Morir fuera de tu tierra

Esta triste historia se repite y se repite constantemente con mis compatriotas jóvenes que parten de su patria, en busca de una quimera, de un vivir mejor y eso es válido. Lo malo es que se nos van y algunos no regresan jamás por que consiguen la muerte bien lejos de los suyos, de nosotros.

Pienso que no vale la pena morir en tierra ajena. Quédense y luchen por su patria. ¿Que las cosas está mal? ¿Que tenemos crisis? ¿Que no se le ve el queso a la tostada? y ¿crees que saliendo del país solucionas tus problemas? y ¿los problemas de Venezuela, quién los enfrenta para solucionarlos? Es tan fácil esperar que otros arreglen las cosas para tú regresar y conseguir la mesa servida. Sin darle el valor a los que si apostaron a favor de Venezuela.

El que se va, sólo piensa en él y no en el que deja. Muchas madres y padres quedan solos, enfermos, sin ese apoyo del hijo o de la hija en esos momentos de su vejez, que es cuando más necesita del hombro y el amor de sus hijos. Quedan esperando que el vecino o alguien de la familia los ayude en su soledad. Da la impresión, que después de años de atención y cuido para con los hijos, ellos deciden irse, sin voltear. Olvidando aquellos ojos que lloraron por el hijo enfermo, las manos que labraron un futuro y aliviaron algunas fiebres. Los hijos, sólo albergan la esperanza de ganar dólares y enviarles cien de ellos a los viejos para que vayan viviendo como puedan. Olvidando que el amor, el abrazo y ese beso que sana cualquier sentimiento de soledad, hasta un dolor de cabeza, ya no tendrán quién se los dé.

Algunos han recibido la noticia del fallecimiento de alguno de los padres y se desesperan por no poder estar en el funeral, sin entender que ese padre o madre hubiese sido feliz dándole la bendición antes de partir. No es melodramático, es la vida misma y por lo que muchos, que ya viven fuera, han tenido que pasar con sus viejos.

¿Que en Venezuela la cosa nos la han puesto difícil? es cierto. Sólo imaginen, regresen a los años de mil ochocientos, época donde Simón Bolívar, junto a hombres y mujeres, jóvenes en su mayoría, que decidieron por su patria, por su país. Ellos dieron sus vidas para liberarla del yugo español pelearon hasta la muerte por tener una Venezuela libre del imperio de entonces. Si ellos se hubiesen ido del país buscando beneficios propios, hoy no podríamos decir que Venezuela es libre y soberana. Al contrario, se quedaron a enfrentar al enemigo que amenazaba con esclavizar y acabar con todas las riquezas que tenía Venezuela. Sólo imaginen esas batallas que se dieron para que fuéramos libres.

Si vamos a morir, que sea en nuestra patria y peleando por lo nuestro, no en tierra ajena y de paso más limpios que talón de lavandera. ¿Expatriar? cómo hace la familia que quedó en Venezuela, ese don o esa doña para reunir $7.000 para traer ese hijo, esa hija y darle cristiana sepultura en su tierra

¿Que Venezuela está pasando por una coyuntura? claro que la está pasando pero huyendo de los problemas no solucionamos las cosas, al contrario, se acrecientan por que la juventud es la llamada a tomar las riendas de un país y si no están, se continúa con el pensamiento arcaico y se vuelve un círculo vicioso.

Lamento muchísimo saber de periodistas, esposas, estudiantes y ahora este joven de 27 años que buscando una mejora de vida en Perú consiguió la muerte, es lamentable este tipo de noticias.

Todos queremos saber que les va bien, cuando se van del país, son nuestros muchachos y siempre deseamos lo mejor para ellos. Que consiguieron un trabajo y se están realizando. Todas las noches elevamos una oración para que no les pase nada, que consigan lo que fueron a buscar y esperando poder estar aquí para volverlos abrazar.

Hay países donde agreden al venezolano, los tildan de chulos, ladrones, etc. pero eso no es de gratis, dado que otros de los nuestros, se dieron a la tarea de mal poner a Venezuela y por ende al venezolano.

Existen personas, nacidas en Venezuela, pidiendo a los EE.UU. que nos invadan, que nos bloqueen, que nos asfixien por medio del dinero, precios en la comida, combustible, aceite, ropa, zapatos, medicinas, etc., etc. qué se puede esperar de la reacción de los que no nos conocen y aceptan como palabra válida, la que dice ese tipo de venezolano. Porqué nos tratarían bien en sus países, si nosotros vamos a quitarle el trabajo a uno de ellos.

Que no estamos en un baño de rosas "es cierto" pero porqué buscar la muerte fuera de tu patria, si aquí puedes pelear por lo que crees justo y unirte a los que piensan igual que tú y hacerles ver, a los que nos gobiernan que hay otras alternativas, en paz. Con proyectos que traigan mejoras al país pero eso sí, sin quemar a las personas, sin degollar, sin incendiar, en santa paz. Eso lo podríamos llamar "disentir en paz" que siempre es necesario, en cualquier democracia.

No seas otro u otra que entra en la lista de venezolanos asesinados en el exterior. Aquí te necesitamos para que trabajes por la patria que te dio todo lo necesario para formar parte de la élite de las personas capaces para desarrollar lo mejor que tiene nuestra patria, "su gente"

Si nosotros, los venezolanos, no ayudamos a catapultar a esta patria, no esperes que otro de afuera lo venga hacer y si lo ofrecen es para quedarse con todas las riquezas que este hermoso país tiene y acabar con este pueblo hermoso y bravío.

"Piénsalo"…

"Que no se equivoquen, seguimos teniendo Patria"

"El sol de Venezuela nace en el Esequibo"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2800 veces.



Carmen Pacheco


Visite el perfil de Carmen Pacheco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carmen Pacheco

Carmen Pacheco

Más artículos de este autor