La corporación Camaro, C.A., los dueños de Venezuela

Vivir o sobrevivir en Venezuela se ha convertido en una Odisea, es la triste y lastimosa verdad del país, el hambre y la miseria son reales, no es ficticia ni son inventos de los que no militan en el partido de gobierno. Tal vez un fanático idiotizado por Venezolana de Televisión u otros medios de comunicaciones públicos, niegue la funesta realidad. Los padres de familia hacen milagros para llevar el sustento al hogar.

Esta desgracia se ha acentuado en los últimos años y no hay la intención de los protagonistas de cambiar el desastre que vivimos más tienen el interés de profundizarlo. Llegamos a la crisis humanitaria. La insensibilidad humana y social, el irrespeto de los gobernantes, hace difícil la situación que cada día se torna más grave, Este gobierno excluyente solo ha aumentado los niveles de pobreza si los comparamos con los mellizos de la cuarta república. Ahora el hambre se siente en todos los estratos de la sociedad, solo la elite gobernante y los oligarcas no sufren estas vicisitudes.

Actualmente hay un soborno a la población ideológicamente adversa al régimen, aunque moralmente débil, porque la dinámica destructiva puesta en marcha por la Corporación CAMARO es la de tener un venezolano sumiso, obediente, temeroso y cobarde para este fin se valen de la violencia de grupos paramilitares llámense pranatos, colectivos y patriotas cooperantes. Además han instrumentado mecanismos para controlar gran parte de la población, usando como herramienta el Carnet de la Patria para chantajear con los alimentos, medicinas y limosnas sociales que llegan como bonos, los cuales son usados como coacción para los procesos electorales.

Nuestra existencia se consume en las eternas colas, la búsqueda de los escasos alimentos en los supermercados con altos precios, tenemos la hiperinflación más alta del planeta, los artículos de primera necesidad aumentan entre 80 y 100% mensual, en este enorme ghetto que es Venezuela deambulamos como zombies. El Hambre se siente. Este peregrinar no es solamente en la caza de alimentos, también medicinas, efectivo, gas doméstico, agua potable. La mayoría de los servicios públicos no funcionan. Aunque usted no lo crea Venezuela es el único país del mundo donde se vende el efectivo con interés de 150%. Este es un gran negocio de los (Bachaqueros) los cuales conforman la Generación de Oro de la Revolución conjuntamente con los Pranes, Colectivos y patriotas cooperantes, son los hombres nuevos. Asimismo los productos de cesta alimentaria tienen dos precios, uno menor con efectivo y más costoso con la tarjeta de débito, todo estos problemas con generados por la errada política económica y monetaria del gobierno, igualmente todos estos negocios vienen actuando las mafias que operan a lo largo del país y donde los protagonistas son la unión militar-cívica. Otra calamidad es el transporte público, se ha perdido el parque automotor por la equivocada política gubernamental en la materia. Los venezolanos en las rutas urbanas y suburbanas tienen que viajar en jaulas ganaderas y camiones. Otra humillación a las que no someten la Corporación CAMARO, este asunto del transporte es tema para otro artículo.

En estos primeros meses del año, son días aciagos, el hambre, la miseria se han acentuado, el bolívar ha perdido su valor adquisitivo. Se necesitan varios salarios mínimos para alimentarse y Maduro, Cabello y los Rodríguez creen que los venezolanos vivimos felices con el miserable salario que cobramos 15 y 30 de cada mes, el salario mínimo en 392.646,46 bolívares y la cesta ticket de 915 mil bolívares. Los dueños de Venezuela tal vez ignoran que si la inflación es superior a la tasa de crecimiento de los ingresos, los trabajadores adquieren menos bienes. Si los ingresos y los precios crecen en la misma proporción, el poder adquisitivo se mantiene igual. Si los ingresos aumentan más que la inflación, el poder de compra sube. El bolívar de hoy no tiene el mismo valor que el de ayer y solo pueden compararse tras ajustarlos según la subida de precios. Según datos verificables a través del BCV, Desde enero de 1998, el salario mínimo nominal ha crecido un 674.347,17%. En el mismo período, la inflación acumulada es de 3.448.587,28%.

Vemos los precios del 14 de abril en Venezuela, Un kilo de pollo en 600.000 Bs. Un kilo de carne pulpa negra 950.000 Bs. Un cartón de huevos en 600.000 Bs, Un Plátano 40.000 Bs. Queso blanco 800.000 Bs. 1 kilogramo de leche en polvo 1600 bolívares. 1 litro de aceite 600,000 bolívares, ahora comer es un lujo, solo los dueños de Venezuela y los lacayos comen bien y visten a la moda, en las fotos se ven ostentando, además de gordo y barrigones. No es solo los elevados precios .de los alimentos, al igual que el precio de los artículos de aseo personal, la ropa y el calzado, en los próximos meses el venezolano comenzara a vestir harapos o crearan un organismos que entreguen uniformes solo a los militantes del régimen

Decir estas verdades a través de Aporrea, se reciben comentarios diversos, en mi caso el 90% de estos son positivos, pero los fanáticos Maduristas insultan, descalifican y tratan de justificar lo indefendible. Nunca faltan los epítetos de apátridas, gusanos, pitiyanki, escuálidos etc., lo que aprenden de sus amos lo repiten como cotorras. No tienen argumentos porque carecen de un pensamiento ideológico, son copeyanos y adecos ahora convertidos en revolucionarios y se rasgan la investidura y se dicen puro, son sociolistos auténticos y su proceso es la robolución. Nunca asumen la responsabilidad de su incapacidad e ineficacia, porque siempre están manipulando y engañando con las mentiras, justificando la corrupción y su deficiencia en el manejo de las políticas públicas.

La mentira y la manipulación es constante, un ejemplo la corrupción de Odebrecht, obras pagadas hasta tres veces como la Central Hidroeléctrica Manuel Piar (represa de Tocoma), su no terminación de la obra es la que está contribuyendo a la crisis eléctrica actual, en el 2017 anunciaron que se iniciaban las obras inconclusas, otra vez en marzo 2018 anuncian otra vez el inicio o terminación de esas obras. Igual al Hospital General de San Félix Estado Bolívar, colocada su primera piedra en el año 2014, hay en el 2018 no han pegado ni un bloque y nuevamente anuncian la construcción en plena campaña electoral, vuelven las falsas promesas.

Siempre le huyen al debate, la discusión y la autocrítica. Es decir estos que ellos autonombran revolución y socialismo, donde la práctica común de los altos funcionarios del gobierno es la corrupción, los dirigentes viven un estilo de vida igual que los oligarcas y la pequeña burguesía, el noble y sufrido pueblo haciendo colas para la compra de medicinas, alimentos, servicios, etc., este pueblo noble y domesticado a través de las bolsas y cajas del CLAP, cuando un sector de la población trata de levantar la voz de protestas es controlado por los colectivos, pranes y guardia nacional bolivariana y los paramilitares de la policía nacional bolivariana, su norte es sembrar el terror para que el pueblo sienta el miedo y que las elites que lo ejercen el poder se respetan. Superaron a sus mentores adecos y copeyanos, es decir genéticamente nacieron con más maldad y perversidad que sus antepasados puntofijista.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2627 veces.



Juan Linares Ruiz

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Linares Ruiz

Juan Linares Ruiz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a262026.htmlCd0NV CAC = Y co = US