Reflexiones ingenuas: Nicolás, yo si no quiero estrecharle la mano a Trump

"Yo soy yo y mi circunstancia" proclama Ortega en sus "Meditaciones del Quijote" al referirse a la esencia humana, a la naturaleza de la particularidad en la existencia de cada uno de los hombres.

Comienzo con este pensamiento este corto escrito para, a través de él, analizar a la afirmación que hizo el camarada Nicolás Maduro en el acto en el cual recibió a la directiva de la empresa estadounidense Horizontal Wall Drillers en el Palacio de Miraflores para firmar convenios y en el que, también manifestó su deseo, que algún día pueda estrechar la mano de Donald Trump y tener buenas relaciones con los EEUU.

Hay muchos elementos en las afirmaciones de Maduro que merecen ser tratados, analizados críticamente. Uno de ellos es la decisión de firmar convenios con empresas norteamericanas para la producción petrolera.

Deseo manifestar, previamente, mi poco conocimiento del tema petrolero. Confieso que soy lego en la materia, pero, al menos he leído algo y entiendo que unos de los objetivos de la Revolución Bolivariana es la independencia económica y el Presidente Chávez hizo un gran esfuerzo para establecer políticas claras para la explotación, refinación y comercialización del petróleo, nacionalizando PDVSA y sincerando las ganancias habidas en dicha industria para transferirlas al pueblo a través de programas de asistencia social. Eso le costó el Golpe de Estado y el Paro Petrolero que le ocasionó grandes pérdidas al estado venezolano y a la nación, siendo el operador político y financiero de esos dos aberrantes hechos, el imperio norteamericano, el propio con el que se está firmando nuevos acuerdos de inversión y con lo cual aumenta su presencia en el espacio venezolano y peso en la inversión extranjera.

Tampoco entiendo, como en estos momentos en que el imperio aumenta las presiones contra el gobierno nacional a través de "sanciones a funcionarios del gobierno", profundización de la guerra informática, financiando a las grupos fascistas de la derecha y al golpe de estado, asesorando y pertrechando armamentística y militarmente a los grupos de terroristas; auspiciando una intervención por parte de los organismos internacionales tales como la OEA, la ONU, CARICOM, UNASUR, y pare Ud. de contar, el gobierno nacional firme acuerdos económicos con quienes son, en esencia, sus eternos enemigos históricos.

Como dije en la introducción de este escrito, esas son sus circunstancias y a lo mejor la naturaleza del cargo que ejerce Nicolás le obliga a asumir estos compromisos, estas decisiones, al igual a aquella de mantener en su gabinete funcionarios que han demostrado poca capacidad gerencial, "dudoso" comportamiento ético, así como funcionarios ineptos, incapaces, poco comprometidos con el proceso, arribistas y "enchufaos". Esas son sus circunstancias y "hay que ponerse en sus zapatos" para saber por qué y para qué ocurre lo que está ocurriendo sin visos de cambios en lo inmediato.

Pero, eso de ofrecerle la mano a Trump, a quien ha amenazado con ejercer "sanciones económicas si el gobierno realiza la Asamblea Nacional Constituyente, el mismo que bombardeo a Siria y asesinó a 9 civiles, incluso 4 niños y más de 11 heridos. El mismo que amenaza con bombardear a Corea del Norte, a China, A Rusia, el mismo que arma al ejército terrorista ucraniano, que apoya a los ataques militares contra los palestinos y que han ocasionado muertes de niños, ancianos, jóvenes. El mismo que tiene las manos manchadas de sangre inocente incluso de venezolanos que han caído muertos y heridos por la violencia fascista de los grupos de oposición y a los cuales financia y apoya.

Y tal como afirma el camarada Freddy Elías Kamel Eljuri, en su artículo publicado en Aporrea "No entiendo que chavista haga negocios con fascistas: "Uno puede entender que alguien por x motivo pudiera estar descontento, pero lo que nunca entenderemos es que un revolucionario que se rasgue la vestidura, también sea tan descarado haciendo negocios políticos con los enemigos históricos del poder popular. Eso sencillamente es traición a la ética y a la moral".

Entiendo que Freddy Kamel se refiere a aquellos que han brincado la talanquera con todo y casa, a los que han abjurado del pensamiento revolucionario y hoy comparten "descaradamente" con los fascistas, los escuálidos, la canalla derechista. Y en las circunstancias que atraviesa Maduro, se trata de una "finta" diplomática, un "guiño" político.

En todo caso, para concluir, creo no estamos para flirteos, estamos es para "ponernos alpargatas nuevas porque lo que viene es joropo".

Yo jamás le estrecharé la mano a Trump.

Hasta la victoria siempre. Venceremos.







 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 985 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a249467.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO