Viajando con Polar

Durante los años ochenta del pasado siglo, dos jinetes del apocalipsis, el conglomerado Polar y los consorcios tabacaleros, inundaban el mercado comunicacional con una serie de micros audiovisuales, que los posicionaban como benefactores de Venezuela. Estos espacios publicitarios, mostraban una versión edulcorada de cada región del pais, asociada a la presencia de la cerveza del oso, icono del grupo liderado por la familia Mendoza. El mensaje era muy claro, somos poderosos, estamos en todas partes, planificamos las rascas semanales, promovemos el beisbol y somos el soporte del Plan República ya que tenemos a escala nacional, mejor capacidad operacional que el Consejo Supremo Electoral y que las Fuerzas Armadas. Era pues, el reino de la manipulación mediática.

Las fiestas patronales de quienes amasaron su fortuna en tiempo de Gómez, terminaron cuando el Presidente de entonces, Luis Herrera Campins, decretó la prohibición de la publicidad referida a las bebidas alcohólicas y a los cigarrillos en la radio y en la televisión, como una sabia medida para proteger la salud física y mental de los venezolanos. Esta acción oportuna, tomó por sorpresa a los grupos financieros y la reacción no se hizo esperar. Emprendieron una violenta campaña en los medios privados, donde acusaban al gobierno de cercenar la libre expresión y a partir de ese momento, vetaron de por vida la aparición en medios radiales y televisivos del Primer Mandatario. Y así fue. Esta medida retaliadora y fascista, se cumplió inclusive a la hora de anunciar la muerte del expresidente Luis Herrera Campins. Cuando se trata de dios dinero, la ferocidad de la burguesía no tiene límites.

Traemos a colación este episodio, viendo a Lorenzo Mendoza participar en el Maratón Gatorade. Anda ya en plena campaña. El patrono del Grupo Polar, se sabe ranqueado en las encuestas de la carrera presidencial opositora y evidentemente, aprovechó esta competencia deportiva para ofrecer declaraciones, con la sempiterna locuacidad de un aspirante a la primera magistratura y negando por supuesto sus aspiraciones.

Al igual que en otros micros audiovisuales producidos por Polar, la oligarquía inicia una campaña prelectoral, proyectando a Lorenzo Mendoza como el salvador de Venezuela. Lo que no explica este personaje es, cómo recibiendo dólares del Estado venezolano y controlando el setenta por ciento de la producción de maíz del país, su empresa líder no es capaz de abastecer de manera regular, el territorio de la República. Tampoco le habla al pueblo de su participación en esa perversa trama del desabastecimiento programado, que tiene el objetivo de hambrear a nuestros compatriotas. Hace algún tiempo, Lorenzo Mendoza confesaba en una conversación telefónica, ser participe de la guerra económica y manifestaba además que de llegar al poder, le pediría al FMI un préstamo de 50 mil millones de dólares. Pero, meses después duplicó el monto estimado. Seguramente, como buen patrono anda pensando en cuánto le queda.

Este personaje me recuerda al jinete de Frijolito, candidato de la godarria, inventado por la derecha en 1988, para intentar frenar el avance indetenible del huracán Chávez y colorín colorado, todos sabemos cómo salieron con las tablas en la cabeza. Puede ser que, en el 2018 se les ocurra repetir la estrategia errada y entonces, veremos a este personaje viajando con Polar al pasado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1202 veces.



Héctor Agüero


Visite el perfil de Héctor Agüero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Agüero

Héctor Agüero

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a255902.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO