Mi palabra

¿A dónde va la negra, con ese culipandeo?

"La ambición nunca queda satisfecha"

Juan de Lebrune

Un amigo, amante del béisbol, fanático del Caracas, hasta más no poder, en cierta ocasión se me acercó con una sonrisa muy tímida, resignado, buscando justificación al fracaso de su equipo, con una chanza: "Nos eliminaron porque el equipo, no consiguió un refuerzo con las características de la "negra" Antonia". Las palabras de este compañero, me produjeron risas, y sorpresa, pero no llegué a profundizar por la expresión en ese momento; luego de ver a esta mujer de frente, me di cuenta, que en algo tiene razón, porque es la típica representante de los habitantes de la región barloventeña: fuerte, alta, corpulenta, pero sin ningún rastro en el rostro de la grave crisis del país, lo que han dado en llamar la "dieta" de Maduro. Se ha mantenido viviendo del "pasado", lanzando dardos envenenados en contra del gobierno, sin tocar los ataques de la oposición, que poco les importa la suerte de las mujeres de su tierra, quienes enfrentan la situación con dignidad, y con la esperanza de superarla en medio de las grandes dificultades.

Hay, un adagio muy popular, caballeroso, y respetuoso hacia las féminas: "A la mujer ni con el pétalo de un rosa". Siempre lo tengo en la mente, porque soy un fiel defensor de las mujeres, por su abnegación y espíritu de lucha; pero en este caso, voy a profundizar sobre la actitud de una dama, el cual estuvo dirigiendo al estado Portuguesa, en dos períodos consecutivos ¡8 años! y ahora sale culipandeando, dando la ligera impresión, que acaba de llegar del exterior, y no recuerda que fue gobernadora. Sus últimas declaraciones empiezan a parecerse a otros ex funcionarios del gobierno, que, por sus condiciones de clase, y ambiciones, tienen un punto marcado en el camino para devolver, pero antes buscan todos los argumentos necesarios para meter el frenazo, y tratar de engañar a los que han confiado en ellos.

La indisciplina partidista, es una mala consejera en cualquier militante, y algo de esta cualidad tan negativa tiene esta profesora; lo demostró en la última escogencia del candidato del PSUV para las elecciones a gobernadores. Al no ver su nombre entre los señalados, empezó a buscar vías, y caminos para presentarse como candidata, y de hecho lo hizo, solo que al final, privó la cordura, al entender que ir por su cuenta era un verdadero "suicidio", y solamente la esperaba hacer el ridículo; retiró la candidatura, pero quedaron las muestras del mal ejemplo en las calles ¡La negra si va! Al final no sabemos, si votó; eso quedó en su conciencia, y en la parte subjetiva de cada quien, manda la misma persona.

Esa muestra de rebeldía, y a la vez de frustración al no ser la candidata, lo está drenando, buscándole pelos a la sopa, así, el cocinero sea calvo, olvidando que estamos viviendo en una auténtica guerra comunicacional, y fueron muchas las denuncias de corrupción durante su gestión, y hasta un caballo de coleo, de un costo millonario, salió a galopar en su contra, sin ninguna prueba en la mano, pero quedó el veneno regado en todo el estado, haciendo el daño que los opositores buscaban.

Las últimas apariciones de la profesora Antonia Muñoz, vienen acompañadas de argumentos, prácticamente copiados de la derecha, casi de manera textual. A un ejemplo muy sencillo me remito: para nadie es un secreto la ayuda del gobierno a través de unos bonos, el cual se esfuman como pompas de jabón, porque la inflación se los traga, con tanta voracidad, que al final parece que no existieran, pero es una ayuda, y salen de la buena intención del Presidente Nicolás Maduro, para tratar de paliar la grave situación de los venezolanos. La profesora, ha agarrado esto, como un argumento para atacar el proceso venezolano, sin decir nada de "dólar today", y el bloqueo del imperio.

En la parte económica, puede conseguir algo de comprensión por parte de sus camaradas; todos están sintiendo el chaparrón por igual, pero en lo político se va estrellar con una férrea oposición de los patriotas amantes de este país. A nadie va engañar, al no atacar a los enemigos del país: Donald Trump, el imperialismo norteamericano, y la oposición venezolana, así, vengan disfrazados de caperucita roja. Contrariamente a esto ha enfilado las baterías contra el Presidente Nicolás Maduro, y los que no aceptaron su indisciplina. La ambición, la vanidad, y la autosuficiencia, retoña, pero no crece. Nadie se opone a la crítica, pero a la mala intención, tenemos el deber de combatir, así, como tenemos un compromiso ineludible de hacerle frente a los eternos enemigos del pueblo, que, por ahora, están aplaudiendo su actitud, y se tapan la boca, para que no les vean las risotadas de oreja a oreja.





 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 953 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a260570.htmlCd0NV CAC = Y co = US