una oportunidad que no aproveche. Si muevo una pieza mal en el tablero de ajedrez y mi adversario sabe jugar y está jugando, me cobrará esa mala jugada.

Se nos olvidó desde el principio, que en las sociedades y menos en capitalista, ningún proceso de cambio acontece en paz o sin que los oponentes de un proyecto no hagan su juego. Esto tan elemental se no quedó fuera de las estrategias.

El mensaje a que hice alusión anteriormente, planteaba que 7 de cada 10 medicamentos importados vienen de esos países que están cuadrados con Estado Unidos. ¿Qué dice esto? Muy sencillo, EEUU se aprovecha (con una fortaleza) de una debilidad nuestra a la cual no le préstamos atención. ¿Esperábamos que no lo hiciera? En relación con los alimentos; el mensaje en cuestión informaba, que el 33% provienen de EEUU, 16% de Argentina, 14% de Brasil, 12% de Canadá, 3% de México y 1% de Chile. Igual; la derecha y su sistema (con una fortaleza) mete el dedo en una debilidad que no le prestamos atención.

Fue una oportunidad para el proceso, tener por un período importante, el precio del petróleo a 100$ y más. Era una fortaleza PDVSA y tener mucho petróleo también lo era, pero la derecha se metió en la PDVSA y actuó como tenía que hacerlo e hizo lo que tenía que hacer para el desplome de los precios del petróleo. PDVSA hoy está en muy mala situación, porque se "omitió" igualmente un estricto control de escenarios. Por no disponer de un estricto control de escenario, el gobierno se dio cuenta después, que el petróleo no era petróleo sino agua, a las refinerías no llegaba el petróleo suficiente, bajó la producción y la fortaleza que era PDVSA se está quedando sin técnicos. Entregamos la reina. La derecha intervino porque se aprovechó una oportunidad y para profundizar una debilidad que había en Venezuela y que no fue atendida con la exigencia del caso.

Dirigir una revolución no supone desplegar una receta, reclama mucha habilidad, moral y ética. La cultura del facilismo la dejamos intacta y muchos se metieron una sobresosis de esa cultura. Esa debilidad se le dio afectos y se nos convirtuó en una tremenda amenaza.

El imperialismo con sus aparatos políticos de derechos (gobiernos, ONG, OEA, ONU) ha hecho su trabajo y la revolución con una propuesta, no ha sido persistente o consecuente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 663 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a262144.htmlCd0NV CAC = Y co = US