Economía CLAP...

Aunque muchos se nieguen a aceptarlo y otros tantos no logren comprenderlo, es muy cierto que esa nueva forma de organización popular denominada Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), creada por iniciativa orgánica del pueblo y apoyada por el Gobierno Bolivariano, se ha convertido en una oportuna maquinaria social para enfrentar la guerra económica, cuyas puntas de lanza de la agresión política contrarrevolucionaria son el desabastecimiento programado y la inflación inducida.

En otras ocasiones hemos reflexionado e insistido sobre la necesidad de desmitificar los temas económicos en aras no solo de simplificarlos y hacerlos comprensibles al pueblo llano, sino además (y esencialmente) de que los académicos comprendamos que ese pueblo, en tanto protagonista fundamental de la actividad económica, es el verdadero hacedor de la "economía real" al buscar soluciones a los problemas que limitan la satisfacción de sus necesidades de "producción, distribución y consumo", como triada en la que se concretan las teorías y enfoques de la ciencia económica.

E igualmente a riesgo de ser acusados de simplistas dado lo "complejo de la economía contemporánea", nuevamente insistiremos en que tal complejidad no es inherente a la economía misma, sino a quienes por atender a sus intereses individuales y grupales de acumulación de capital, tejen una complicadísima red a escala nacional e internacional (leyes, finanzas, rentabilidad, etc.) que atenta contra las iniciativas de producción y distribución de los satisfactores para las necesidades colectivas de consumo.

Nuestra modesta experiencia con los CLAP nos permite dar cuenta que (sin tratarse de la panacea), en Venezuela se viene gestando una especie de "Economía CLAP" que no solo ha comenzado a dar respuestas reales al problema de la distribución física de los productos en los sectores populares (y en los de ingresos medios también), sino que está tributando a rescatar una ancestral cultura productiva orientada al consumo local, cultura que el mercado neoliberal globalizado desplazó hace unas cuantas décadas y cuya expresión rentista de país petrolero llegó a la exacerbación extrema, pues el mismo petro-Estado avivó la importación de más del 81% de la cesta agroalimentaria nacional.

Vale destacar la manera en que esta Economía CLAP está motorizando otras actividades colaterales debido al caudal financiero que moviliza en cuestión de horas, pues cuando llega "la bolsa o caja CLAP" se realizan depósitos y transferencias bancarias que en localidades pequeñas (como el Municipio Brión, Estado Miranda), involucran directamente alrededor de 500 millones de bolívares, originando que por efecto directo de "la bolsa" se demanden agregadamente servicios de transporte, fletes, caleta y otros consumos como café, empanadas, helados y agua mineral en los centros de acopio y despacho, cuya cuantificación no hemos logrado.

En consecuencia, y sin negar fallas organizativo-funcionales que aún presentan los CLAP dada su reciente creación y forzada génesis, sería mezquino desconocer sus méritos como instrumentos de organización social y lucha política, que evidencian un elevado grado de concienciación entre los sectores patrióticos, pero más aún: motivan ataques desde los sectores no afectos a la Revolución Bolivariana.

Del mismo modo es inocultable que los CLAP son además indicadores de una nueva forma de economía, pues frente a las dificultades que nos impone el bloqueo imperial y la falta de inversión productiva por parte de los grandes capitales nacionales, están surgiendo modestas iniciativas populares de producción y procesamiento de materia prima para obtener productos destinados a la distribución-consumo local, lo que en el mediano plazo podría desplazar nacionalmente a los proveedores actuales (de escala nacional e internacional), quienes una vez más subestiman al pueblo e intentan desconocer su nueva Economía CLAP...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1266 veces.



Albano A. Zambrano

Economista Agrícola. Profesor de la UPT ?Argelia Laya?

 albanozam@hotmail.com

Visite el perfil de Albano A. Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Albano A. Zambrano

Albano A. Zambrano

Más artículos de este autor