Algo a medias

"Dijérase que todo se reduce aquí a satisfacer a los incapaces, (malandros) de las clases dirigentes, proporcionándoles destinos y haciéndoles ganar (dólares). El pueblo parece indiferente. Esto prueba que el gobierno tiene las elecciones en sus manos y aún se cuida de que sean elegidos algunos miembros de la oposición. Todo ello constituye un sistema de explotación de lo más abyecto, una caricatura de constitucionalismo, frases y latrocinio".

La transformación de la revolución democrática-burguesa en socialista oponiéndole su teoría sobre la "revolución permanente". Eso le llevaría a negar la construcción del socialismo si no triunfaba una revolución socialista en el país, al nacimiento del partido revolucionario de tipo nuevo, y reflejaba el talante de cierta parte de la intelectualidad urbana pequeño-burguesa proclive al "revolucionarismo retórico".

En realidad, todos los argumentos especulativos de este tipo y los fantasmas de inminentes calamidades nacionales como justificación del apoyo a tal cual revolución provienen del tácito rechazo a la perspectiva revolucionaria y a una política revolucionaria. Remplazar los objetivos reales de los bandos en lucha por abstracciones políticas o morales no significa luchar por el socialismo ayudar a los "bandidos del gobierno" a ocultar sus robos, saqueos y violencias. Los imperialistas se acostumbraron a no carácterizar un pueblo por las declaraciones de sus "dirigentes", ni siquiera por su superestructura política, sino por sus bases sociales.

Pero la crisis de Chávez se eleva simbólicamente por encima de su individualidad como memorable ejemplo, y ello es debido precisamente a eso, a que fue algo a medias, algo que no se logró completamente; de ahí que el ejemplo de que no es dado al pueblo, por voluntad que tengan, cambiar la forma de su ser, su esencia, ni por un acto de energía convertirse en lo contrario de lo que son en realidad. Nuestra forma de vida es susceptible de mejoramiento, de refinamiento, de pulimento, y posible es también ir elevándonos en moralidad, en ética a fuerza de trabajo, pero nunca podremos cambiar las líneas fundamentales de nuestro carácter y volvernos a edificar de nuevo en otra forma, empleando nuestra misma carna en otra forma, empleando nuestra misma carne y nuestro mismo espíritu.

No, no puedo estar conforme con que las relaciones entre el pueblo sólo pueden perfeccionarse y mejorarse por medio de la solidaridad. Eso sólo lo pueden decir las "gentes bien educadas" y bien saciadas. Pero, ¿cómo puede usted proponer eso a los que, desde la niñez y durante toda su vida, pasan hambre y languidecen bajo el yugo del tirano? Esos lucharán y se esforzarán para libertarse. El pueblo se emparará en sangre y más de una vez se matará, no solamente a la burguesía, a los amos sin distinción de sexos, sino también a sus hijos; y se les hará pedazos a fin de que la tierra ya no tenga que sufrir nada malo.

—La muerte del tenaz y consecuente revolucionario Hugo Rafael Chávez Frías puede decirse ciertamente que quemó la vida en aras de sus ideales. El atentado que sufrió le había dejado de muerte, a pesar de lo cual continuó entregado a su trabajo. (Hay informes de que fue asesinado lentamente por el imperialismo, a través de medios bacteriológicos que le inyectaba el jefe de la seguridad personal).

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 229 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a252729.htmlCd0NV CAC = Y co = US