A propósito de ser ciego

La carta de buena conducta

Ante las recientes declaraciones que ha emitido Diosdado Cabello en que se debe tener una carta de buena conducta con el aval de la "constituyente", para poder inscribirse como candidato para alguna gobernación, supongo que tal misiva como requisito político deberá tener las siguientes características:

La primera de las novedades que tendrá tal carta será que deberá escribirse la palabra "konducta", con "K", por aquello que la conducta con "C" pertenece a los individuos de "derecha". Para que no haya ambigüedades sobre el particular, la carta tendrá que mostrar el sello del programa que se transmite por Venezolana de Televisión, por unos malandros del lenguaje, cuyo principal logro ha sido generar en sus televidentes, y sobre todo en niños y adolescentes, una permanente confusión sobre la construcción morfológica y ortográfica de la lengua española, y que casualmente es su conducta; perdón "konducta" para ellos, el mejor ejemplo que hemos visto de sus "moderadores" cuando han llamado "prostitutas" a las periodistas que los entrevistan, o en su defecto, autocalificarse de ser corresponsables en los asaltos sobre la Asamblea Nacional, en los cuales hasta los diputados son golpeados con tubos, palos u objetos contundentes. Ante ello, considero que con tal "konducta", no se debería necesitar otra "conducta".

Otra novedad que deberá tener la "carta" es poder tener descrito algún incidente dentro del propio parlamento, en especial, lanzar micrófonos sobre la integridad física, en este caso de otro diputado, tal y como lo hizo el actual "ministro" de educación universitaria, Hugbel Roa. Es más, sugiero al "constituyentista" Cabello, que esa carta también lleve la firma del psicólogo que le otorgó al actual miembro del gabinete, el certificado de salud mental para garantizar, que por si acaso, alguno de los candidatos de la oposición llega a saltar la talanquera hacia el madurismo, pueda ser hasta recibido en la "milicia", como es el caso del otrora diputado suplente de Maria Corina Machado, es decir, Ricardo Sánchez.

También dentro de la carta de "conducta", considero oportuno que Diosdado Cabello, exija el requisito sine qua non del "nepotismo positivo" ¡Claro! Hay que estar en la misma onda del "contralor" general de la República. Eso sin duda, más que un aval, sería un escudo contra la "corrupción". Y si por casualidad, el aspirante no lo tiene, bien pudiera firmar una carta de compromiso para que en caso de llegar al poder regional, sea una medida de ejecución inmediata. Con semejante requisito, prácticamente, ese nuevo "servidor público" no podrá ser linchado mediáticamente de tener "conductas" estrafalarias ni extravagantes de querer asaltar el tesoro público por vías distintas a las salariales distribuidas en "familia".

Esa carta de "buena conducta", tampoco puede obviar que cualquiera que haya sido grabado en un audio, en el cual se le identifique hablando de presuntos hechos delictivos y de corrupción, inclusive, si aparece señalado el propio Diosdado Cabello en tales declaraciones, o la "primera combatiente", o hasta el presidente de la República, esos aspirantes a candidatos no podrán inscribirse hasta tanto presenten que el certificado de origen no tienen vinculación con el Mossad, por aquello de evitar que el imperialismo por intermedio de sus secuaces infiltren las "conversaciones revolucionarias".

Un requisito que no puede faltar para optar a la "buena conducta" es tener fotografías con peligrosos delincuentes, si son pranes, sería lo mejor. Con esta exigencia, el interesado o interesada puede solicitar una audiencia con la "constituyentista", Iris Varela, quien tiene suficiente experiencia para las orientaciones respectivas. Quienes deseen irse adelantando sobre los pormenores de este requisito, pueden ir "descargando" imágenes de esta "revolucionaria", cuando en sus tiempos de ministra para asuntos penitenciarios, logró mostrarnos el "glamour" de su rostro al lado de quienes estaban "privados de libertad", pero que por razones de "conducta" (aunque no sabemos si en este caso se escribe con "k") fueron asesinados ¿Cómo olvidar a los muy conocidos, "El Conejo", "Wilmito", entre otros? Por supuesto, no podemos obviar al amigo Valentín Santana, jefe de los colectivos armados en el 23 de Enero, y quien el presidente fallecido Hugo Chávez ordenó detener, siendo infructuosa tal acción. Tal vez, Santana, quien por cierto, fue candidato para la "constituyente", también asesore a los aspirantes a ser gobernadores del cómo tiene que ser dicha "conducta". Si el Consejo Nacional Electoral (CNE) no puso problemas con la conducta de Santana ¿Por qué debería objetarla la "constituyente"? Cualquier asesorado por este señor en términos de "conducta", simplemente debería ser lo máximo en esta materia ¿Verdad, Cabello?

Otro punto de "buena conducta" pudiera ser que la carta tenga la firma de aquellos funcionarios, que se desplazan en vehículos y camionetas último modelo por parte del oficialismo. Que mejor "conducta" que bajarse como todo un "señor" o una "dama" de tales medios de transporte. Con una exigencia de esta magnitud, evitamos que el aspirante a gobernador se desplace como un "arrastrado" o ambilado, exponiendo la creación de "falsos positivos" que los candidatos para dirigir las entidades federales no pertenecen al nivel de vida de la clase política venezolana; y con mucho protagonismo, la creada en los últimos tres lustros. Sobre este particular, el propio Cabello debería ser uno de los principales asesores.

Otro de los requisitos para obtener la "carta de buena conducta" lo podemos sintetizar para que todo aspirante declare que en caso de ser sancionado financieramente por Estados Unidos, no le afectará en lo más mínimo que le embarguen propiedades fuera de Venezuela, ni que le suspendan el uso de tarjetas de crédito o débito con franquicias imperiales, porque nunca visita ese país, y menos habrá pensado hacerlo ¿Qué de bueno puede tener viajar y adquirir propiedades en una nación que "somete" a sus ciudadanos y cuyo nivel de progreso para nada se asemeja al nuestro?

El último de los requisitos para expedir la carta de "buena conducta" es la renuncia de reclamar la existencia de un posible "fraude" ante el veredicto del CNE, no importa, si este órgano no dice el número total de votos de los ganadores o perdedores, como por ejemplo, fue el caso de la elección de los "constituyentes". Si por alguna razón, la denuncia de alteración de resultados electorales viene de la empresa organizadora y facilitadora del llamado software, el candidato inscrito para la gobernación respectiva, se compromete a declarar que eso es un hecho manipulado con fines para desestabilizar la "pulcritud y honestidad" del poder electoral.

Sobre la carta de "buena conducta" es evidente que para obtenerla se necesitan muchos requisitos. Supongo que por parte de los candidatos "revolucionarios", las exigencias están más que cubiertas. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3436 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a250730.htmlCd0NV CAC = , co = US