Quinto malo

¿Estamos en cuenta regresiva?

Pareciera, pero no esperemos para confirmarlo sino que trabajemos para detenerla y vencer.

Toda la semana Santa la pasé visitando «setenta veces siete» (como lo dice la Biblia, el libro sagrado de los cristianos) los cajeros automáticos en busca de los 10 mil bolívares en efectivo que cotidianamente tengo la opción de reiterar, pero que no lo consigo desde el miércoles 21 de marzo, porque ninguno de eso;) dispensadores de billetes ha sido recargado.

Ese es el indicio de que andamos en una cuenta regresiva, planificada desde los centros financieros del imperialismo y sus conexiones con sus mafias aliadas que, desde el narcotráfico, operan para el lavado de dinero, la legitimación de capitales provenientes de la droga y el fortalecimiento del mayor centro de producción de cocaína y otros estupefacientes, que es Colombia , bajo supervisión de los capos Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos.

No soy «pájaro de mal agüero» y jamás me he especializado en actuar como «profeta del desastre», tal como decía un pítnico y refranesco presidente que gobernó a Venezuela en período puntofijista.

Soy un vigilante de las señales y movimientos del enemigo, porque andamos en la indetenible tarea de defender nuestra Revolución Bolivariana y Chavista, a nuestra Patria y su soberanía.

Es evidente que la guerra económica contra el pueblo venezolano contempla los ataques desde el sector financiero y bancario, llegando a utilizar agentes infiltrados dentro de la misma banca pública, en calidad de neutralizados o de «tontos útiles».

Las diversas expresiones de ataques contra nuestra productividad, la distribución alimentaria y de medicamentos, así como el consumo de los mismos, mantiene arrinconado al pueblo venezolano, pese a las medidas y paliativos gubernamentales a través de las misiones, la estabilidad laboral, la escala móvil de salarios y las compensaciones con bonos de «guerra», además de la protección pensionaria del 100 por ciento de nuestros adultos mayores.

Pero la desaparición del circulante ha agravado el cuadro de bloqueo económico imperialista contra Venezuela y también ha acentuado las dificultades de movilidad en un transporte público que, hasta hoy, no se puede cancelar sino con efectivo en las manos.

Se reinicia una semana laboral que estará caracterizada por la poca movilidad y ausentismo, ante la carencia de dinero efectivo y la imposibilidad de conseguirlo a través de la banca Nacional.

En fin, pareciera que estamos ante una verdadera cuenta regresiva para que el imperialismo, sus agentes y lacayos se abran paso en la ejecución de su tenebrosa, sanguinaria y depredadora «ayuda humanitaria», que ofrecen para el país que decidió abrirse paso hacia el socialismo, con la Revolución Bolivariana y Chavista.

El presidente y comandante en Jefe, Nicolás Maduro ha dejado constancia de «no dar descanso a su brazo», pero el pueblo espera mayor contundencia en las acciones de resistencia y contraofensiva, antes de que sea demasiado tarde.

La cuenta regresiva ha comenzado. No hay dudas. Pero se debe detener y este pueblo soldado y patriota, está listo para hacerlo ¡Mande Comandante!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 755 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a261262.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO