¿Qué sería de Luisa si no existiera Tarek?

Múltiples virtudes tenía nuestro Comandante Chávez, pero una en particular vamos hacer referencia y es aquella mediante la cual, enaltecía un determinado personaje y el susodicho, como por arte de magia, se ganaba el cariño del pueblo venezolano que le seguía con máxima lealtad. Recordemos el caso del Toby Valderrama de quien recomendaba la lectura de sus Granos de Maíz, desaparecidos al ser desplazado el camarada Rafael Ramírez de PDVSA hacia nuevos derroteros, en defensa de nuestra Revolución Bolivariana en el escenario internacional. Ese solo evento, bastó para que el susodicho personaje se transformara en un "lobito" que ahora escribe en sentido contrario a como lo hacía antes, en vida de nuestro Comandante Chávez, evidenciando con ello, que se trataba ni más ni menos de un tarifado que escribe según le paguen sus dueños, en términos concretos, se trató de un mercenario del teclado, una estafa a nuestra Revolución; tanto, que el camarada Rafael, tuvo que deslindarse del funesto personaje y escabullírsele. Como ese, ha habido otros muchos casos de personajes que, creyéndose una lumbrera "revolucionaria" y, en alguna oportunidad, por haber ocupado algún cargo o carguito en la Administración de nuestro Comandante Chávez. Al ser desplazados por el camarada Maduro, en su gestión presidencial; tal gesto, les bastó para colocar al camarada Maduro en la acera de enfrente, como un hereje al cual tienen que estigmatizar y declararlo persona no grata. Lo peor del caso, es que se trataron de gestiones grises, sin trascendencia de ningún tipo y que el pueblo, con su silencio, de cierta manera consideró como acertada, la medida de desincorporarlos de la misión que tenían asignada. Es tal, el odio que hoy excretan en sus textos y declaraciones, que Julio Borges –recientemente- anunció la realización de un acto para incorporarlos como "chavistas disidentes" a la organización oposicionista, donde seguramente tendrán su Visa de EEUU garantizada, y sus recursos que pudieran tener depositados en el "paraíso" del norte imperialista, no serán objeto de eventuales sanciones por parte de la Reserva Federal estadounidense. Cuántas críticas, no les hizo nuestro Comandante Chávez al Ministerio Público e incluso al TSJ, desde su posición de Jefe del Estado cuando apreció que, desde dichos organismos, presumía incumplimiento de sus obligaciones constitucionales, ejercer el respeto a la Carta Magna o amparar la impunidad. Su palabra, obtenía el debido respeto, incluso, de un organismo como el Ministerio Público plagado de opositores a la Revolución Bolivariana, como lo evidenciaron en abril de 2002, cuando hicieron público un manifiesto de apoyo al breve golpe fascista de Pedro Carmona Estanga, la Coordinadora Democrática, hoy MUD, y la Embajada imperialista del Estado Unidos (EEUU).

Si bien, Chávez fue en extraordinario demócrata, en el desempeño de su gestión gubernamental aceptaba las críticas y el debate de las ideas pero al final del mismo, como acostumbraba expresarlo públicamente, las decisiones se acataban sin objeciones; por ello, siempre exigía máxima lealtad. El camarada Nicolás, reúne un estilo súper democrático, si bien vale el término. Su gestión, en cierta manera, representó una apertura al ejercicio de la política en filas revolucionarias, nadie como él, ha dado impulso al surgimiento de nuevos liderazgos en filas revolucionarias. Sus gabinetes, nos han permitido conocer otras figuras revolucionarias desconocidas hasta entonces. Su estilo de ejercer el liderazgo revolucionario, positivo estilo, ha sido interpretado por algunos funcionarios como una muestra de debilidad y de relajo del poder gubernamental. Una muestra de eso, lo constituye el caso de Luisa. Mal interpretó al "bonachón" Nicolás, concibiéndolo como un flojo de carácter y ello, la ha colocado en la acera de enfrente en lo concerniente al desempeño de sus obligaciones constitucionales que, como Jefe del Estado, está en la obligación de exigirle máximo cumplimiento. Hoy, Luisa, en requerimiento de máximo cumplimiento por parte del Jefe del Estado y de todo un pueblo, ha reaccionado colocándose en la acera de enfrente, como si se tratase de una lideresa oposicionista. Con esa actuación, intenta ocultar su incapacidad jurídica para dirigir un organismo tan complejo como lo es el Ministerio Público, que como bien señala el ex Fiscal Isaías, se ha transformado en un partido político de oposición, sin "objetividad, credibilidad, respeto y equilibrio" sobre los temas que les toca considerar. Peor aún, tratándose de un organismo fundamental del Sistema de Justicia, creado por nuestra Constitución Bolivariana, hoy está enfocado a destruir desde dentro ese sistema, como si de un enemigo político se tratare, al TSJ.

Debemos confesar que, cuando el diputado Pedro asomó la posibilidad de que Luisa tenía su toque de no cordura o locura, su alerta no nos pasó desapercibido y, desde entonces, seguimos paso a paso las declaraciones de Luisa. En una oportunidad, envalentonada arremetió contra los jueces designados por la Asamblea Nacional, entonces dirigida por el camarada Diosdado. Asomó un hecho ilícito e incluso, pretendió engañarnos a todas y todos, bajo el artificio del no cumplimiento del proceso Constitucional, lo que asomaba una posibilidad de nulidad del referido proceso de designación. Allí, entre las barandas, apareció Tarek y como presidente del Consejo Moral Republicano, no solo desmontó la olla podrida que habían cocinado en Washington, donde ya hacían fiesta, sino que dejó en entredicho la capacidad de discernimiento de Luisa. Allí, nos acordamos de Pedro y su propuesta de que una Junta Médica evaluara a Luisa y su cordura. Tan contundentes fueron los documentos hechos públicos por Tarek, que Luisa, cual pisa pasitos, se hizo la loca y no volvió a insistir sobre el tema. Pero, Luisa se ha vuelto insistidora y cada vez que la violencia terrorista decae, ella vuelve a insistir en sus denuncias contra el TSJ, utilizando tal estratagema para darles respiración al decadente terrorismo opositor. Se parece tanto al gobierno nazisionista de Israel, su actuación, que cuando el Gobierno Constitucional de Siria aplica certeros golpes a la banda terrorista del Estado Islámico y decae su accionar, aviones nazisionistas israelíes bombardean posiciones del ejército sirio, causando bajas de combatientes del Ejército Sirio, permitiéndoles recuperarse al Isis. ¡Así viene actuando Luisa!

Su última actuación fue la menos cuerda de todas. Ocurrida la derrota imperialista del Estado Unidos, por medio de nuestros embajadores en la OEA y la ONU, develada la actuación de la CIA y uno de sus agentes tapareado como supuesto "chavista" en la actual intentona de golpe de Estado, aún en curso, y ocurrido el evento del atentado terrorista a las sedes del Ministerio del Poder Popular de Interior Justicia y Paz, y del TSJ, por parte de tres maniquíes y dos agentes del CICPC que hurtan un helicóptero para ejecutar su acción criminal, acude nuevamente Luisa a los medios de comunicación, no precisamente a manifestar su repudio a tan criminales hechos sino a pronunciar públicamente su desacato o desobediencia, a las sentencias del TSJ e incluso, va más allá y usurpando las atribuciones de la Sala Constitucional, dictamina que la AN no está en desacato, puesto que, según ella, esa figura no existe en nuestra legislación. Sus gestos en dicha rueda de prensa dan que hablar y nos presentan otra Luisa, leyendo un libreto pre escrito quien sabe por qué personaje de oposición, al cual, se aferró a leer letra por letra, comas, comillas y comidillas. Tarek, desmontó su locuacidad de desmeritar una Sentencia que respondía a una solicitud de interpretación del órgano Defensor del Pueblo, aclarándole a la propia Luisa quien, al parecer, no se había tomado la molestia de leer en su integridad, la Sentencia objeto de su drenaje de arrecheras, sino que, reprobando su actuación Tarek y señalándole con argumentos de peso, que dicha Sentencia se convertía en referencia no solo para el caso venezolano sino para toda Latinoamérica.

La falsedad del discurso de Luisa, según el cual se le quitaban atribuciones al Ministerio Público fue desmontado magistralmente por Tarek, tanto, que días después, la propia Luisa a través de su cuenta tuiter, anunciaba con bombos y platillos, que se estaba dirigiendo a la AN en función de solicitarles ratificaran la designación del irrito vice fiscal que meses antes, ella había juramentado y estaba ejerciendo funciones de manera irrita, en un acto totalmente contrario a la Constitución y demás leyes de la República. Tal pareciera, que un halo de cordura se acercaba a su mente, solo que, como sabe todo el país, esa AN mientras se encuentre en situación de desacato a la Constitucionalidad, todas sus decisiones serán nulas de toda nulidad y la decisión que pudieran tomar en relación a la designación del vice fiscal, serían en consecuencia nulas de toda nulidad, como bien expresa nuestra Constitución en su mandato 138: "Toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos…" En resumidas cuentas, como venezolanos aspiramos que, en cumplimiento de la Ley, el sujeto que usurpó el cargo de vice fiscal retorne al Erario público nacional, los sueldos y salarios que cobró ilegalmente y que, en base a lo dispuesto en la Ley Contra la Corrupción, se evalúe la posibilidad de aplicarle alguna sanción al gravísimo delito que pudiera haber cometido en el ejercicio de sus funciones irritas, sobre las cuales no estaba investido legalmente para ejercerlas. Si tanto le preocupa el tema de la corrupción a Luisa, estimamos que debiera comenzar hacer Justicia con uno de los suyos, el ejemplo comienza o debe comenzar por casa.

Para el 4 de julio, el TSJ ha convocado a Luisa para un procedimiento legal, denominado el Antejuicio de Méritos; mecanismo mediante el cual, nuestro Sistema de Justicia evaluará a Luisa y su posibilidad de continuar o no, en un cargo de tanta responsabilidad como lo es, el de Fiscal General de la República que, como demuestran los hechos recientes, ha abandonado en desmedro de sus aspiraciones de dedicarse al ejercicio de la política oposicionista al Gobierno del camarada Nicolás Maduro. La actual coyuntura, exige definiciones urgentes, para evitar que Luisa cumpla el objetivo denunciado por el ex Fiscal Isaías, en una entrevista hecha pública: "La Fiscal actual está desmontando el Ministerio Público, está liquidando el Ministerio Público como institución". Hora ya, de liberarla de sus obligaciones constitucionales y vaya en carrera de sus aspiraciones políticas. De todas, cualquier otra aspiración de carácter político en otro cargo público, ya el pueblo ha tomado nota, y condición sine qua non para el ejercicio del mismo, deberá exigírsele una prueba sicológica de evaluación de sus capacidades mentales…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2222 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a248478.htmlCd0NV CAC = Y co = US