Eterno retorno

El filósofo alemán Frederick Nietzche sustentaba la teoría de que el tiempo era circular y en consecuencia todo lo que existe,existió y existirá volverá a repetirse eternamente en un ciclo sin fin. En Venezuela dos articulistas llamados. Antonio Aponte y Toby Valderrama con el apodo de "los dos ligaditos", analizan al país desde una perspectiva maniqueista,considerando a Ramirez como al revolucionario bueno por ser ungido por el" Padre Celestial" y a Maduro como el chico malo, olvidando que también fue consagrado por la misma mano; es decir que ambas creaturas son obras del mismo engendro. Lo cierto es que estos dos ligaditos señalan que nuestra patria está destruida material y espiritualmente, lo cual es verdad, su estupidez consiste en que "ambos dos"consideran que para salir de la crisis hay que volver a Chávez, al Plan de la Patria. Ellos pretenden que el sufrimiento de la población se repita en un carma sin fin,¡ más que nihilistas parecen sádicos en su afan de perpetuar el mal!

Por otra parte los analistas de marras, proponen la manoseada tesis de la izquierda tradicional en Venezuela del binomio cívico-militar como la panacea o fórmula mágica de la revolución, desconociendo a los clásicos en su concepción del ejército como estamento represivo al servicio del Estado o de su propio poder como casta privilegiada. Marx, Engels, Lenin, Mao, Fidel y el CHE, se plantean como única alternativa la aniquilación de dicho cuerpo. Por otra parte, desde la óptica de Max Weber la organizacion militar es una estructura burocratizada , vertical y jerárquica  donde no existe el menor atisbo de discusón, más rígida que la iglesia su funcionamiento está basado en la obediencia a las órdenes que emanan del Estado Mayor cuyos miembros toman las decisiones que serán obedecidas irrestrictamente por los subalternos. En tal sentido una estructura organizativa de este tipo no pude ser el soporte de una revolución participativa donde los sectores populares democráticamente asuman la dirección del proceso. La tan promovida contraloria social fue un discurso carente de contenido que no pudo liquidar la profusa corrupción en PDVSA, los sindicatos revolucionarios de esta empresa han declarado que en el 2005 advirtieron al Comandante de la gran corrupción existente y no se pudo parar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 637 veces.



José Burelli

Economista. Maestría en Relaciones Internacionales. Subdirector de Cultura UNESR. Profesor de la UNEFA, Universidad Pedagógica de Caracas.

 joseburelli@hotmail.com

Visite el perfil de José Burelli para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: