Todos los caminos conducen a Zimbabue

Vamos camino a Zimbabue, el conductor de destartalado autobús de expresos Venezuela, conducido por el presidente Nicolás Maduro y de colector el español Rodríguez Zapatero va rumbo al precipicio por las tortuosas y sinuosas carreteras hacia el sur de África. Así va el país desde hace años con una profunda crisis económica, social, política y ética. Son varios años con la misma política fiscal, financiera y monetaria que ha derrumbado la economía del país, que se debate entre la especulación, la hiperinflación y la inseguridad ciudadana y jurídica. Lo mas inverosímil es que en vehículo presenta graves fallas y el conductor nos dice que todo esta normal, que el hambre, la miseria, la inseguridad, la falta de medicinas, la falta de insumos en los hospitales y la carencia de tratamientos para diversas enfermedades son agresiones del Imperio, de la Unión Europea, de los apátridas y la oposición.

Como ejemplo de la hecatombe que vivimos los venezolanos los jerarcas del régimen siguen la receta económica de Robert Mugabe, cuando gobernaba Zimbabue, 37 años en el poder se mantuvo el dictador, ejemplo que también siguen los jerarcas del régimen. Usando los medios tecnológicos y comunicación podemos conocer con precisión el acontecer político y la historia de otros países. El desastre se inicio en los años 2000, poco después de las expropiaciones de tierras agrícolas y su rechazó a pagar la deuda externa. En el año 2008 la tasa anual de inflación anual de Zimbabue era de 89700 trillones, es decir los precios se duplicaban cada 24 horas. En el año 2004 el país africano comienza a experimentar la hiperinflación, alcanzando 624%. En el año 2006 el gobierno inicia la impresión de billones de dólares zimbabuenses (ZWD$) para adquirir divisas extranjeras y aumentar los sueldos de los empleados públicos en un 250%. El dinero no estaba presupuestado en el año fiscal en curso, y el gobierno no señaló de dónde provenía ese dinero adicional. Después ese mismo año realizaron una reconversión de la moneda, la nueva edición de billetes le había eliminado tres cero; La mayoría de los analistas financieros se mantuvieron escépticos y señalaron que la nueva moneda no entregaría un alivio a la inflación. Igual hizo el Banco Central de Venezuela en el año 2008.

Siguiendo con Zimbabue en marzo de 2007 la inflación llego a 1730% y en junio el gobierno de Mugabe señalo que la inflación alcanzaba el 7630%. En su errada política del gobierno este comenzó a emitir billetes de 200000 ZWD$. En enero del 2008 la inflación estableció nuevo records de 26471% y el Banco de la Reserva de ese país comenzó a imprimir billetes de 10 millones de ZWD$ y la economía nacional se contrajo un 6%. En abril emiten billetes de 50 millones de dólares zimbabuenses, los cuales valían aproximadamente 1,20 dólares estadounidenses. Esta es parte de la historia de ese país situado en el sur del continente africano. Robert Mugabe gobernó por más de 37 años este país que lo convirtieron en una granja familiar con apoyo de los militares, al igual que nuestro país que lo gobierna una elite cívico militar. Consultado en: https://es.wikipedia.org/wiki/Hiperinflaci%C3%B3n_en_Zimbabue

En Venezuela con la receta económica de Mugabe o los Castros vamos en vía de desaparecer los que vivimos con menos de 10 salarios mínimos. La crisis económica esta en pleno desarrollo y cada día que pasa se agrava el problema por la hiperinflación y la desidia, ineficacia, irresponsabilidad o desidia de los que nos gobiernan, que a veces da a pensar que el cinismo, la maldad y la corrupción de estos seres no tienen limite, lo de ellos es mantenerse en el poder sin importar el daño que hacen a los ciudadanos y al país.

La destrucción del país ha sido constante en estos últimos años, paulatinamente fueron minando todo el aparato productivo. Acabaron con las empresas básicas (Petróleo, hierro, acero, aluminio y oro), le entregaron la dirección a ineptos militares de alto rango, la mayoría de estas empresas son una catástrofe ante la falta de inversión para su adecuación tecnológica, además son para mantener a sus activistas políticos en nómina, y donde la corrupción alcanza su mayor producción. Las empresas privadas las expropiaron y confiscaron y las convirtieron en improductivas. Se robaron el erario publico en proyectos, obras fantasmas y planes ficticios, arcaicos y obsoletos, porque son incapaces, flojos y ladrones. La renta petrolera es solamente usada para pagar nomina y dar dadivas al pueblo en bonos para tener una clientela electoral, la misma sinverguenzura de los adecos en sus tiempos, ahora los bonos son las laminas de zinc y bloques. Pero este dinero proveniente del petróleo no es usado para el trabajo fructífero ni para el desarrollo del país, es para la corrupción y el despilfarro.

La Patria esta desolada, esta en manos de gente sin escrúpulos, con un gobierno que ha permitido y ha generado por sus ignorancias o intencionadas políticas esta profunda crisis económica, social, política y ética. Los jóvenes emigrando a otros países en búsqueda de mejor futuro para su familia, de las cosas no detenerse en el futuro viviremos de las remesas que nos enviaran nuestros familiares del exterior. En el pueblo hay hambre y miseria, hay niños muriendo de desnutrición la mayoría de los venezolanos han perdido entre 10 y 12 kilos en los últimos dos años. Los únicos que viven bien, comen y se dan la gran vida son los jerarcas y la elite gobernantes que en las redes sociales se ven gordos, vestidos y con accesorios de marcas del imperio. Sin los nuevos amos del Valle, los dueños de lo que ellos llaman patria.

La vida de las personas que padecen alguna enfermedad crónica en Venezuela es terrorífica, es un vía crucis para lograr el tratamiento medico los que sufren de cáncer, hemofilia, lupus, esclerosis múltiple, Parkinson, trasplantes, colitis ulcerosa, hipertensión pulmonar, diabetes, hepatitis, personas en diálisis peritoneal, entre otros, tienen entre seis meses hasta un año sin recibir sus medicamentos. Las medicinas las controla y suministra el Estado venezolano, pero las autoridades sanitarias no hacen nada por atender las necesidades de los enfermos en situación critica. Las consecuencias de todo este abandono y la falta de medicinas e insumos es la muertes de pacientes y miles han perdido su calidad de vida, porque se depende del suministro de medicinas por las instituciones de salud del Estado, no se puede adquirir en las farmacias por la escasez y se consiguen el alto costo, son imposibles de adquirir. Pero hay voceros del gobierno que la crisis hospitalaria es mentira y que no existen, solo pregúntele a Delcy Rodríguez, no tiene problema ningún tipo de problemas económico, porque el régimen le da todo. La epidemia de Paludismo o Malaria hace estragos en Venezuela, mas en la zonas mineras, En el estado Bolívar en año 2017 murieron más de 200 personas por el paludismo y el tratamiento lo controla el Estado, pero inexplicablemente los bachaqueros de la salud venden el tratamiento a más 3 millones de bolivares.

La peste corrupta hace graves daños, la hiperinflación lo devora todo el salario mínimo nacional y las pensiones del IVSS son de 347 mil bolivares, Maduro un cartón se huevos tiene un valor de 650 mil bolivares, un kilo de queso blanco 450 mil bs., un kilo de carne 450 mil bs. Presidente trate de vivir usted y su familia con 347 mil bolivares. Ese salario mínimo es una vergüenza y solo mentes miserables pueden creer que se puede vivir con ese sueldo. La calidad de vida del venezolano se remonta a épocas anteriores al siglo 19. Mas se agrava el problema por la falta de efectivo para el pueblo, y la banca solo dispensa 10 mil bolivares que no alcanzan ni para pasajes y un 40% de venezolanos no tienen cuentas bancarias. El nuevo cono monetario es deficitario y las mafias de la minería ilegal, el contrabando y el narco son los que tienen efectivos, porque lo compran hasta pagando 110 por ciento.

Otra manipulación que tiene el gobierno de Maduro, es siempre la mentira y el engaño y de estos se encargan los medios de comunicación público, el gobierno a través del chantaje y el miedo controlan la mayoría de las emisoras televisivas privadas y radiales del país. Para esto existe CONATEL, organismo que cierra y expropia emisoras en el país, sino se colocan al servicio del gobierno de Maduro. La guerra económica, es una guerra interminable, además de las otras guerras como la cibernética, medica, intergaláctica, económica, bacteriológica. Todas contra el Imperio, Disneywold, Santos, Almagro, Uribe y La invasión norteamericana y la Unión Europea (OTAN), todo aquel que critique al mal gobierno es un objetivo militar. Esto es aprovechado por los perros de la guerra y por los militares del alto mando para continuar la compra de chatarra militar a China y Rusia.

Llaman al pueblo a defender la soberanía nacional, en un país que no hay soberanía alimentaria por la política de agricultura de puerto, se encargaron de eliminar la producción nacional para implementar la importación de alimentos, medicinas, equipos e insumos con solares preferenciales, invertían una cantidad de los millones de dólares en productos para vender con sus empresas al pueblo y otros para venderlo a precios de dólar paralelo en sus mina llamada Dólar Today. Entonces pretenden llamar al pueblo con arengas patrioteras para que este se inmole por ellos y defienda sus intereses económicos y personales ante la ficticia invasión extranjera. Pero resulta que esa soberanía nacional fue violada por el gobierno cuando entrega el petróleo y los recursos naturales a las trasnacionales del petróleo, hierro, bauxita, oro, coltan, uranio y otros minerales, porque estas trasnacionales son empresas de los imperios tusos, chinos, británicas y norteamericanos. Es que ya se olvidaron del daño ecológico y ambiental en los 1112 mil kilómetros cuadrados de territorio nacional entregado. Acaso esto no es una traición a la patria y solo los apátridas puede hacer una acción de entrega de una parte del territorio nacional.

El pueblo debe defender la soberanía nacional, no solo por una invasión extranjera, también la puede defender ante la vulgar entrega que ha hecho el gobierno de Maduro a las trasnacionales. Pero no eso que ellos llaman PATRIA, para esta elite la patria es el poder, los privilegios que usufructúan. La Patria para los gobernantes es una Corporación para sus grandes negocios que pasan por alimentos, minerales, petróleo, medicinas, equipos e insumos, etc., ustedes no dirigen un país sino un negocio como Walmart o Wegmans, para Maduro, Diosdado, Padrino López y los otros que detentan el poder hay un nuevo futuro y prosperidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2344 veces.



Juan Linares Ruiz

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: