La Guerra Económica y el Uso de las Bolsas Plásticas

La ANC debe comenzar a elaborar un Proyecto de Ley para eliminar el uso de las Bolsas Plásticas no Biodegradable; tal como lo contempla el Plan de la Patria: Contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana.

03 de Julio - Día internacional libre de bolsas de plástico

Como parte de la guerra económica, el comercio en general ha decidido no entregar bolsas para los artículos adquiridos por los consumidores. Crean más molestias a los ciudadanos. Ahora las venden caras y no entregan factura por dicha venta.

La bolsa de plástico es un objeto cotidiano utilizado para transportar pequeñas cantidades de mercancía. Introducidas en los años setenta, las bolsas de plástico rápidamente se hicieron muy populares, especialmente a través de su distribución gratuita en supermercados y otras tiendas.

También son una de las formas más comunes de acondicionamiento de la basura doméstica y, a través de su decoración con los símbolos de las marcas, constituyen una forma barata de publicidad para las tiendas que las distribuyen. Las bolsas de plástico pueden estar hechas de: polietileno de baja densidad, polietileno lineal, polietileno de alta densidad, polipropileno, polímero de plástico no biodegradable. Su espesor puede variar entre 18 y 30 micrómetros. Anualmente, circulan en todo el mundo entre 0,5 y 1 billón de estos objetos.

Uno de los debates que en el mundo se viene adelantando está encaminado a la eliminación total del uso de bolsas plástica por el impacto que éstas causan en el medio ambiente.

Las bolsas de polietileno, tardan casi 400 años en descomponerse, mientras que las biodegradables desaparecen en tan solo 25 o 30 años.

Se invita a todos los ciudadanos del país, sean consumidores o productores de estos elementos, a tomar conciencia del peligro que representa un mal uso de las bolsas plásticas pues, según algunas cifras, una persona usa seis de estas bolsas al día, es decir, en promedio unas 24 al mes y, aproximadamente, 288 al año. Una persona de 77 años consume a lo largo de su vida más de 22 mil bolsas de plástico. Esto es demasiado.

Hay que cambiar los hábitos de uso de las bolsas plásticas, reemplazándolas con bolsos de tela, canastos o carros pequeños de mercado.

La tesis de los especialistas es que miles de millones de bolsas acaban en la naturaleza convertidas en basura acabando con el hogar de peces y aves.

Mucha gente tiene preocupaciones acerca de las bolsas de plástico tiradas: las bolsas tiradas pueden crear un peligro para la vida animal y vegetal. Se están realizando esfuerzos para controlar el exceso de consumo, reducir la basura y para aumentar la reutilización y el reciclaje. Tirar basura es a menudo un problema mayor en los países en desarrollo, donde la infraestructura de recolección de basura es menos desarrollada que en los países desarrollados.

Los plásticos y los materiales sintéticos son los dos tipos de basura marina más común y son responsables de la mayor parte de los problemas que sufren los animales y aves marinas. Se conocen al menos 267 especies diferentes que se han enredado o han ingerido restos plásticos; entre ellas se cuentan aves, tortugas, focas, leones marinos, ballenas y peces. El lecho marino, especialmente cerca de las regiones costeras, también está contaminado, sobre todo con bolsas de basura. Los plásticos están también presentes en las playas, desde las regiones más pobladas hasta las costas de islas remotas y deshabitadas.

El impacto medioambiental de las bolsas de plástico es enorme

Las bolsas de plástico consumen grandes cantidades de energía para su fabricación, están compuestas de sustancias derivadas del petróleo, que pueden tardar en degradarse más de medio siglo. Asimismo, las bolsas serigrafiadas pueden contener residuos metálicos tóxicos. La gran mayoría acaba siendo desechada sin control, contaminando tanto las ciudades como los ecosistemas naturales. En el mar su impacto puede ser letal para animales como tortugas, ballenas o delfines, que mueren tras ingerirlas. Por todo ello, el impacto medioambiental de las bolsas de plástico es enorme (1).

Las bolsas de plásticos contaminan y no son necesarias

Las bolsas de plástico contaminan y no son necesarias: ninguna se recicla. Consumiendo menos y mejor, protegemos el medio ambiente (2).

La bolsa de plástico es el producto estrella de nuestra cultura de usar y tirar, que malgasta grandes cantidades de materiales y energía para fabricar productos efímeros de un solo uso, muchas veces superfluos. Las bolsas de plástico se pueden reemplazar por recipientes o sistemas duraderos y ecológicos (bolsas de tela, de plástico resistente, de papel, carros de compra...).

En Venezuela se emplean más de 250 bolsas por habitante y año. Tanto su fabricación y distribución como su tratamiento posterior provocan importantes problemas ambientales. Por todo ello consideramos que es necesaria su desaparición.

Razones para decir no a las bolsas de plástico:

  • Se fabrican a partir del petróleo, un recurso no renovable, costoso, cada vez más escaso y responsable de la emisión de gases de efecto invernadero, es decir, del cambio climático.

  • Su reciclaje no es rentable: cuesta 100 veces más reciclarlas que producirlas nuevas.

  • La mayoría acaba en el mar o quemada en las incineradoras y en los hornos de cemento. Se han encontrado bolsas flotando al norte del Circulo Ártico y en lugares remotos del Atlántico Sur.

  • Contaminan durante su fabricación y su incineración (dioxinas, cianuro...).

  • Algunas están impresas con tintas tóxicas.

  • Tardan entre 150 y 1000 años en descomponerse.

ESTADO ACTUAL DEL DESAROLLO LEGISLATIVO

En Venezuela, la normativa ambiental no establece restricciones al uso de bolsas de plásticos, ni está reglamentada su disposición final, más allá de las normas que rigen la disposición de desechos sólidos en general. Tampoco existe una norma industrial de Fondo Norma, que regule la aplicación de los procesos para la degradación de los plásticos de Polietileno (3).

Sin embargo, localmente la alcaldía del municipio Carirubana del estado Falcón, aprobó una Ordenanza Municipal publicada en la ciudad de Punto Fijo de fecha 14 de Junio de 2012 , cuyo objeto central es la regulación del uso de bolsas plásticas no biodegradables. Dicha ordenanza contiene tres Títulos y 24 Artículos, en los cuales se prohíbe el uso de bolsas plásticas en el municipio, se da un plazo de adecuación de ocho meses, se establecen programas de saneamiento ambiental y de incentivos para el uso de bolsas biodegradables. También de contemplan sanciones administrativas por su incumplimiento.

¿Qué países prohíben el uso de bolsas de plástico?

Tarde o temprano tendremos que reconocer que la tierra tiene también el derecho de vivir sin contaminación. Lo que el ser humano debe saber es que no pueden vivir sin la madre tierra, pero la tierra puede vivir sin humanos (4).

Cada año gobiernos, grupos comunitarios y empresas de todo el mundo dedican tiempo y dinero a recoger plásticos que no se han reciclado o eliminado de forma responsable y a reparar el daño causado con ello al medio ambiente, para mitigar estos gastos gobiernos de ciertos países han prohibido el uso de bolsas de plástico ó en su defecto han dispuesto ciertos impuestos a los mismos.

Varios países han tomado la iniciativa de prohibir el uso discriminado de bolsas plásticas: Irlanda, Australia, Inglaterra, China, España, Estados Unidos, Hawai, Francia, Alemania, Senegal, Italia, Ruanda, Mauritania, Kenya, Dinamarca, Suiza, Canadá, Israel, Singapur, México, Argentina Colombia, Chile, Panamá, Puerto Rico, entre otros.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), con sede en Nairobi, consideró que esto supone un gran avance en el esfuerzo global para acabar con los desechos plásticos que causan un daño incalculable en los ecosistemas.

La ONU estima que cada año se vierten en los mares 8 millones de toneladas de plástico y que, de seguir así las cosas, en el año 2050 habrá más plásticos que peces en los océanos.

Por ello se propone:

  1. Hacer un pequeño esfuerzo desde la ciudadanía, los ayuntamientos, Comunas y Consejos Comunales, gremios de comerciantes y cadenas comerciales para animar al consumidor y a los comercios a sustituir las bolsas de plástico gratuitas por otro tipo de recipiente más resistente y duradero.

  1. Los acuerdos voluntarios de sustitución o de cobro serían idóneos para frenar el consumo generalizado de bolsas. Pero como puede ser insuficiente, necesitamos además acciones decididas destinadas a limitar el consumo de bolsas de plástico.

  1. Que el Gobierno grave el consumo indiscriminado y gratuito de bolsas de plástico con un impuesto ecológico lo suficientemente elevado para ser disuasorio. Ese dinero no lucraría al comerciante sino que se invertiría en investigación y desarrollo de tecnologías de producción limpia que minimicen la generación de residuos y en mecanismos para eliminar las bolsas de un solo uso.

Si preferimos en nuestras compras bolsas reciclables que no dañan el medio ambiente, o si tiramos las bolsas de plástico a contenedores de reciclaje, podemos contribuir a un mejor futuro para el mundo. Hay que sacarle ventaja a esta guerra económica, donde el comerciante pretende crear más molestas al ciudadano e inducirle más conciencia en el uso de las bolsas plásticas y crear leyes que limiten su uso en beneficio del ecosistema y la conservación del planeta tal como está previsto en el Plan de la Patria.

Referencias:

1.- https://www.ecologiaverde.com/el-impacto-medioambiental-de-las-bolsas-de-plastico-es-enorme-4.html

2.- https://www.ecologistasenaccion.org/article28277.html

3.- https://parlatino.org/pdf/leyes_marcos/exposiciones/exposicion-proyecto-regulacion-uso-bolsas-plasticas-may-2014.pdf

4.- https://cceea.mx/medio-ambiente/que-paises-prohiben-el-uso-de-bolsas-de-plastico/













 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1605 veces.



Héctor Yi Durán

Ing. Luchador Social

 hectoryi@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Yi Durán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Yi Durán

Héctor Yi Durán

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a256962.htmlCd0NV CAC = Y co = US