Saludable postura revolucionaria la del PCV

El Partido Comunista de Venezuela de Venezuela y Patria Para Todos y Todas, han venido dando cátedra a quienes mal utilizando el nombre de nuestro Comandante Hugo Chávez, se han auto tildado de Chavistas y "críticos". Por fortuna, los hechos se han encargado de arrimarlos al sitio donde deben estar y como falsos profetas, hoy se arrinconan en las pocas butacas que les colocaron para que formaran parte del show que representó la presentación a la "sociedad civil" del auto denominado Frente Amplio Venezuela Libre, otrora MUD. Quienes de alguna u otra forma participaron del gobierno del Comandante Chávez, tuvieron su canal de participación para que se incorporaran a esa farsa, en cuya composición están los mismos rostros fracasados de la derecha golpista y fascista, que pasea por el mundo solicitando sanciones y bloqueos imperialistas contra la patria de Bolívar y Chávez, mientras habla de "libertad" y exige "democracia". El dichoso "frente amplio", cumple a una exigencia que le hiciera a la dirigencia de la extinta MUD, el falso positivo del J.J. Rendón. Con ello, pretenden refrescar esa oposición y darle nuevos bríos. El llamado "chavismo crítico", ocupa un espacio predominante en esa estrategia discursiva a presentar al pueblo venezolano, y engañarlo sobre el falso supuesto de que el camarada Nicolás y Diosdado se han deslindado del legado del Comandante Chávez y le han traicionado. Parte de esa estrategia, fue empleada en la presidencial de 2013, y los resultados pudimos apreciarlo en la estrecha brecha entre Nicolás y el Capriles. Lo cierto es, pues, que resucitan aquella estrategia a manera de presentar que el actual conflicto no es del chavismo contra la derecha fascista y golpista, sino entre los propios chavistas. Con ello, intentan conseguir lo que no han logrado en estos últimos cinco años: dividir las fuerzas chavistas. En fin, no lo conseguirán, ese es nuestro pronóstico.

Estimamos, que tanto el PPT como el PCV, a quienes desde esas fuerzas retrógradas se le hicieron querentoñas sobre todo a partir del proceso electoral municipal, en que decidieron lanzar candidaturas propias para oponerlas a las del PSUV y demás fuerzas del Polo de la Patria, ya que ambos partidos no supieron comprender la necesidad de resguardar los objetivos estratégicos por sobre los tácticos, la necesaria Unidad de las fuerza patrióticas contra el imperialismo y sus agentes en territorio nacional. No obstante, fue el propio pueblo quien les dio una enseñanza ejemplarizante con sus votos, relegando a un cuarto lugar al candidato de ambas fuerzas. Pero, tuvo resultados positivos el alerta popular sobre ambas fuerzas patrióticas, que al presentarse la campaña presidencial no tuvieron duda alguna sobre qué terreno y espacio ocupar en la batalla contra el imperialismo, es así que ambas fuerzas, PPT y PCV, se decidieron unir a las fuerzas de la Patria para combatir contra el imperialismo y sus agentes del Frente Amplio Venezuela Libre, otrora MUD.

El apoyo estratégico a la candidatura del camarada Nicolás Maduro, no necesariamente exige liquidar la libertad de acción y decisión sobre otros asuntos de la realidad nacional. Quien crea que debe ser así, estaría jugando un triste papel y sentenciando la Revolución Bolivariana a su sepultura en nombre del silencio cómplice. Chávez, nunca en vida, creyó que ese fuese el camino de un revolucionario o revolucionaria. Siempre creyó en la crítica y la autocrítica, como mecanismos de superación y crecimiento de nuestra Revolución. Por ello, pugnaba en espacios revolucionarios para abrir esos debates, y encontrar mecanismos de superación de las dificultades. El PCV y el PPT son organizaciones revolucionarias, por ende, críticas. Cuando han observado desviaciones principistas del Proyecto Bolivariano, han alertado y prendido las alarmas. Distinta, esa actitud sana y completamente revolucionaria, de quienes llamándose "chavistas críticos", por lo general, siempre coincidieron con las críticas de la derecha imperialista, tanto, que hoy comparten filas militantes.

Recientemente, el PCV abre un sano debate sobre la actuación del ministro de energía eléctrica Motta Domínguez que, en lo personal compartimos. El Comandante Hugo Chávez, siempre enfatizaba en que esa endemoniada oposición tenía como única tarea, sabotear la vida nacional, la paz de la República, y que el Gobierno Revolucionario que él presidía tenía como misión impedírselo, derrotar todas sus tentativas de saboteo de la paz nacional o como menos minimizar los efectos de sus perversiones. Es la misma actitud del camarada Nicolás, cuando le ordena al ministro Motta, a finales del año 2017, que elabore y ponga en ejecución un Plan de Seguridad Integral de todo el Sistema Eléctrico Nacional para evitar los continuos ataques terroristas que se han dado contra sus instalaciones. No obstante, esa orden cayó en oídos sordos y dichos ataques continuaron inclementemente contra el Sistema Eléctrico Nacional, cuyas consecuencias y efectos perversos las padece el propio pueblo, al quedarse sin servicio eléctrico o peor aún, en pérdidas de equipos eléctricos dañados como especie de daño colateral. En definitiva, la misión que estableciera el Comandante Chávez al Gobierno Revolucionario de evitar o prevenir los ataques imperialistas no se ha cumplido, peor aún, al lado de los ataques imperialistas han surgido la improvisación y el incumplimiento con los trabajadores y trabajadoras de Corpoelec, quienes se quejan por la falta de herramientas, equipos e incluso algo tan elemental y sagrado como lo es el vestuario de seguridad para atender las emergencias, provocadas por el saboteo imperialista contra el SEN. En definitiva, la gestión de Motta se ha convertido en un cóctel explosivo que, de continuar al frente de la empresa, la misma va implosionar por conflictos laborales. De allí, que somos parte de quienes consideran que la salida de Motta, y el actual cuerpo directivo de Corpoelec, forman parte de la solución que demanda la recuperación de Soberanía Nacional sobre el SEN. Lo cual, estimamos, debe ir acompañado de un profundo proceso de reestructuración estructural de esa empresa estratégica nacional. La base para la construcción del socialismo, decía Lenin, es "electricidad más soviets". Cuánto, se ha avanzado en Corpoelec para consustanciar a sus trabajadores y trabajadoras con la gestión de la empresa?

Si hemos llevado electricidad a Centroamérica y el Caribe, corrigiendo sus deficiencias en esa materia, por qué en Venezuela hemos permitido que el imperialismo y sus agentes destruyan nuestro Sistema Eléctrico, y saboteen su funcionamiento óptimo? Más que obvio, sus actuales cuadros de dirección no han estado a la altura de las circunstancias, y no han dado respuestas eficientes al ataque sistemático contra el SEN. Cuyo propósito, ha sido anunciado, incluso por el propio Comandante del Comando Sur imperialista, Almirante Kur Tidd, cada vez que manifiesta preocupación por "temas como la escasez de agua, de alimentos y de electricidad, teniendo este último aspecto un carácter grave para el gobierno" (Operación Venezuela Freedom-2). Hoy, reclamamos al camarada Nicolás, y en ello nos unimos a la propuesta de los camaradas del PCV, de hacer un evaluación de la gestión de la actual Junta Directiva de Corpoelec, y proceder –en consecuencia- a hacer los cambios necesarios para reordenar y colocar dicha empresa a punto de las grandes exigencias que reclama la construcción del Socialismo Bolivariano, para luego es tarde…

Caracas, 18-03-2018

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 961 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a260753.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO