El Caracazo y Henry Ramos Allup

El 27, 28 de febrero, 1 y 2 de marzo de 1989, significó un cambio histórico para Venezuela. Aquella histórica y contundente protesta contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez (CAP) y su paquete fondomonetarista adeco, expresó la rabia del pueblo por el engaño contra él cometido y que lo sometía a la pobreza extrema, al hambre y las precarias condiciones de vida. Fue una explosión de profundo malestar social de los de abajo con la vida que llevaban bajo un capitalismo dependiente en crisis que, para sostenerse, dejaba caer en picada el nivel de vida del pueblo y conducía a millones a la miseria.

El país padecía del enorme peso de la deuda externa y la crisis económica interna, y para cumplir con los pagos de la deuda Carlos Andrés iniciaba su segunda vez en el gobierno con la firma de ese mecanismo perverso de dominación imperialista que se extendió como una plaga por América Latina en los 80 y 90: una "Carta de Intención" con el Fondo Monetario Internacional (FMI), comprometiéndose a medidas de ajuste a cambio de un préstamo, es decir, ¡más endeudamiento! De manera que el 16 de febrero, a pocos días de asumir la presidencia, CAP anuncia el paquete de medidas pactado con el FMI: devaluación del bolívar (liberación del control de cambio), reducción del déficit fiscal, que implicaba aumento de las tarifas de los servicios públicos (agua, luz, teléfono y transporte), duplicación del precio de la gasolina, liberación de precios (a excepción de 18 rubros de la cesta básica), congelamiento de los cargos en la administración pública, liberación de las tasas de interés; acompañadas de algunos programas sociales que no compensaban en modo alguno el impacto del paquete neoliberal.

La especulación con los precios y el acaparamiento de productos de consumo popular exasperaban los ánimos, y el alza desmesurada del pasaje del transporte público detonó la mañana del lunes 27 la explosión de rabia del pueblo trabajador y pobre que se expresó en saqueos, barricadas, quema de vehículos, comercios y módulos policiales, choques con la policía y el ejército en Guarenas, Guatire, Caracas, y una decena más de las principales ciudades del país (La Guaira, Catia La Mar, Valencia, Mérida, San Cristóbal, Maracaibo, Barquisimeto, Puerto Ordaz, San Félix, Puerto La Cruz, Cumaná, San Juan de los Morros y otras)

El Presidente Carlos Andrés Pérez al mediodía del 27 de febrero de 1989 se reune con el cogollo político del partido Acción Democrática, AD, y pide le aconsejen que hacer en tal situación, es allí cuando se le acerca Henry Ramos Allup y le incita a que aplique todo el ácido posible reprimiendo de una vez por todas la osadía del pueblo a protestarle, y por último le dice a la oreja. ¨Presidente saque a la calle al ejército y plomo a todo quien se atraviese¨



Esta nota ha sido leída aproximadamente 716 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a254162.htmlCd0NV CAC = Y co = US