La verdadera intención del ataque artero a PDVSA

La lucha contra la corrupción tiene varias aristas. Es correcta la detección de focos de corrupción y su desmontaje. Lo malo es quedarse allí, sólo ver la superficie, no ir más al fondo. Veamos.

Primero es un error del fiscal Saab presentar a los presuntos corruptos como convictos y confesos, engendrar una cadena nacional para someterlos al escarnio público. ¿Qué pasaría si mañana un tribunal absuelve a algunos de ellos, o será (es altamente probable) que ya tienen listas las sentencias condenatorias?

Hacer un show de los delitos (si los hubo) en la petrolera es una insensatez, se le hace un daño a la moral del país, de PDVSA. Allí se necesitaba discreción, de esa manera se daría una señal de eficacia y no se levantarían sospechas de una persecución política. Da la impresión de que para conseguir intereses políticos subalternos (desprestigiar a dirigentes históricos) se sacrifica el honor de la petrolera.

El gobierno sigue dando la impresión de ser un Estado policial y de los malos, no atina a producir otra respuesta que represión. La constituyente, un órgano pensado para producir la carta magna, actúa como un mal instrumento policial, llevado por el rencor, incoherente, soberbio. El fiscal Saab no pasa de esa misma condición. La pregunta que surge es ¿para dónde irá esto, cuál es su destino?

El agotamiento ideológico del gobierno lo hizo perder el rumbo, no sabe dónde va, no hay plan, sólo inventos que duran un día y lo obligan a mentir, a crear una realidad ficticia que es desmentida, ya es difícil creerle algo.

El gobierno está desesperado, piensa que su problema es de dinero, cuando es ante todo un deterioro moral, espiritual. El gobierno busca recursos a costa de lo que sea. Asimismo sabemos, la historia lo dicta, que gobierno que quiere vender sus pertenencias primero las desacredita, las lleva a un estado de ineficacia, las desmantela moral y físicamente, desagrada al máximo a la población. Ese es, sin dudas, uno de los fines de este ataque febril a PDVSA.

El fracaso de la PDVSA de Chávez les va muy bien a los reformistas, muestran la supuesta ineficacia de la propiedad social, justifican la privatización, triunfa la tesis de Eulogio del Pino, acabarían con la PDVSA de Chávez, dejarían el camino expedito a la propiedad capitalista.

Si realmente quisieran luchar contra la corrupción, si verdaderamente quisieran defender el patrimonio patrio, atacarían el problema en su origen, explicarían las relaciones espirituales de la corrupción con la moral capitalista. En ellos no hay una lección ética, no se dice, no pueden decir que el capitalismo, su ética, seduce a los corruptos; que son manifestación de la ética capitalista, que su pecado fue dejarse pescar. Mientras no se dejen agarrar, mientras sean sobrinos, o "el" sobrino, o protegidos por el sistema, el robo y la corrupción serán legales siempre que se mantenga dentro de lo aceptado por el fraude capitalista.

Por último, nos lamentamos que nadie en la directiva, ni los obreros ni los empleados defienden a su PDVSA, permanecen en la barrera viendo cómo los leones se comen a sus víctimas. Esos directivos, esos "capitanes de industria", no merecen dirigir a PDVSA, se encerraron cobardemente en sus camarotes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3102 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a255229.htmlCd0NV CAC = Y co = US