Refinanciamiento y Reestructuración de la Deuda Externa

La reestructuración de deuda externa impactará positivamente a la economía venezolana al reducir las presiones sobre el presupuesto nacional a mediano y largo plazo, liberando recursos financieros para el desarrollo económico y social del país.

La deuda externa de Venezuela, que se calcula gira en torno a 150.000 millones de dólares (128.689 millones de euros). Venezuela no deje de cumplir sus pagos, que en los últimos cuatro años suma más de 73.350 millones de dólares, que se traduce en “siete veces las reservas internacionales (...) y al mismo tiempo ha mantenido todos los programas sociales”.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que el Ejecutivo llegó a un acuerdo de refinanciamiento y reestructuración de la deuda venezolana con Rusia."Hemos llegado a un acuerdo con Rusia. Esta semana se estará firmando un acuerdo donde se establece el refinanciamiento. Hemos cumplido con todos nuestros compromisos internacionales",y con el 91 por ciento de todos los tenedores de la deuda venezolana participarán este lunes en el primer tramo de la renegociación y refinanciamiento de la deuda.

El mandatario explicó que desde 2014, Venezuela enfrenta los embates de una guerra económica, así como las sanciones impuestas por el expresidente de EE.UU., Barack Obama y por la actual gestión presidida por Donald Trump.Venezuela a pesar de la caída en los precios del petróleo. "En este período mientras pagamos 73.350 millones de dólares por un lado, por otro lado dejaban de entrar 100.000 millones de dólares por la caída del precio petrolero".

En cambio una de las peores renegociaciones de deuda externa de las que se tenga conocimiento en América Latina la realizó el gobierno de Jaime Lusinchi (AD); para la historia política quedaron dos frases de antología: como respuesta a las duras críticas recibidas, el entonces presidente expresó algo así como "la banca me engañó...". La réplica más comentada a semejante excusa fue la del presidente antecesor Luis Herrera Campíns (COPEI) al comentar "Piaste tarde, pajarito".

En el año 1989, al inicio del gobierno de Carlos Andrés Pérez (AD), siguiendo estrictamente los dictámenes del Fondo Monetario Internacional se inicia la etapa de injerencia directa de este organismo multilateral en la política venezolana, nueva fase de violaciones a los intereses nacionales. La estrategia fue la de "auxiliar" a un país endeudado mediante el ofrecimiento y otorgamiento de líneas de crédito y financiamiento. Semejante "auxilio" tuvo como finalidad garantizar que el país pagara regularmente grandes sumas de dinero por concepto de deuda externa y no precisamente el de garantizar su recuperación y desarrollo. Ello se hizo a cambio de que se aplicara el tristemente célebre "Plan de Ajuste Estructural" de signo neoliberal, el cual se tradujo en un mayor endeudamiento, quiebra intencional de empresas públicas como condición previa a la "inevitable" privatización de las mismas, deterioro de la calidad de vida de la población -excepto de la clase burocrático-empresarial detentadora del poder que se benefició del negocio de la deuda externa para enriquecerse más- y, en definitiva, en la profundización de las estructuras neocoloniales de dominación imperialista.

El país ha avanzado en el cumplimiento de sus compromisos, aún en circunstancias difíciles ,el Gobierno Bolivariano está enfocado en las condiciones favorables y justas del Refinanciamiento.

Generando mejores condiciones para la recuperación economíca de Venezolana,para poder garantízar el Estado Social de Derecho y de Justicia, en los distintos niveles territoriales del país.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 311 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio J. Rodríguez L.

Antonio J. Rodríguez L.

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a255166.htmlCd0NV CAC = Y co = US