El Manifiesto de Cartagena se opone al pensamiento (neo)liberal, al imperialismo de EE.UU., a Friedman

Las circunstancias que padece Venezuela me obliga a devolverme en la historia, a consultar al Padre de la Patria por “la suerte de Venezuela”, por la situación en que se encuentra después de la muerte de Chávez, en que se ensañó la contraofensiva neoliberal contra la revolución bolivariana, contra el socialismo del siglo XXI, hasta aquí, todo lo que se había logrado en materia de derechos sociales y humanos se trastocó, los alcances de las metas del milenio, aunque no podemos en honor a la verdad que todo se perdió, quedan huellas de grandes logros sociales, reivindicaciones, testimonios, vidas humanas que puede relatar que salvaron su salud, que aprendieron a escribir, que alcanzaron un título universitario, recibieron una vivienda, un vehículo, un crédito, liberaron su vivienda de la hipoteca, de los bancos, etc., ¿Quién puede negar los grandes logros de la revolución socialista bolivariana en el siglo XXI?*.

Pero dado que no hemos alcanzado “El Punto del No Retorno” hasta ahora, la revolución bolivariana ha sido objeto de reversibilidad del proceso revolucionario, la contraofensiva del neoliberalísmo imponiendo políticas de mercado de manera silenciosa, valiéndose primero del  fetichismo del dólar paralelo**, seguido de las fuerzas del mercado, de sus operadores cambiarios y mercantiles, de bachaqueros, comerciantes, buhoneros, bodegueros, tenderos, y un sinfín de sujetos económicos que viven de las operaciones de compra y venta. Pero no eso; también ha sido apoyado políticamente por las fuerzas políticas desestabilizadoras, la guarimberos, quienes se resisten aceptar los resultados electorales, creando caos, paralizando la economía, las actividades comerciales, etc. Frente a este cuadro social, también fuerzas internacionales capitalistas se suman a crear caos económicos y desastres sociales, “la ruina física y políticas” de Venezuela, me refiero al papel que juega el imperialismo de los Estados Unidos, cuyo gobierno, el de Trump quien ha puesto al descubierto el juego político, los intereses económicos detrás de “la guerra económica” con sus sanciones económicas y financieras.

Nos preguntamos que mueve a esas fuerzas sociales, económicas, políticas que se oponen a la revolución bolivariana, al socialismo, cuáles son sus principios, sus cálculos económicos y políticos, que los mueve a ejecutar tan deplorables acciones fundados en “los principios de humanidad mal entendidos”, en nombre de la democracia, de los derechos humanos, de la libertad?.

¿Cual es la situación de Venezuela hoy?. Ali Anzola E, describe la situación, “….se trata de la determinación de las condiciones Bío-Psico-Sociales de la población Venezolana, que ha estado sujeta a intensas tensiones por la crisis económica, en medio de un proceso de transformación política y en estado de asedio por parte de las potencias extranjeras”, (https://www.aporrea.org/imprime/a252907.html, ¿Cuál socialismo?). El acceso a los alimentos, a los fármacos ha hecho que el pueblo se coloque en una situación de tensión bio-psicosocial, los precios elevados, la dolarización de los precios, el empobrecimiento del poder adquisitivo, la escasez de los bienes, el acaparamiento, la especulación e hiperinflación han creado condiciones sociales y económicas así como políticas de malestar.

Estamos frente a unas circunstancias en que La sociedad Venezolana sufre un episodio de descomposición social y política que trastoca los cimientos de los postulados teóricos de la Revolución, a ésta (Sociedad) la obviamos al momento de analizar la situación política del país, si nos abstraemos al sujeto de la Revolución, que en términos no muy precisos lo denominamos "pueblo" haciendo referencia a la gente humilde, al pobre y a los de clase media baja, al obrero de la fábrica, al empleado público, al campesino al pescador y otros productores de la economía popular, nos damos cuenta que están en las mismas condiciones que al resto de la población afectada por la crisis económica, sería la debilidad social del Sujeto (Ídem). Estas realidades amenazan “La salud de la República”, no por causas de las políticas públicas aplicadas por la revolución bolivariana sino por el contrabando político, las acciones liberales y “vicios” que arrastramos de un sistema económico que no hemos podido trascender, el capitalismo rentista petrolero.

De manera que pende sobre Venezuela, la república Bolivariana, la espada neoliberal, la causa de la destrucción que pueda conducir acabar todos los logros, alcances y esperanza del proceso revolucionario, terribles consecuencias está viviendo el país, mientras que la revolución bolivariana “fiel al estandarte de la independencia” y la soberanía, asi como al derecho de autodeterminación de los pueblos, la oposición política, nucleada en la Mud (mesa de la Unidad Democrática) tremolan las banderas (neo)liberales. Aquí hagamos una pausa para comprender esos principios en que se sustenta el pensamiento opositor la revolución, adoptaremos la idea de uno de los Padres fundadores, Milton Friedman.

Milton F. nace en Nueva York31 de julio de 1912 y muere en San Francisco16 de noviembre de 2006. fue un estadísticoeconomista intelectual estadounidense de origen judío que se desempeñó como profesor de la Universidad de ChicagoLiberal y defensor de su doctrina sobre el libre mercado, entre sus propuestas de políticas públicas figuran Defensor de la libertad individual, propugnó medidas de corte liberal. Propuso la flexibilización de precios, desregulaciones y privatizaciones, sistemas de pensiones individualizadas, la legalización del consumo de drogas y hasta de la prostitución (ver; https://es.wikipedia.org/wiki/Milton_Friedman#Propuestas_para_las_pol.C3.ADticas_p.C3.BAblicas (Consultado el 29/09/2017). En otro momento, en Chile durante la dictadura de A. Pinochet dejo dicho: «La economía social de mercado es la única medicina», refiriéndose a la complicada situación de Chile. Abogó por la economía monetarista y explicó después que "el énfasis de aquella charla fue que los mercados libres minarían la centralización política y el control político", sosteniendo que la liberalización económica conduciría tarde o temprano a la democratización política.

Dicho lo anterior y considerando de que Friedman creía en los mercados libres y desconfiaba del estado. Compartía con los miembros de la Mont Pelerin Society —a la que pertenecía— ciertos principios básicos en favor de la libertad individual, la economía de mercado, la propiedad privada y el gobierno limitado, aunque hay que aclarar que algunos miembros de la sociedad serían críticos de este último punto, al defender el anarco-capitalismo (La propuesta Monetaria ideal Milton Friedman, Adrian Ravier, El ojo digital/Cedice,  29/09/2017). Nos preguntamos, qué pensaría Bolívar de este economista, de este pensador que llevó aplicar las medidas más feroces contra la sociedad chilena, contra el pueblo chileno durante la dictadura, a la situación de desastre a la que condujo las mismas sanciones económicas y financieras que los Estados Unidos ejecuta hoy contra Venezuela?

¿Qué “ejemplares lecciones” nos proyecta las luces del Manifiesto de Cartagena frente a las amenazas de extinguir la República Bolivariana por parte de las fuerzas reaccionarias del capitalismo, y sus instrumentos de guerra  económica y el imperialismo?. Bien dice Bolívar, advirtiendo que una de las causas que amenazaron y destruyeron  la I República, la República de 1810-1812, fue ante todo, “la falta de unidad (nacional, la nota es mía), la solidez y la energía”. Un pueblo dividido, es presa fácil de sus enemigos, la unión cívico militar es fundamental para sostenerse en el poder, hoy con la I República, la República Bolivariana, la que encarna el socialismo bolivariano del siglo XXI, se coloca bajo la lupa de la historia, recordándonos que solo la unidad nacional es lo que nos falta para regenerarnos como pueblo, para emanciparnos del imperio, lo que nos puede darnos solidez, “celo patriótico” para enfrentarnos a cualquier amenaza que se atreva insolentemente levantarse contra la Patria de Bolívar.

Notas:

*Ver https://www.aporrea.org/imprime/a251846.html (¿Ha sido una tragedia la revolución bolivariana en los últimos dieciocho años?).

**Ver; https://www.aporrea.org/internacionales/a252535.html, (El dólar un fetiche monetario responsable de la crisis venezolana).

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 811 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a252960.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO