Ya no hay excusas. Es hora de gobernar de verdad

"La autocrítica es para rectificar, no para seguirla haciendo en el vacío, o lanzándola como al vacío. Es para actuar ya".

Hugo Chávez en Golpe de Timón.

La almiranta Carmen Meléndez declaró en varias ocasiones durante la campaña electoral por la gobernación de Lara, que ella sería la gobernadora de las soluciones y no las excusas refiriéndose al anterior gobernador Henry Falcón quien para todas sus equivocaciones e ineficiencia colocaba como excusa que el gobierno central no le enviaba suficientes recursos. Pues bien, si algo ha logrado el gobierno bolivariano en este año 2017, varias victorias políticas para tener en sus manos todo el poder público nacional. Es decir, con una Asamblea Nacional anulada por sus propias contradicciones, el chavismo controla la Asamblea Nacional Constituyente desde el 30 de julio; logró el triunfo en 18 gobernaciones el 15 de octubre y acaba de obtener la del Zulia para tener mayoría en 19 gobernaciones. Y para colofón, este 10 de diciembre obtuvo el triunfo en el 98% de las alcaldías de toda Venezuela.

Ahora hay una Fiscalía General de la República alineada en la lucha contra la corrupción, cuestión que era evadida por la anterior Fiscal. Sin embargo, graves problemas siguen azotando al pueblo venezolano que no encuentra cómo enfrentar situaciones derivadas del acaparamiento, la escasez, el desabastecimiento, la especulación, los precios exorbitantes de todo tipo de productos, el contrabando de extracción, el "bachaqueo", los problemas del transporte público, la búsqueda de dinero en efectivo, todo lo cual socava la calidad de vida de los venezolanos y venezolanas.

A cada victoria política del chavismo deviene un ataque más fuerte en el plano económico y he allí uno de los grandes retos de este gobierno. Si de antemano se sabe que eso ocurrirá, ¿por qué no se prevén las consecuencias y se atacan las causas reales de los problemas? El pueblo se lo pregunta y no entiende lo que ocurre con el gobierno. Ya no hay excusas, clama el pueblo. Debe entonces sin contemplaciones asumir estos problemas para hacer de la sociedad justa, equitativa y solidaria una realidad que se plasmó en el Plan de la Patria.

A pesar de la guerra multifactorial desatada contra el proceso revolucionario, se han mantenido muchas de las conquistas sociales a favor de nuestro pueblo. Ahora bien, debe el gobierno ahora hacer realidad una de las consignas de Hugo Chávez y uno de los objetivos del proceso bolivariano: lograr la mayor suma de felicidad posible para este pueblo que ha sido sometido por sectores empresariales y por ineficiencias gerenciales a una cruel lucha por la sobrevivencia. Muchos de los logros sociales se han venido deteriorando en la cotidianidad de quienes habitamos la Patria de Bolívar. De allí que cada vez sea más pertinente que se encuentren las claves de políticas coherentes que apunten a resolver los graves problemas que confronta nuestro pueblo. Políticas económicas que resuelvan uno de los problemas centrales como es el cambio de la moneda venezolana ante el ataque que viene desde el exterior y que intenta mantener el malestar social buscando una explosión social que aún no han podido lograr.

Como dice un autor: "Nos hace falta ELEVAR LA CAPACIDAD DE GOBIERNO. Y eso se logra no sólo con Liderazgo, sino con conocimientos adecuados y experiencia previa acumulada. Que, lamentablemente, no tiene la juventud y debemos buscar la manera de llenar ese vacío que se nos presentará. A veces, la experiencia y, sobre todo, la experticia hace mucha falta. Este es el caso".

El poder se ejerce para proteger al pueblo y no para dejarlo en la intemperie social en la que se siente se está en los actuales momentos. Una especie de guerra contra el pueblo, viene dejando demasiadas víctimas que claman por las soluciones reales de sus problemas angustiosos. Entonces, un poder popular dotado de herramientas reales para combatir, un gobierno que haga uso de las instituciones que detenta, unas instituciones que funcionen a tiempo y una Asamblea Nacional Constituyente que enfrente con todo el poder plenipotenciario que dice tener deben, de manera consolidada detener la afrenta económico-social contra el pueblo. Volvemos a Chávez en Golpe de Timón cuando casi clamando a sus ministros y en cadena nacional, reproducida luego en el texto de la colección Claves del Correo del Orinoco expresaba: "Aquí no estamos de niños de segundo grado ni de la escuelita primaria, éste es el gobierno revolucionario de Venezuela, ratificado por un pueblo hace dos semanas, PERO TAMBIÉN MUY CRITICADO POR UN PUEBLO Y CON RAZONES, Y ÉSTAS SON ALGUNAS DE LAS RAZONES: FALTA DE EFICIENCIA".

http://www.psuv.org.ve/wp-content/uploads/2015/10/Golpe-de-Tim%C3%B3n.pdf.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1327 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Cécil Gerardo Pérez

Cécil Gerardo Pérez

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a256617.htmlCd0NV CAC = Y co = US