Ya vamos para dos meses y aquí no ha pasado nada

NI CON PRECIOS JUSTOS, NI CON PRECIOS ACORDADOS, HAY POSIBILIDADES DE SALIR DE ESTA CRISIS Y LA GENTE COMIENZA A PERCIBIR QUE LA CULPA ES DE MADURO.

Nuestro pueblo relaciona la superinflación, a la cual nos tienen sometidos los empresarios, a la Ley de Precios Justos que emocionadamente decretó el Presidente Nicolás Maduro al inicio de su gobierno. Ese hecho y la poca eficiencia y claridad ideológica, que han tenido los funcionarios que ha nombrado para aplicar los mecanismos regulatorios, establecidos en la susodicha ley, han sido factores determinantes para concluir que éste gobierno como que no sabe nada de economía y que es por culpa de él que estamos sufriendo la actual y ya prolongada "Guerra Económica".

Ya en sus momentos suplicamos al Presidente que derogara esa Ley, pues su aplicabilidad es imposible de realizar en una economía capitalista donde el precio de las mercancías lo establece "la mano invisible del mercado" en el marco de la sagrada Ley de la Oferta y la Demanda. http://www.aporrea.org/actualidad/a225515.html

En esta "Guerra Económica", las únicas víctimas las ha puesto el pueblo chavista que ha disminuido su nivel y calidad de vida heredado de Chávez y que su hijo político, Nicolás Maduro, no ha podido mantener por estarse cuidando las espaldas y estar creyendo en las posibilidades de "acuerdos y diálogos" con la oligarquía nacional y el capitalismo internacional.

"Al Capitalismo, ni un tantico así" no los dijo El Che, pero seguimos siendo "creyones" para morir en olor a santidad. No es posible ningún diálogo con quien ni siquiera te reconoce la legalidad y menos la legitimidad. Para la derecha apátrida venezolana y para el capitalismo internacional el gobierno de Nicolás Maduro es inexistente. ¿Cómo se puede dialogar con quien ni siquiera acepta que tu existe?. Toda iniciativa de diálogo que tome el gobierno de Nicolás Maduro estará destinado al fracaso y la oposición lo tomará como signo de debilidad.

Seguir creyendo que haciéndoles concesiones a los capitalistas nacionales para establecer una relación de "ganar-ganar" y seguir dándole dólares para que no nos jodan, eso nos va a salvar, es una actitud ingenua e infantil. Si no aprendimos de lo que le pasó a Allende en Chile, a Husein en Irak, a Gadafi en Libia y a lo que le está pasando a Basad en Siria, entonces sí que merecemos todo lo que nos está pasando y tiene razón El Libertador cuando nos regañó y nos dijo que más no habían jodido por nuestra ignorancia que por la fuerza.

En Mérida han comenzado aparecer los alimentos que los acaparadores no han podido mantener ocultos, pues se le están empichando y los colombianos en una "acción humanitaria" están trayendo parte de la mercancía que los venezolanos "patriotas" les habían pasado de contrabando para allá y no han podido venderles ni a sus propios paisanos por los márgenes de ganancias que tratan de obtener.

Ahora usted consigue en Mérida mercancía de todo tipo, un poco más bajo que los precios de los bachaqueros y casi igual al que tienen marcados los productos elaborados en Venezuela y marcados como con "precio justo". En consecuencia, si los "precios justos" que ahora tienen marcados esos alimentos en los anaqueles de los abastos y supermercados, se deben a la aplicación de la Ley de Precios Justos, entonces el culpable es Maduro por haber decretado esa Ley. Así de sencillo. ¿O es muy difícil de entender?.

El gobierno revolucionario de Nicolás Maduro tiene que jugársela toda a los CLAPS y con este instrumento ir creando las condiciones del Nuevo Estado Comunal y la Economía Socialista prevista en el Plan de la Patria 2013-2019. ¿Fracasamos?, Podría ser, pero por lo menos lo intentaríamos. No es con "Precios Acordados" como se va a resolver esto.

Si con todo el Poder en las manos y con una servil ANC, que sólo espera cumplir órdenes del poder constituido para pronunciarse, el Presidente Maduro no le da un parao a la catastrófica situación que estamos viviendo los pensionados y pensionadas del país, entonces habrá que llamar a María o al Chapulín Colorao. En verdad tenía la esperanza que no llegaríamos a la actual situación y que la ANC era el antídoto que estábamos esperando.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3012 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Veroes

Juan Veroes

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US Y ab = '0' /actualidad/a252566.htmlCd0NV CAC = Y co = US