Presidente Maduro: ¡Derogue el decreto 2092 ya!

Sin querer faltarle el respeto a la majestad presidencial, me dirijo a usted, con la finalidad de solicitarle derogue el decreto 2.092, que por Ley Habilitante y en uso de sus facultades constitucionales emitió con fecha: 12/11/2015 y publicado en la G.O. No. 40.849.---

Así como usted ha pedido, en conjunto con más de 11 millones de venezolanos al presidente estadounidense Barack Obama, que derogue el Decreto, en el cual acusa al gobierno venezolano de constituir un "peligro inusual para la seguridad" de la más poderosa nación del mundo, yo, humilde Negro venezolano, me siento con el derecho de exigirle que derogue ese infame, e inútil decreto con el cual usted trató de poner frenos a la avaricia capitalista, pero que a su vez se convirtió en un arma de doble filo que destruyó la poca sindéresis que el capitalismo tiene, creando una centrifuga que arruinó nuestra economía doméstica, llevándonos a niveles inflacionarios nunca jamás antes vividos; a la escasez y acaparamiento de alimentos y productos de primera necesidad que nos tienen en situaciones de miseria, de la cuales ya habíamos escapado, gracias a las políticas sociales implementadas por el presidente Chávez.

Hoy cuando le oí confesar, en la instalación del Congreso Patriótico, que había cometido muchos errores y que estaba dispuesto a Rectificar, me dio ánimo para hacerle este escrito, con la esperanza de que pudiera ser visto al menos por alguno de sus asesores.

Tiene que haber sido un enemigo personal suyo, quien le aconsejaría hiciera una Ley de Precios Justos. Eso ha sido el error más grande por usted cometido durante sus tres años de gobierno y por ello estamos pagando las consecuencias todos los venezolanos y es el principal elemento causal de la derrota del 6D.

Ya le dije que el decreto es "infame e inútil" y le voy a decir el porqué. Es infame porque fue elaborado con premeditación y alevosía, pues a nadie que tenga por lo menos una mínima información política, se le va a ocurrir darle la calidad de "justo" a un sistema económico que es injusto por naturaleza. Como lo definió el Papa León XIII en la Encíclica Rerum Novarum: "Es perverso per se".( 5 de mayo de 1891) . Si se adjetivara al PRECIO con la categoría de JUSTO, consecuencia lógica del resultado de la OFERTA y la DEMANDA, estaríamos valorando a todo el Sistema Capitalista como "JUSTO" y eso no es más que una Infamia.

Es inútil hacer una Ley para fijar precios, en un sistema económico basado en las leyes del mercado, que fija los precios de los bienes en función de la Oferta y Demanda de los mismos. Si observamos las leyes de causa- efecto, nos daremos cuenta que los precios son el efecto de las causas: Oferta-Demanda. En el sistema económico socialista que queremos implementar, la idea del precio no está sujeta a las leyes del mercado capitalista. Para nosotros los bienes tienen un valor de uso y no de cambio y son las necesidades y capacidades las que podrían sugerir algún valor a los bienes productos del esfuerzo colectivo.

Si…..ya sé que no soy economista y que no fui a Haward ni a Oxford, pero como yo aprendí con el filósofo del Zulia, que "los hornos no dan peras", es que me atrevo a pensar que cada cosa está hecha para lo que fue hecho y no se le puede pedir al capitalismo y a sus sacerdotes comerciantes, banqueros y ahora bachaqueros que actúen con justicia cuando esa no es su naturaleza. ¿Me logré explicar mi Presidente?. ¿No se ha preguntado usted por qué lo odian tanto los capitalistas de este país y porque el Imperio lo tiene en la mirilla?. Pues, porque usted se metió con los "coroticos del pesebre". ¿Por qué la Iglesia Católica le declaró la guerra a Chávez?, pues porque se atrevió a decir que Cristo era Socialista.

Presidente, si usted deroga ese Decreto, las cosas van a cambiar como por arte de magia y nuestro pueblo volverá a ver la abundancia en los anaqueles. ¿Siente usted verdadera misericordia por el pueblo pobre?. Entonces mantenga precios subsidiados a una veintena de productos que sólo el Estado pueda importar y /o producir y distribuir a nivel de pueblo organizado. Deje que el Mercado haga su trabajo y con el Poder del Gobierno vaya construyendo poco a poco la nueva Sociedad Socialista. Para eso sólo debe hacer lo que dice el Plan de la Patria. No trate de sustituir al sector privado. No le dé dólares. Deje que ellos inviertan lo que durante muchos han sacado afuera y si no lo quieren hacer, que se vayan a vivir a otros países, donde podrán ser felices.

Yo pienso que la idea de dinamizar los 14 motores que usted ha encendido es el camino a seguir. Confíe en el pueblo y deje que "los muertos entierren a sus muertos", no resucite al puntofijismo, démosle descansar en paz. Se lo pido. Se lo ruego por el bienestar de mis nietos y biznietos.

Recuerde que una vez le pedí, que por favor no nos aumentara más el sueldo mínimo y usted no nos hizo caso. Se lo vuelvo a pedir, ahora suplicándole de rodillas: No me aumente más el salario que cada vez me hago más pobre. Yo sé que usted es sindicalista, pero no se olvide que ahora también está haciendo el papel de Patrón. Y Patrón y Obrero, no ligan. ¿Me explique, mi presi?.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3702 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: