Regionales 2017 con espíritu de albañil

No todo es color de rosa a lo interno de la ultraderecha en Venezuela, las fisuras y costuras, antes, durante y posterior del proceso de elección interna para escoger sus candidatas y candidatos a gobernadores es evidencia de las profundas discrepancias al interior de la gama de posturas y siglas, el interés expreso de cada quién es sacar el mayor dividendo posible para su franquicia partidista, desde luego, queda ratificada que en la llamada Mesa de Unidad Democrática cada comensal quiere sacar el mejor provecho e inclusive, cunde las preocupaciones por el destino del mantel.

Lo cierto es, que la ultraderecha fue llevada al ruedo electoral de nuevo, su bravuconería piromaniática en todo el país, el extintor convocante de la Asamblea Nacional Constituyente, les mitigó las llamaradas mediáticas que insuflaba el entusiasmo partidista opositor; lo cierto es que la ANC cumplió y cumple con su objetivo y su razón de ser, tan es así, que se restituye el funcionamiento del Ministerio Público, garantía del sentido y del sentimiento de justicia que se anida en el pueblo y que fue sustento para esbozar una nueva Venezuela, una quinta república; no obstante, tenemos que ser autocrítico y diseñar contrapeso institucionales después de esta desagradable experiencia.

Los últimos hechos propiciados por la ultraderecha mediática y partidista en parte importante de los últimos años, tuvo su clímax durante cuatro meses con orgásmicas actividades de terrorismos, asesinatos, linchamientos entre otras modalidades de culto a la muerte, que fue un cóctel endemoniado bendecido por la jerarquía eclesiástica católica que costó más de un centenar de muertes de compatriotas, además, el deterioro de instalaciones gubernamentales, hasta en preescolares, el daño ecológico ambiental, entre otro, sin dejar por fuera, extrañas expresiones de segregación racial y no deja de causar estupor, el clamor histérico de estos sectores apátridas para que EE.UU invada militarmente a Venezuela; tales desatinos, dibujan la insanía mental, consecuencia del fanatismo y del resentimiento social, lo que despertó y motivó, rechazos colectivos en muchos espacios sociales revolucionarios o no y hasta dejó perplejo a la propia membresía opositora que es la que tendrá que hacer la campaña electoral en los estados, municipios y localidades, donde la ultraderecha propició la destrucción, guarimbas, incendiaron centros dispensadores de salud; la línea discursiva del liderazgo opositor, anclado dirigiendo desde el Este de Caracas, estuvo y está centrado obcecadamente en los errores del gobierno y predispuesta en negar cualquier iniciativa gubernamental pero sin proponer algo distinto y superior.

Las gobernaciones, alcaldías que tienen bajo su control la ultraderecha, estas son instancias gubernamentales, son parte del Estado, entonces son gobierno y debe ser el esmero de ellos como gobernantes, ser ejemplo de pulcritud y sanidad administrativa, ser exponentes y ejecutores de excelentes políticas públicas y sociales y deben de exhibir unos estándares superiores en la calidad de vida donde gobiernan, pero no es así, conducen a paupérrima condiciones de vida a la población que viven en esos estados, en esos municipios, en esas comunidades, pero no es así, entonces qué, cuáles lecciones pueden dar de ejemplaridad gubernamental.

Ser opositor es fácil, es poseer una retórica expresiva, estridente, delirante, embadurnada de odio y banal, aderezada de teatralidad, contra el proceso socialista bolivariano.

De contraparte, en filas revolucionarias, sostener en alto, la esperanza, la libertad, la independencia, la soberanía y alimentar el espíritu de hacer las cosas pequeñas y grandes con la misma importancia e interés que demanda la defensa y consolidación de la Revolución Bolivariana, seguir rompiendo añejos paradigmas, eso requiere inspirarse en la vida y obra del Comandante Hugo Chávez, es nutrirse, vigorizarse en él y con él en pos de la argumentación revolucionaria con creatividad, tanto en el hacer, como en el decir, mover los resortes psicosociales y despertar consciencia individual y colectiva.

Están enfrentadas pues dos posturas ante la vida, ante la historia, ante la cotidianidad misma de la vida: están enfrentados las y los albañiles y las y los albañales. Están enfrentados quienes le cantan a la vida, a la felicidad y a la fraternidad y quienes con voz mustia, sin brillo en las miradas, quienes con estampas de resentidas y resentidos no tienen nada que mostrar, nada que les enorgullezcan, porque hasta la propia historia partidista la ocultan las viejas y las nuevas generaciones ya que les avergüenza su pasado, su origen, su desempeño, así como el bajo tenor de sus líderes, además que sustentan su supuesto liderazgo interno partidista ultraderechista en discursos y posturas efectistas, escarbando con lupa y alentadas y alentados con su podredumbre espiritual, los errores, deficiencias, corruptelas, burocratismo de la gestión del gobierno nacional, de los gobiernos regionales o locales, para salir desgreñadas y desgreñados con la denuncia gritando desaforados reiterativamente: la encontré…! la encontré…! y entusiasmadas y entusiasmados van a la mediática privada a buscar su retribución a su ego y sus cinco minutos de gloria. No saben que esas aberraciones son atribuibles como característica del modelo neoliberal por el cual abogan.

De nuestra parte, exhortamos, a mantener el alto el legado y la ignición que generó y genera el Comandante Eterno Hugo Chávez Frías, exaltándolo no solamente en lo táctico o estratégico, ya que orientó para alcanzar y hacer realidad el Programa y la Plataforma de Lucha de la Revolución Bolivariana, sino también mantener en alto su espíritu indivisible, autocrítico – constructor, reflexivo – hacedor, que cemente en un solo cuerpo, el pensar y el hacer, la praxis pues, nacionalista, patriótica, socialista, revolucionaria, más cuando el debate debe basarse en Refundar la República, donde desde la perspectiva del Socialismo Bolivariano, ya hemos hincado las primeras bases y boceteado con gruesas pinceladas la sociedad que aspiramos y por la que luchamos; sin embargo, seguimos sin sacarle provecho a nuestros logros gubernamentales por la carencia de constancia, organización y métodos revolucionarios de los distintos ministerios e instancias de gobierno, pero que a pesar de tales defectos, que son salvables con la voluntad colectiva, ya la Revolución Bolivariana paulatinamente y a ritmo sostenido se ha hecho escuchar dentro y fuera del país con voz y liderazgo propio y con la verdad por delante, aunque debemos ser agradecidos cuando nos digan los defectos y dispuestos a actuar como el rayo de manera oportuna para que esas falencias e imprecisiones no hagan metástasis social con las consabidas y letales consecuencias contra la revolución bolivariana.

En la perspectiva marxista, la psicología y la pedagogía le hacen de soporte a la conceptualización de la POLÍTICA, ya no basta en el convulsionado mundo de hoy gritar lo que se quiera gritar privilegiando lo emocional, hay que conducir la política y el ejercicio de la política al terreno de la ética, de la pulcritud moral, ya no es lo que yo quiera decir, es ver con procedimientos de relojero, cómo lo digo, delante de quién lo digo, para qué lo digo, qué persigo con lo que digo, toda alevosía se revierte; porque después que se deja una abrupta herida en la madera, difícilmente se puede corregir, he allí la esencia de quién tiene una concepción intrínseca revolucionaria por convicción y quién trafica y se beneficia de la revolución y de las personas con un supuesto mensaje de justicia.

De forma tal, que ante tanto desatino en la ultraderecha, queda en evidencia la calidad y catadura moral y ética de las piezas que cada organización ultraderechista saca al ruedo para enfrentar a las y los candidatos del proceso socialista bolivariano. Lo de catadura, calidad y ética de las candidaturas opositoras viene a lugar porque tienen que ser amnésicos y "amnesiar" a la población, nunca hablar ni tocar el tema de las guarimbas, sus motivaciones y sus consecuencias, no hablar del golpe de Estado, ni hablar del boicot a la economía, ni mencionar ni una palabra sobre el bachaquerismo, no referirse por nada a la merma o nula producción por parte de algunas empresas del ramo de los artículos de primera necesidad: alimentos, aseo personal y medicina y así por el estilo, el propósito, es crearle al pueblo, pésimas condiciones de vida y predisponerlo contra el gobierno y en violentas revueltas sociales dar un golpe de Estado, así propiciar el magnicidio, pues, el guión o libreto opositor no ha surtido efecto y andan en la búsqueda infatigable sin éxito -con chequera en mano- dentro de la FANB de un o varios Pinochet.

Nadie duda que la ultraderecha aún tiene su membresía, sin embargo, expresó indignado un opositor que viven en un barrio y reprochaba al "líder regional" y candidato a la gobernación, que qué le puede decir a sus vecinos para exigirle el voto cuando en su comunidad los guarimberos quemaron, destrozaron y se "captagonaron" y hasta el guarimbero a quien le dio albergue, cobijo y alimentación durante varios meses y cuando ya fenecían las guarimbas y al marcharse subrepticiamente éste mercenario le robó de la gaveta del cuarto matrimonial un reloj Bulova que perteneció a su padre y lo guardaba con especial celo por ser una reliquia de oro.

Finalmente, demos el debate electoral regional 2017, no solamente en lo que hicieron la ultraderecha y sus guarimberos, argumentemos en lo que se ha hecho y en lo que podemos hacer, de esa praxis revolucionaria, saldrán los nutrientes, para complementar y consolidar con nuevos insumos programáticos y del plan de lucha, el nuevo texto constitucional, que ha de estar aderezado con la resultante de la lucha de clase y a favor del pueblo.

El proceso electoral para elegir los mandatarios regionales y la activa participación hoy de la ultraderecha es la evidencia de las incoherencias táctico políticas de la ultraderecha en Venezuela, incendiar un país para luego seguir las pautas del Consejo Nacional Electoral. Reconocemos la voluntad de participar de la ultraderecha en los comicios regionales 2017, pero ¿dónde están las disculpas de la ultraderecha al pueblo por tanto resentimiento y desatino político?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 844 veces.



Gaspar Velásquez Morillo

Perfil de Gaspar Velásquez Morillo. Venezolano. Lic. en Periodismo egresado de la Universidad de la Habana Cuba. Master en Periodismo por la UNESCO. Candidato a Doctor en Ciencias para el Desarrollo Estratégico. Línea de Investigación: Gestión Pública Bolivariana. Especialista en Políticas Públicas. Especialista en Ciencia Política. Profesor Universitario en Pre y Postgrado. Facilitador de Procesos Socio-Políticos y Educativo. Asesor Político Comunicacional. Consultor de la Asamblea Nacional 2001 2005 en la Ley Orgánica del Poder Público Municipal y Ley de la Defensoría. 1er Secretario del Consejo Legislativo del estado Trujillo en la República Bolivariana de Venezuela, año 2000.

 gaspar_velasquez@yahoo.es      @gasparvelasquez

Visite el perfil de Gaspar Velásquez Morillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: