Mi palabra

Los 55 blanqueadores


BLANQUEO: Delito consistente en adquirir
o comerciar con bienes,
particularmente dinero,
procedentes de la comisión de un delito grave.
Definición del DRAE


El ataque perverso, y virulento a través de los grandes medios de comunicación no sé detiene, por el contrario, se intensifica a medida que el gobierno nacional va creando los mecanismos de defensa, y toma iniciativas económicas para frenar el bloqueo, impuesto desde los Estados Unidos, por la administración de Donald Trump. Parece que la creación del “Petro”, ha terminado de ofuscar a varios gobernantes de la disciplinada jauría en contra de Venezuela, al salir con una nueva “comicidad” política, y en el fondo tiene mucha ingenuidad; por algo el genial “Kotepa” Delgado, iniciaba sus escritos, con una expresión para no olvidar: ¡Escribe que algo queda! En el caso, en el cual me estoy refiriendo, por la falsedad, mediocridad, y lo escueto de la información, sirve para pescar a muchos incautos, muy poco dados a profundizar en la enmarañada red de las comunicaciones.

El pasado 30, apareció, una noticia, muy corta, y sencilla, pero cargada de veneno como mandada a lanzar en una avioneta para despertar curiosidad, y así, cualquiera persona ávida de información en contra del gobierno la leyera; por suerte a simple vista se le notaba toda la mala intención, y por supuesto contrariamente al propósito de los autores, no agarró vuelo, y prácticamente se quedó en el aire, vagando en el espacio, para llevársela el viento, y no es raro que aterrizará de donde partió, frustrando a más de uno.

En esta guerra de la comunicación, no podemos olvidar las grandes enseñanzas del Comandante Fidel Castro, cuando en un memorable discurso pronunciado en 1992, nos dejó esta reflexión: “Argumentos tenemos millones para defendernos; el capitalismo es indefendible, el imperialismo es indefendible; el socialismo, cualesquiera que sean los errores que puedan cometer los hombres —y no habrá ninguna obra humana en que los hombres no cometan errores—, es lo más noble, lo más justo y lo más digno que se pueda llevar a cabo."

Nadie, que llevé en la mente el amor a la patria, puede dejar pasar la noticia lanzada a los cuatro vientos, contra la dirección del gobierno venezolano. Se dejaron de andar por las ramas, para presentar una lista en orden alfabético, facilitándole la lectura a todo aquel interesado en conocer a los señalados por el imperialismo, a través de un títere: el gobierno panameño. El argumento para acusar a los señalados es la siguiente: “Las personas que se encuentran en la lista de Panamá son consideradas de alto riesgo en materia de blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva”. Algo parecido al decreto de Barack Obama, solamente un juego de palabras.

Es decir, que todo lo destruido por auténticos terroristas; los corruptos defendiéndose con libretos repetidos, más los traficantes de capitales para países con gobiernos–Panamá–totalmente entregados a los Estados Unidos, no los tocan, ni siquiera, cuando los invitan a bailar; con toda razón en una oportunidad el ex presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt, dijo lo siguiente: “Puede ser que Somoza sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta” Se refería en esa oportunidad a uno de los dictadores más sanguinarios de nuestra América, al cual apoyaban: Anastasio Somoza García “Tacho” . Algo parecido está sucediendo en estos momentos, cuando para ellos no cuentan: Borges, María Corina, Antonio Ledezma, Freddy Guevara, Capriles Radonsky entre otros, que van y vienen pidiendo sanciones contra nuestro país, para de esta manera ahogar al pueblo venezolano.

Es muy fácil darse cuenta de que pata cojea la mesa; por eso los laboratorios mediáticos no van a parar en vomitar su odio, para de esa manera tratar de frenar cualquier intento de cambio. A nadie debe sorprender los largos artículos–defendiéndose–del ingeniero mecánico Rafael Ramírez, en sus intentos de presentar al valiente Nicolás Maduro, como un judas; ni a la fugitiva Luisa Ortega Díaz, quien atizó las guarimbas, para irse a denigrar a cada momento del gobierno, y sus funcionarios. Por eso voy a repetir una expresión atribuida a Jesús de Nazaret: ¡Quien tenga ojos, que vea! Porque siempre cargo en la mente un pensamiento de Rabindranath Tagore: “¿Acaso la verdad no tiene más valor, que todas las palabras falsas juntas?”.

Narciso Torrealba Narciso_t_26@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 803 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a261267.htmlCd0NV CAC = Y co = US