Del Petro a la MUD y de PDVSA al PSUV

-I-

La novedad del lanzamiento de la cripto moneda venezolana denominada PETRO, con respaldo físico mediante la garantía de las enormes reservas petroleras existentes en la Faja del Orinoco Hugo Chávez Frías, ha suscitado inquietudes y expectativas. Yo creo que el Petro puede contribuir a aliviar la actual depresión económica del país, si se emplean sus ingresos en divisas extranjeras para atacar la hambruna y pobreza crítica de nuestra población, y se atiende, con la urgencia debida, las graves fallas del sector salud y la escasez de medicamentos.

Otro aspecto que requiere atención urgente se relaciona con todo el parque automotor de Venezuela: aceite, baterías, cauchos y repuestos. El país se mueve sobre ruedas, y no disponemos de un sistema ferroviario alterno que subsane las demandas de transporte urbano, suburbano y de carga.

El Petro, igualmente, puede convertirse en herramienta de enriquecimiento de ciertos aprovechadores, sin que ello represente beneficio alguno para el país. Por ejemplo, en la isla de Margarita ya existen las máquinas clandestinas para la compra-venta de criptomonedas, generándole a sus propietarios una ganancia diaria de hasta treinta dólares. Estas máquinas suponen un altísimo consumo de electricidad y necesitan de un servicio de internet eficiente, seguro y rápido, con suficiente capacidad para sostener la plataforma de las criptomonedas y realizar durante las 24 horas los correspondientes ciframientos y codificaciones. En concreto, ¿qué beneficios dejarán al país los nuevos cripto empresarios? ¿Ninguno?

-II-

La Mesa de la Unidad Democrática funciona como una macolla de víboras, como un órgano al servicio de la CIA, la NSA o algo así, y no como un partido político. El cognomento de "dictadura", para etiquetar al actual gobierno, se ha desgastado del mismo modo que Henry Ramos Allud, desde la presidencia de la Asamblea Nacional, desgastó el cognomento de "régimen".

La incapacidad de la MUD para organizarse coherentemente, afinar principios comunes –si acaso tienen tales—, superar diferencias internas, moderar sus ambiciones personales, corregir los excesos de su patrón de violencia física y psicológica con que confrontan las políticas de Estado de Maduro y su equipo; ha devenido en un corral de chivos, gatos y perros, cuya algarabía no alcanza ya para motivar la voluntad de voto de sus seguidores.

Si se le pregunta a la población: ¿Usted está dispuesto a votar en contra del gobierno?, la respuesta afirmativa frustra a unos electores virtuales que exigen de la oposición un candidato inteligente, moderado, honesto y patriota. Como se infiere, la oposición adolece de ese candidato utópico o imaginario.

Los precandidatos que han surgido han ido muriendo antes de nacer. Ni siquiera Henry Falcón es garantía de nada. De nada valen candidatos bocones y envalentonados si lo sustancial, el país, no figura en su discurso e intención de mando. Estos personajes arrogantes, prepotentes, ególatras, rencorosos, ofensivos, déspotas y sin arraigo popular sólo terminan por convertirse en héroes de la tv comercial, de la farándula opositora y de una clase social pudiente ávida de echarle manos a la riqueza de nuestros recursos naturales para mantener privilegios en el exterior. La Mud sigue sin trabajar por el país sufrido, ahogado, hambreado y agonizante, y eso representa su absoluta derrota.

-III-

La corporación petrolera venezolana PDVSA agoniza en su más profunda penuria operativa y financiera. Tal vez el actual cerco financiero coordinado por los EE.UU y la Unión Europea constituya una razón de ello, pero me inclino más a creer que su actual debacle e inoperatividad se sustenta en la corrupción administrativa que la ha diezmado; y la incapacidad gerencial y de políticas de Estado honestas y transparentes para salvaguardar su patrimonio.

El actual Fiscal General de la República, poeta Tarek William Saab ha destapado la olla podrida, pero mucho antes de eso, hemos denunciado la corrupción en Pdvsa. En Petrocedeño, por ejemplo, se suscriben jugosos contratos con familiares de gerentes medios y altos gerentes, pese a la actuación del fiscal. Es decir, los corruptos de Pdvsa no le tienen miedo a nadie. ¿Cómo se explica que desde Pariaguán se despachen tres mil servicios de comidas o viandas hacia los taladros parados y sin trabajadores activos, quienes "desayunan, almuerzan y cenan" en San Diego de Cabrutica y Zuata? Esas comidas las facturan bien facturadas para efecto del cobro de las mismas, pero en realidad las botan y desaparecen. Eso se llama corrupción. Los comensales invisibles son fantasmas vivientes de la corrupción y en ese juego macabro intervienen diversos actores.

Los trabajadores de Pdvsa tampoco cobran sus salarios oportunamente ni cuentan con los servicios de HCM al día, por cuanto existen grandes deudas con las clínicas afiliadas. Por otra parte, las empresas contratistas al servicio de Pdvsa cometen cualquier clase de ilícitos, perjudicando a los trabajadores. Es decir, existe una flagrante mala gerencia y operatividad en Pdvsa, así como la falta de atención urgente a sus graves fallas y equívocos.

-IV-

Quienes hemos acudido a carnetizarnos en el Partido Socialista Unido de Venezuela, Psuv, regresamos frustrados, cansados y derrotados. Ineficiencia, malos tratos y lentitud en el proceso desaniman, y conminan a desistir y admitir: "No sacaré un carajo de carnet".

El partido funciona a mamporrazos. No se percibe el orden, el respeto y la decencia necesarios para tratar al público con los buenos modales. ¿Hasta cuando el salvajismo y la chabacanería, compatriotas? ¿Hasta cuándo se va a premiar al corrupto y al sinvergüenza desde la cúpula del Psuv?

La isla de Margarita vive esta cruel realidad partidista. Al general Carlos Mata Figueroa se la da un premio de consolación para que tenga un feliz descanso en Aruba, y a los margariteños les empotran a Dante Rivas como nuevo "Protector del estado Nueva Esparta". Por Dios!! ¿Quién mal asesora a Maduro? Esto es el colmo.

Tantos venezolanos honestos de verdad, no zorros; trabajadores eficientes, no gerentes engominados; profesionales capaces, no aprovechadores de la cúpula del poder, capaces de sacrificarse por el bien del país y no de enriquecerse mediante los cargos públicos, y el Psuv no da pie con bolas en este tipo de designaciones estratégicas.

Después de las elecciones presidenciales del mes de mayo habrá que ajustar muchos tornillos dentro del gobierno y dentro del partido. Es un clamor del pueblo chavista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 876 veces.



José Pérez

Profesor Universitario. Investigador, poeta y narrador. Licenciado en Letras. Doctor en Filología Hispánica. Columnista de opinión y articulista de prensa desde 1983. Autor de los libros Cosmovisión del somari, Pájaro de mar por tiera, Como ojo de pez, En canto de Guanipa, Páginas de abordo, Fombona rugido de tigre, entre otros. Galardonado en 14 certámenes literarios.

 elpoetajotape@gmail.com

Visite el perfil de José Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a260120.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO