Petro, no te tardes mucho, el pueblo te espera urgido

El Petro es un hecho y de mucha importancia para Venezuela; es la herramienta para dar al traste con la hegemonía imperial del dólar, tal y como lo anuncian los expertos. Este viene causando estragos inaguantables en las economías del mundo capitalista, o sea, en todo el planeta en su afán de apoderarse de todo y a cualquier medio, pues, para ellos es válido.

En Venezuela, tras la llegada del chavismo que barriera del gobierno a los falderos que en ejercicio les rindieron pleitesía a los gringos a cambio de beneficios económicos y políticos, términos concreto es lo mismo. Con el demostrado complot desde un inicio están empeñados en tumbar al chavismo que gobierna dando unos malos ejemplos que se proyectan al resto de América Latina y el Caribe, traspolándose indeteniblemente hacia los demás pueblos del mundo. El Comandante Hugo Chávez, fiel a su compromiso con el pueblo, soportó con éxito todas las embestidas mientras los imperialistas y sus acólitos recibían respuestas revolucionarias acompañadas por el pueblo en movilización de calle, entre varias razones, además de la comprensión política del momento, estas se debieron a que el Estado y el gobierno contaron con recursos económicos suficientes que en lo material se transformaron en las Misiones Sociales y, sin duda, ayudaron bastante para desarticular y neutralizar a los enemigos de todos los lados.

No estando entre nosotros el Comandante Hugo Chávez, los mismos enemigos, asumiendo que les había llegado la hora para recuperar los viejos poderes y/o legitimar los nuevos, a sabiendas de las enormes debilidades que aún mantiene la revolución, en más de una ocasión referidas críticamente por el Líder, no dieron oportunidad para que pasara el dolor máximo sufrido por el chavismo desde su conformación. Ni cortos ni perezosos, habiendo ensayado con violencia criminal y ser derrotados ahora por Nicolás Maduro en su condición de presidente asignado y junto al pueblo, arremeten con una brutal guerra económica con el único propósito de desmoralizar para desmovilizar y desarticular las fuerzas del pueblo. Atacan por lo más sensible de cualquier pueblo en lucha: la salud y la alimentación porque saben que por la mente no han podido ni podrán. Esconden, trafican y especulan al máximo con los productos de primera necesidad y consumo masivo, valiéndose de la poca o casi nula capacidad estatal para afrontar tal situación, sumándole a esta el perverso burocratismo y la cancerígena corrupción.

El presidente Maduro, cumpliendo las orientaciones del Líder Supremo, subordinado a los intereses del pueblo, sabiendo perfectamente la difícil situación por la que atraviesa la gran mayoría de lo/as venezolano/as, no pierde tiempo ni escatima esfuerzo en garantizar la política social del gobierno; la derecha, en contraataque arrecia esta vez con un bloqueo económico feroz y debilitamiento a nuestra moneda, así, creída que logrará la rendición popular, en lo contrario, el pueblo resiste y espera que el nuevo líder de la orden para tomar las calles y poner en su sitio a la burguesía para enrumbar verdaderamente a la revolución bolivariana y chavista hacia el socialismo, tal y como lo planteo el Comandante Chávez en la campaña electoral del 2008.

El Petro, como arma económica lanzada sin vuelta atrás por el presidente Nicolás Maduro, en respuesta al bloqueo del imperio ya se convierte en el nuevo objetivo a destruir por el enemigo de la revolución y desde los más altos niveles lo amenazan, mientras, las expectativas del pueblo se crecen ante el posicionamiento definitivo de este en el mercado internacional y a lo interno, lo que le permitirá retomar la iniciativa política para accionar, por lo tanto, ante la gravedad de la situación por la que el pueblo venezolano atraviesa y soporta estoicamente, más aún, manteniendo la fidelidad a su historia bolivariana y chavista, sería un pecado capital permitir que el burocratismo y/o la corrupción le hagan un flaco favor y se interpongan en el camino hacia la mayor suma de felicidad posible del pueblo, sentido de vida por la cual, Simón Bolívar y Hugo Chávez, que viven viven se la jugaron y, Maduro, que está vivo, se la juega.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 943 veces.



Gustavo C Vásquez


Visite el perfil de Gustavo C Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a259687.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO