Reflexiones ingenuas: "El enemigo equivocado"

Pareciera que esta Revolución Bolivariana, o mejor dicho, los dirigentes y funcionarios que llevan sus lineamientos tanto sociales, políticos, estratégicos, tácticos, así como las acciones políticas, administrativas y similares han roto todos los esquemas y paradigmas que han tenido los procesos revolucionarios en la historia. O al menos de los que han sido realmente revolucionarios.

Por primera vez en la historia vemos que las instancias político-administrativas de un supuesto gobierno de izquierda, incluso aquellas que tiene como función legislar acerca de la reestructuración del basamento político-administrativo de una nación que fueron elegidas por el soberano se colocan a espalda de los sectores populares y sobre todo, aquellos que han sufrido la acción criminal de la derecha, en todos los sentidos.

Pareciera que no es suficiente todo el sufrimiento a que han sometido al pueblo con la guerra económica con el saldo de niños desnutridos, muertos por inanición, fallecidos por falta de atención médica, medicinas, con la angustia de la falta de efectivo, de la inflación insostenible, del bachaqueo, del acaparamiento y sobreprecio que empobrece insosteniblemente a las familias venezolana convirtiendo en una tortura la vida a los más necesitados, a los trabajadores, gente humilde, el pueblo llano.

Con el sabotaje a las estaciones de energía eléctrica, robo de cables del alumbrado público, de CANTV, del sabotaje electrónico a los sistemas de internet que, producido desde lo interno y externo, afecta al funcionamiento de la banca pública y privada convirtiendo en un martirio cancelar en los puntos de venta, hacer transferencias y pare Ud. de contar.

Con el sufrimiento de padres, madres y familiares de aquellos 131 fallecidos, de más de 2.000 lesionados, más de 10000 víctimas de la acción salvaje y desalmada por parte de los guarimberos (atracos, ofensas, etc.);

Del inmenso deterioro al ambiente que afecta a miles de ciudadanos, agresiones a mascotas, daños físicos a las instalaciones públicas y privadas y miles de millones de bolívares por daños al patrimonio público y privado.

Además de la instigación al delito, porte de armas de guerra, uso de menores en acciones bélica para asesinar, lesionar, aterrorizar a la población, en especial al pueblo chavista.

Ya sorprendían las acciones que el gobierno nacional efectuó durante los meses de abril, mayo y junio en los cuales, mientras los guarimberos asesinaban, destrozaban, aterrorizaban al país dirigidos por dirigentes de la derecha en forma pública sin que nadie los detuviera, arrestara, tomara algún tipo de medida punitiva contra ellos, a los efectivos de la GNB, de la PNB o agentes policiales estadales y municipales se detenían y juzgaban por "exceso de violencia" o "violar los derechos humanos" de los que ocasionaron los desmanes durante 3 meses, sin importarle que muchos de ellos resultaron asesinados, heridos, quemados, agredidos por parte de los terroristas. Por supuesto, con sus excepciones de rigor ya que otro número de funcionarios policiales, especialmente aquellos pertenecientes a cuerpos policiales de gobernaciones escuálidas y de otras "rojas rojitas" así como efectivos de la GNB aprovecharon para saquear, martillar, ajustar cuentas, asaltar, traficar gasolina, armamento, sustancias bélicas, drogas y otros similares.

Ahora ocurre que, producto de las conversaciones de paz que lleva el gobierno venezolano en República Dominicana con la Mesa de la Unidad la ANC (electa para, entre otras cosas: a) Reafirmar los valores de la justicia, ganar la paz y aislar a los violentos en una constituyente para la paz, b) Ampliar el sistema económico venezolano para dejar un sistema económico post petrolero, c) Constitucionalizar las misiones y grandes misiones creadas por Hugo Chávez Frías, d) La justicia, el sistema judicial y penitenciario, la guerra contra la impunidad, el terrorismo, el narcotráfico, e) Aumentar las penas para una justicia severa, f) Constitucionalizar las comunas y los consejos comunales para llevarlos al rango constitucional más alto por ser nuevas formas de la democracia participativa y protagónica, g) La defensa de la soberanía nacional y el rechazo al intervencionismo, h) Nueva espiritualidad cultural y venezolanidad, el carácter pluricultural y la identidad cultural, i) Derechos y deberes sociales, educativos y culturales de la juventud venezolana, j) El cambio climático, el calentamiento global y la sobrevivencia de la especie en el planeta), la cual lleva casi 5 meses en funcionamiento ordena liberar de toda culpa a militantes activos de la derecha causantes de disturbios, violencia, delitos políticos y de odio, destrucción del patrimonio público de la nación, entre otras.

Resulta que la instancia que por naturaleza debería respetar y hacer respetar las decisiones soberanas del pueblo, hoy desconoce los resultados electorales en las elecciones municipales, arrebatando y negando el reconocimiento quienes resultaron electos democráticamente por el voto del pueblo.

Es necesario también aclarar que las victorias electorales que logró el Presidente Maduro se deben, no a su gestión gubernamental ni a la de los gobernadores, alcaldes en sus puestos, sino a la conciencia que tiene el pueblo del peligro que implica una vuelta de la derecha recalcitrante al poder político, no sólo por el revanchismo y el deseo de venganza que ésta tiene y que implicaría asesinatos, linchamientos del pueblo llano militante del proceso revolucionario, sino también de los efectos sociales que implicaría un triunfo del proyecto liberal en nuestro país, tal como está ocurriendo en Argentina, Brasil, Honduras…

Y lo peor, no sólo la derecha declarada celebra dichos exabruptos que se burla de los errores promoviendo las manifestaciones públicas del pueblo contra ellas; maniobra y consigue que se logren las excarcelaciones (con los reparos ya conocidos) contando con el apoyo manifiesto de aquellos que se autoerigen como la encarnación del Comandante Eterno, la Quinta esencia de la izquierda, quienes solapadamente defienden y solicitan la libertad plena del resto de los asesinos encarcelados y solicitan la libertad del resto.

Pareciera que tanto la canalla oficial de la derecha, así como los encubiertos con el ropaje de izquierda, se unieron para cambiar de enemigos, para decretar al pueblo a las víctimas del ejército imperial como los agresores de la revolución y el gobierno, y se ensañan contra él a través de una nueva arremetida caracterizada por la incapacidad para resolver los problemas económicos tales como la atención a los usuarios de la banca pública, puntos de venta dedicando sus esfuerzos a defender los intereses de la burguesía comercial, protegiendo supermercados, tiendas por departamentos, centros comerciales, licorerías, bachaqueros, acaparadores a través de los cuerpos de seguridad ciudadana y despojando a los legítimos representantes del pueblo. O instigar a la violencia para justificar una intervención internacional argumentando la supuesta dictadura del Presidente Maduro en el país, cosa que ya vienen cocinándose entre la derecha apátrida, los supuestos "revolucionarios de escritorio" ex funcionarios públicos de altos cargos gubernamentales, y la derecha militante, empresarios, importadores.

Y no contentos con lo ya descrito, ahora, altos funcionarios del gobierno se dedican a mentir descaradamente mostrando supuestos avances en áreas vitales tales como la producción de semillas, escasez ficticia de aceite para automóviles, o venta de perniles navideños a través de los CLAP, surtido de trigo a las panaderías, precios concertados, supuestas limpieza de los cuerpos de seguridad, baja en los índices de delitos, control del precio del transporte público y un larguísimo etc. ya que todo el mundo conoce la corruptela que hay con la venta al público de los productos de las instituciones del estado y su destino, en las instituciones públicas y en las oficinas del estado.

Entiendo que hay una guerra económica que afecta la economía nacional, que produce entre otras cosas inflación, desabastecimiento, escasez, colapso en los servicios públicos, pero algunos de estos efectos venían presentándose antes de dicha embestida internacional por el imperio. La escasez de gasolina, la falta de insumos para la siembra, la falta de productos para la construcción, de gas doméstico, repuestos automotrices, aceite para vehículos, cauchos, baterías así como fallas en los servicios públicos y una corrupción desmedida venían caracterizando la gestión del gobierno nacional, gobernaciones y alcaldías.

Pero ahora usan en escudo de dicha guerra económica, del embargo económico que el imperio impuso para tratar de ocultar al pueblo su ineficiencia mientras sus alacenas, neveras, freezer se encuentran repletos de alimentos, entre ellos los combos de los CLAP con pernil incluido, licores, exquisiteces, medicinas a granel, sus escaparates llenos de ropa importada de último modelo adquirida recientemente, sus zapateras plenas de calzados de último modelo, sus garajes con vehículos chinos recién adquiridos, nuevos y costosos equipos electrónicos, neveras, celulares, pasajes aéreos preferenciales, viajes costeados por el gobierno nacional, sus hijos estudiando en los mejores colegios privados y en las más costosas universidades del país o simplemente, estudiando en el exterior comportamiento que no tiene ninguna diferencia con la de los escuálidos, fascistas, burgueses.

En síntesis, todas las luchas que desde la década de los años sesenta hicieron los revolucionarios para derrocar los regímenes entreguistas de la IV República, del esfuerzo revolucionario del Comandante Chávez para lograr la transformación, al menos en la Constitución de la República de Venezuela, de la sociedad venezolana en el aspecto político, ético, económico, toda la inversión económica para lograr en parte, la inclusión de miles de ciudadanos y la satisfacción de necesidades fundamentales como habitación, salud, educación, trabajo se ha disuelto como sal en agua y devinieron en medidas populistas para dibujar la caricatura de una sociedad sostenida por el clientelismo, el rentismo, la demagogia.

En fin, estamos en el preámbulo de una derrota política cocinada por los mismos agentes de la derecha infiltrados en las entrañas del gobierno, encapsuladas en las instituciones del estado por la errada práctica del enroque, la designación de militantes de derecha en las instituciones del estado, por la corrupción desbordada en todos los niveles de la administración pública, por la ineficiencia de los entes gubernamentales, por la falta de respuesta a las necesidades del pueblo…

Esta situación se venía venir y fue advertida por diferentes vías pero el síndrome Shakira, el protagonismo, el divismo, la cháchara estéril pudo más que la conciencia revolucionaria y ahora las soluciones están cuesta arriba con el peligro de una explosión social que ya se está asomando en las comunidades.

Mientras, la flamante Presidenta de la ANC, olvidando que la propuesta de modificaciones a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela debe ser sometida a consulta popular, nos anuncia que "todo está chévere" refiriéndose a los "avances" de la reconciliación con los asesinos de la MUD y el Presidente Maduro, emulando al "inepto borrachito de la cuarta" se limita a decir: "El gobierno de Portugal nos engañó…"

O sea…

Camaradas, la lucha sigue siendo larga. Continuemos avanzando.

Hasta la victoria siempre. Venceremos

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 976 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a257096.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO