La Constituyente, Nuevo Proyecto Constitucional renovado, una oportunidad democrática y socialista

Ayer fue el pueblo, la del Caracazo, quien se alzó contra el gobierno burgués, de la IV República, contra el Neoliberalísmo, las políticas contrarias al interés popular, y hoy es la burguesía, quien pretende irrumpir contra la V República, la Venezuela chavista, y en verdad "sin un clara dirección política", la de la Mesa de la Unidad Democrática, procurando desmontar la Constitución de 1999, el estado democrático de derecho y justicia, su institucionalidad pública encarnada en los Poderes Públicos, así como arremeter contra los logros sociales de las Misiones Socialistas.

De fondo está el cuestionamiento del modelo de inclusión social chavista, el Legado de Chávez, el modelo político de participación y protagonismo popular, la distribución de los ingresos petroleros en bien de las masas populares, así como el modelo de democratización de la economía, el modelo mixto de desarrollo económico. Sin embargo; todavía subsiste el modelo de Estado decadente de la IV República, frente a esto, debiera plasmarse y consolidarse el sexto poder, constitucionalizarse el poder popular mediante sus organizaciones tales como consejos comunales y comunas, La constituyente puede y debe hacerlo, crear el Sexto Poder.

La refundación del Estado con la V República no logró transformar profundamente el Estado, aún subsisten expectativas, corrupción, negligencia, desidia, traiciones a los intereses populares, errores de gestión, todo ello apunta a un desgaste del chavismo, al debilitamiento de la credibilidad, aplazamiento de decisiones, no termina de resolverse los problemas públicos fundamentales, de carreteras, asfaltado, ornamentación, limpieza de las calles, iluminación, equipamiento de infraestructura urbana entre otros. Subsiste una burocracia institucional en todas las instancias del poder, se niegan a responder como servidores públicos.

El nuevo Poder Constituyente del 2018, puede cambiar esta situación, reformar el Estado, puede impulsar la Ley Plan de la Patria, el Proyecto de Chávez, sobre todo en esta coyuntura política, de resistencia de la burguesía, de incapacidad de la oposición que ha dejado de ser democrática, que ha violentado todos los derechos humanos, todos los derechos constitucionales, ellos quienes han "maltratado la Constitución", su esencia transformadora encarnada en la institucionalidad del estado de derecho, democrático y de justicia, en el Poder Ciudadano.

Necesitamos por el contrario; renovar la Constitución, muchas de las ideas están plasmadas en el Proyecto de Reforma que Chávez trató de impulsar, otras en la Constitución de 1999, hay que profundizar el socialismo, no podemos quedarnos en el camino, por lo tanto no es cierto que "luce inoportuno e innecesario", hay que hacer los ajustes en materia de la educación y su institucionalidad, en lo económico, crear el sector mixto de economía, el sector socialista, corregir las deficiencias políticas, jurídicas que la actual coyuntura ha revelado, las falencias del Estado frente a las formas de protestas, las guarimbas, "el golpe suave", sobre todo con el revanchismo del Neoliberalísmo de la derecha opositora que amenaza con desmantelar los logros de la revolución bolivariana.

Por eso; necesitamos blindar la revolución bolivariana, hacer los ajustes constitucionales, las reformas necesarias en la actual coyuntura política, para frenar las amenazas fascistas, imponer un nuevo modelo económico, sustentando en el desarrollo no petrolero, apoyar el desarrollo no petrolero, cambiar la matriz productiva del país, industrializar el petróleo, sembrarlo, hacerlo más eficiente, un modelo pos rentista petrolero, capaz de superar la reticencia de la burguesía rentista y parasitaria, de someterla a los nuevas exigencias de la economía mixta del desarrollo, el nuevo proyecto democrático y de transición socialista.

Para superar la actual coyuntura, de negación al dialogo nacional, no hay otro camino, la paz es el camino, y la Constituyente es el dialogo y la paz como medio de resolver los problemas políticos, la negación a ello, implica resistencia de la burguesía y de los chavistas críticos quienes en un solo frente se oponen a la Ley , al mandato constitucional, a las decisiones de las autoridades públicas, al mismo legado de Chávez, por eso "la coyuntura de violencia, la deformación de los postulados de la Constitución de 1999". A diferencia del chavismo, donde el entusiasmo es incuestionable, la participación activa en el proceso constituyente.

Así pues; no existe "ningún riesgo de quitarle legitimidad a la Constitución", la Constituyente es ley, es legal, no hay dudas de interpretación legal, emana de la misma Constitución y la actual coyuntura política demanda respuesta a los demonios que ha desatado la guerra económica como "la parálisis productiva, la especulación y la hiperinflación", la violencia y el terrorismo, entonces porque no defender la Constituyente como camino al dialogo frente a la irracionalidad antidemocrática de la oposición, ya Chávez decía dentro de la Constitución todo, fuera de ella nada", entonces, ¿porque no responder con la Constituyente frente a la guarimba terrorista y la guerra económica?.

De que la Constituyente corra "el riesgo de un solo sector quien participe", pues nadie niega la participación, el protagonismo es libre, la democracia es libre, quien no quiera participar no participe, pero tampoco le quite el derechos a otros a participar y votar, la Constituyente es la oportunidad de oro de reconciliar a la Nación, toda vez que "El país reclama con urgencia la atención a los grandes problemas nacionales. La inflación, la especulación y la parálisis productiva exigen un inmenso esfuerzo colectivo. La paz y la concordia para retomar el camino de la producción y buscar un nuevo consenso social para darle impulso a políticas institucionales de emergencia". Se concluye que la Constituyente no es ninguna amenaza a la coyuntura, actual, es la respuesta a los peligrosos caminos de la derecha, la timorata aptitud de los socialistas críticos, a su recule, de manera que es una oportunidad frente a la crisis, de impulsar la revolución bolivariana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 583 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a248794.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO