La crisis del efectivo y la guerra multifactorial

Una de estas situaciones que se viene agravando es la llamada "crisis del efectivo" que tiene al pueblo contra la pared todos los días. Le afecta en su cotidianidad, tanto en lo económico, como en lo psicológico, en su emocionalidad. Ya se tiene el diagnóstico, causas y consecuencias, se viven sus estragos, por tanto, lo que se requiere es la acción del estado para proteger al pueblo de los mismos.

El pueblo venezolano no entiende qué espera el gobierno bolivariano para actuar contundentemente ante la llamada crisis del efectivo. Agobiado como se encuentra por la guerra multifactorial a la que es sometido por los sectores empresariales criminales, por las medidas económicas del gobierno gringo y por las propias torpezas del gobierno, el pueblo se ve inerme, indefenso ante las avasallantes consecuencias de situaciones como las de la escasez de productos fundamentales para su vida cotidiana, el encarecimiento desmedido de los mismos, las trabas burocráticas en el ámbito de lo público y de lo financiero y la incapacidad del estado todo para frenar dichas situaciones.

En múltiples oportunidades el gobierno, el presidente Maduro y la dirigencia de eso que llaman "el comando político de la revolución" han admitido y declarado que estamos en una guerra no convencional. Sin embargo, las medidas que se toman no parecen responder al hecho de que estamos en guerra. Parecieran ser medidas para situaciones normales y no de guerra, por lo que los problemas del pueblo, en vez de aminorarse, en la medida en que no se resuelven ni se atenúan se acrecientan.

Lo peor es que la gente sabiendo que tiene dinero en los bancos, no puede acceder en lo concreto al mismo. No todas las empresas tienen dispositivos electrónicos para realizar las necesarias compras, así que ello multiplica la sensación de desamparo del pueblo. Se habla de "corralito financiero", de contrabando de extracción del dinero venezolano hacia Colombia, Brasil y las islas vecinas, se decomisan millones de bolívares en esa ilegal práctica, pero no se ven las consecuencias favorables de estas acciones puntuales del gobierno. De tal manera que se claman por medidas de guerra para una situación de guerra.

Este tipo de situaciones se estima se agravarán más aún en tiempos previos a las navidades. Efectivamente, en una o dos semanas, se desembolsarán miles de miles de millones de bolívares para el pago de los tradicionales aguinaldos en el sector público, las utilidades de los trabajadores y trabajadoras en lo privado y las pensiones de más de tres millones de pensionados y pensionadas. Sólo en este último sector se dice que el gobierno deberá desembolsar la suma de 2,02 billones de bolívares para cancelar los 3 meses de aguinaldos y el "bono de guerra" que prometió a los 3 millones 300 mil pensionados del Instituto Nacional de los Seguros Sociales. Veamos el reportaje de este diario oposicionista al respecto: http://www.el-nacional.com/noticias/economia/gobierno-debera-pagar-billones-aguinaldos-los-pensionados_210592. Acá se plantea:

"Una interrogante es si las agencias bancarias pagarán totalmente en efectivo los aguinaldos si así lo solicita el pensionado. Fuentes del sector financiero que solicitaron no mencionar sus nombres indicaron que deben cumplir la orden de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de darles a los pensionados la suma que soliciten. Sin embargo, destacaron que el pago de esos tres meses de aguinaldos agudizará el problema de la escasez de efectivo en el país, porque no hay suficientes billetes y se requiere 23,8 millones de unidades para cubrir la demanda, y solo hay en circulación 14,13 millardos de piezas del nuevo y del antiguo cono monetario". Adicionalmente: "80% de los pensionados del Seguro Social (2.480.000 personas) cobra la pensión a través de libretas de ahorros", por tanto sus retiros deben ser en efectivo de las propias agencias bancarias.

La otra situación grave es que en la banca privada hay problemas para pagar en efectivo. Sin embargo, también los bancos del gobierno (Bicentenario, Venezuela y del Tesoro) también devuelven a las personas hacia sus casas diciéndoles, incluso maltratándolos verbal y gestualmente, que no hay efectivo en las bóvedas del banco. Es algo inconcebible en un gobierno revolucionario donde tantas veces el presidente Maduro ha exhortado a PROTEGER AL PUEBLO.

Entonces, ¿se prepara el gobierno para atender las ingentes necesidades del pueblo, más allá del enorme esfuerzo que se hace para otorgarle los recursos que este requiere en medio de las dificultades?. O seguirá el gobierno solamente colaborando para que los usureros, los especuladores, los criminales de la economía venezolana sigan haciendo pingües negocios con las necesidades de nuestro pueblo y achacándole al propio gobierno las situaciones negativas acá descritas. Es hora se soluciones estructurales para resolver los problemas puntuales.




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1338 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: