Pascualina. Eso está bien pero con los Precios que hacer

En primer lugar quiero dejar constancia, que en este escrito, la opinión es mitad como economista y la otra como consumidor que sufre los embates de la inducción en el incremento en los precios de Bienes y Servicios. En cuanto a lo que podría ocurrir con el valor del precio Bolívar-Petro, es cierto. Ahora, como frenar, que el uso de las divisas recientemente otorgadas a partir del Dicom, no se conviertan en lo mismo de siempre, es decir las importaciones que se produzcan en materias primas y bienes terminados obedezcan a los precios internacionales y no deriven en la extorsión de los precios para la fijación de precios al consumidor final.

Particularmente estimada colega, creo que la sistematización estipulada con la política de precios acordados no se ha puesto en práctica, con lo cual de no hacerse no hay manera de que haya un parámetro cierto en la fijación de precios, recordemos que las empresas productores e importadores deben sincerar la política de costos verdaderos para que de alguna manera haya referencias acerca del precio final, esto incluye las ganancias de los intermediarios y comercializadoras.

Si bien es cierto que las medidas económicas a tomar no siempre en un escenario de guerra, se corresponden con la ortodoxia aplicable según las leyes conocidas de la Academia. En el caso particular de Venezuela he venido sosteniendo so pena que me cataloguen de iluso o en el peor de los casos de piratería como algunos me han tildado por proponer que en un escenario como el actual hay que responder de igual manera, además considerando que en el peor igualmente de los casos, que más esperamos para congelar precios a una fecha anterior determinada , que cosa peor cuando desaparecen los productos en cada oportunidad que un precio es acordado, acaso podríamos asegurar que ha funcionado la discreción en la fijación de precios de forma arbitraria, o de igual manera se le ha dado respuesta alguna.

Siempre nos preguntamos al igual que mucha gente como un vehículo, una batería o una bomba de gasolina de precio 19 millones de bolívares, o un calentador Thermotronic de fabricación nacional de precios entre 12 y 19 millones sean accesibles al consumidor común; la charcutería cuando un kg de chorizo nacional sobrepasa los 2.500.000 bs. Es decir un alza injustificado de precios y no hagamos nada, ciertamente el Petro puede que introduzca elementos importantes pero sucederá en todo caso en el mediano o largo plazo, en todo caso como usted señala no sea manipulado, seguros estamos que andan detrás del como distorsionar el sistema y en eso los manipulares se la saben de mil maneras.

Repreguntamos, que cosa peor puede pasar ante una congelación, fijense lo que pasó en enero cuando se fijó precios al 15 de diciembre en una medida extemporánea que debió implementarse en tiempos atrás, se dejó correr y ahora la cuestión creemos que debe actualizarse con la sistematización de los costos en una acción aunque aparentemente voluntaria de parte de los productores e importadores, implica una acto de responsabilidad que hay que buscar a como de lugar.

Me disculpa la deferencia, pero ante usted expongo estas razones o sinrazones al como usted dirima esta situación; lo cierto de todo esto y digo, que la peor medida en economía y más aún en cuestión de precios es no tomar ninguna medida.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1009 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a259976.htmlCd0NV CAC = Y co = US