El "Chiste" de Lima

Los latinoamericanos en general, y los venezolanos en particular, tenemos una tendencia cultural (o tal vez genética como afirma un buen amigo y "camarado") hacia al buen humor, por lo cual nos tomarnos muchas cosas a manera de chiste aún en las peores circunstancias y casi todo lo convertimos en "mamadera de gallo". Según la Academia de la Lengua un chiste es "una ocurrencia o historia breve, ficticia y humorística que encierra un doble sentido, una burla, una idea disparatada, etc., y cuya intención es hacer reír", lo que regularmente nos ha permitido salir adelante y reforzar la cultura de paz con nuestras ganas de ser felices.

Es evidente que la condición no es muy característica en los circunspectos europeos, especialmente los anglosajones y sus descendientes establecidos en las antiguas colonias americanas: los estadounidenses, con sus allegados "pitiyanquis" asentados en las neocolonias gringas, aunque estos últimos en realidad se encargan de provocar situaciones que bien podrían llevarnos hasta la hilaridad, si no fuese porque como ellos se toman tan en serio sus propias "ocurrencias ficticias" e intentan imponerlas a sangre y fuego sobre los demás pueblos, terminan sin causarnos gracia alguna sus disparatadas morisquetas.

La conceptualización inicial nos permite otorgar el calificativo de "chiste" al doble sentido contenido en la mediatizada declaración de la "Pandilla de Lima" (con el perdón de los pandilleros), mandatada a su vez por el gobierno de USA, mediante la cual ya decidieron e interpretaron (desde el extranjero) cuál es el ordenamiento jurídico venezolano aplicable el 10 de enero de 2019 (en Venezuela), y que solo se sustenta en la ocurrencia gringa de que la democracia para que sea democrática debe ser "reconocida" por los gobiernos vecinos antidemocráticos …(¿?) …

Pese a ser una situación verdaderamente chistosa no es para nada risible, sino que debe ser absolutamente rechazada por las y los venezolanos, independientemente de la ideología que libre y democráticamente profese cada quien en Venezuela, pues se trata de una afrenta grave a nuestra Soberanía que, como Nación Independiente y Libre, NO puede ser tutelada por NADIE.

Es evidente que los de Lima no solo desconocen la historia gloriosa que nos precede en tanto Nación Independiente, tal como lo demostró Mr. Duque (quien con su ignorancia supina causó hilaridad en el pueblo y vergüenza a los historiadores colombianos), sino que además ignoran los principios elementales del derecho internacional y los conceptos de la teoría política universal, en los que se sustentan la SOBERANÍA y la DEMOCRACIA que dicen defender, acudiendo justamente a la más contra-soberana de las acciones que es la injerencia en los asuntos políticos internos de otro país, acompañándola de la más anti-democrática de las medidas como el desconocimiento a un Presidente legítimamente electo por el pueblo, para designar un gobierno de facto, esto es: dar un Golpe de Estado.

Aunque ellos sean tristemente chistosos, creo que las y los venezolanos debemos seguir siendo felizmente serios en la defensa de nuestra Patria…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 897 veces.



Albano A. Zambrano

Economista Agrícola. Profesor de la UPT ?Argelia Laya?

 albanozam@hotmail.com

Visite el perfil de Albano A. Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Albano A. Zambrano

Albano A. Zambrano

Más artículos de este autor