Debemos respaldar a un solo objetvo constitucional

La vieja idea de Chávez de la nueva geometría del poder

  • Hay que superar los obstáculos que han surgido desde el propio seno del gobierno en revolución para avanzar en la nueva distribución político-territorial del país y la ocupación de los espacios institucionales del Estado Burgués por parte del Poder Popular.

El proceso constituyente, verdaderamente democrático, revolucionario y bolivariano, no ha terminado en Venezuela. Es necesario abrir nuevas puertas y profundizar para generar un nuevo marco institucional, jurídico, político y económico, que permita adelantar mecanismos populares que faciliten el diseño de una democracia abierta y dinámica que tienda a la verdadera democracia.

Esa fuerza es el proceso nacional constituyente, como lo señaló el comandante Chávez: "el proceso constituyente venezolano no ha terminado, y hay que ubicarlo en perspectiva histórica […] nos hemos topado con viejas estructuras que quedaron intactas en la nueva constitución […] para que no se apague el proceso es necesario abrir nuevas puertas y profundizar".

Lo señalado por Chávez significa un enfoque de profundidad, el "hasta dónde", en el cual trata de visualizar el "hacia dónde", refiriéndose a la dirección estratégica para apuntar a lo que él mismo llamó "la nueva geometría del poder" para adelantar los planes de distribuir el poder político, económico, social y militar sobre el espacio nacional.

1. LA NUEVA GEOMETRÍA DEL PODER

El cuarto motor señalado como "La Geometría del Poder", en el acto de toma de posesión de las elecciones presidenciales del 6 de diciembre de 2006, por el presidente Chávez quedó delineado de la siguiente forma: "El cuarto motor, tiene que ver con una nueva geometría del poder […] El cuarto motor del proyecto socialista revolucionario tiene que ver con (así lo he llamado) la nueva geometría del poder. La geometría mide, sobre todo, tres elementos: la distancia, la extensión y el volumen o el contenido; (Debemos hacer análisis) sobre el territorio, ¿cómo está distribuido el poder político, social, económico, militar y cómo debería estar? Éste es un tema en el que pido especial atención".

Esta propuesta está integrada por la nueva manera de distribuir el poder político, económico, social y militar sobre el espacio nacional. Se propone revisar la distribución político-territorial del país y generar la construcción de un sistema de nuevas ciudades y de territorios federales. Representa una innovación en la búsqueda más eficiente de la administración o uso del espacio que se adapte mucho más a nuestra realidad y a nuestras aspiraciones, que permitirá a los Gobernadores y Alcaldes analizarla para propiciar el desarrollo integral del Poder Popular y la construcción del sistema de Ciudades Comunales.

2. LA CIUDAD

En el Artículo 15, numeral 4, de la Ley Orgánica del Poder Popular, se establece los sistemas de agregación comunal como: "Los sistemas de agregación comunal, que por iniciativa popular surjan entre los consejos comunales y entre comunas". Este concepto resulta, por demás, ambiguo para el proceso de construcción de los sistemas de agregación comunal porque expresa una resistencia en la elevación del nivel de consciencia para lograr realmente un sistema comunal de ciudades, por lo que es imprescindible plantearnos otro modelo de desarrollo urbano y de organización social que anticipe un cambio político y la creación de alternativas espaciales, que puedan apoyarse en una práctica teórica para una práctica política que las haga realidad.

La ciudad se configura para el mayor beneficio del capital industrial, comercial y financiero y sólo accederá a destinar el excedente de producción a la conservación del espacio histórico cuando no enfrente los intereses que tenga el capital dominante. Y esto se comprueba en todo el mundo. En efecto, el espacio urbano pierde su valor de uso y se convierte en un valor de cambio que realiza su plusvalía acoplándose al mecanismo productivo Capitalista. Lo urbano se transforma en una mercancía bien alejado de las necesidades de espacio que exige la reproducción de la vida y de la especie humana.

Por lo que nos preguntamos: ¿Es posible dentro de las actuales estructuras capitalistas el desarrollo urbano y la organización social de carácter socialista? Si la ciudad ha sido la forma material como se ha expresado la sociedad dominante y es esto lo que le da sentido estratégico a la construcción de los nuevos sistemas de ciudades, entonces, cualquier teoría arquitectónica que se fundamente sobre el desarrollo urbano y de organización social deberá partir de la propiedad social del espacio y de la socialización de la empresa constructiva. Y, desde luego, que esa teoría sea tributaria de la práctica política que desarrollen las multitudes, para que la plena utilización de las fuerzas productivas pueda satisfacer, entre otras, el consumo de espacio que las tensiones demográficas y los requerimientos humanísticos necesiten.

De allí, la importancia de otro aspecto planteado por Escalona relacionado con la socialización de los medios de producción con énfasis en la cuestión productiva: "Nuestras ciudades no pueden seguir siendo copia (caricaturesca a veces) de la ciudad moderna, explotadora del campo. El 15% de la comida del mundo se produce en las ciudades y ello puede ir marcando la desaparición de la separación entre campo y ciudad".

Esto quiere decir, que no se trata de lograr una imagen bucólica de los sistemas de ciudades y su nueva geometría territorial, sino por el contrario, se debe definir los verdaderos territorios de la gente estableciendo la socialización de los medios de producción, con énfasis en la cuestión productiva. De allí, que debemos definir no sólo el territorio productivo para propiciar la propiedad social y eliminar la dualidad entre campo y ciudad, sino también plantear una necesaria política de producción de prioridad agraria que nos sitúe sobre el problema urbano, a través de una nueva práctica económica-política de control social del espacio y su producción, como de una política para la ocupación del territorio de modo que todos los seres humanos posean el espacio necesario de abrigo, descanso, alimentación, juego, arte, fiesta y todas aquellas funciones de carga y descarga energética. Efectivamente, vemos el avance de la revolución venezolana en la perspectiva concreta de la construcción del Socialismo del siglo XXI como elemento teórico y es, por lo tanto, ella misma, una especie de práctica revolucionaria. Y, esta tarea fundamental, debe apoyarse en la organización política, la construcción de la nueva sociedad y los nuevos sistemas de ciudades comunales.

Anticipamos, entonces, una solución política para la organización del espacio urbano vinculado con el todo, con la ciudad, con la lucha de clases por el espacio. Que pueda apoyarse en una práctica teórica de producción de conocimientos y soluciones técnicas, para una práctica política que las haga realidad en su Ser para la vida y la libertad de uso del espacio y de una comunidad. De modo que cada ser humano posea el espacio de intercambio de la Materia y el espacio de reproducción de la Energía, determinado por la propiedad social de la fuerza productiva industrial de la construcción y del espacio urbano, cuya principal cualidad es la de poseer valor de uso.

No es posible el análisis la figura de la Ciudad Comunal sin acudir éste Reglamento de la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, porque es precisamente allí donde vamos a identificar la organización y el funcionamiento de una autoridad única, que será designado, es decir un funcionario no electo, con funciones establecidas en el Reglamento. No obstante, todo parece indicar que los Consejos Comunales y las Comunas, serían las únicas instancias de participación directa que quedarían para los ciudadanos, con lo cual estaríamos frente a un diseño que impone un límite al protagonismo y participación de los propios ciudadanos en la gestión pública.

La Ciudad Comunal, el sistema de ciudades y la nueva ordenación del territorio parecen haberse concebido dentro de un clarísimo y sugerente proyecto de transformación política organizado en tres nuevos ámbitos espaciales político-territoriales: las Ciudades Municipio, los Distritos Motores de Desarrollo y los Territorios Federales.

2.1. LAS CIUDADES MUNICIPIO

Las Ciudades Comunales, con base de sustentación ecológica, necesariamente van a responder a la extensión territorial del Municipio que hoy conocemos. Estaríamos, entonces, en presencia de un nuevo ámbito geográfico y territorial definido como una Ciudad Municipio no solo con nuevos límites y nueva estructura territorial sino que, además, con gobiernos propios.

En este sentido, el artículo 15, numeral 3, de la Ley Orgánica del Poder Popular, referida a las instancias del Poder Popular para el ejercicio del auto gobierno, establece: "La Ciudad Comunal, constituida por iniciativa popular mediante la agregación de varias comunas en un ámbito territorial determinado".

En efecto, el desarrollo del modelo de Ciudad Municipio formaría la base de una nueva estructura espacial-territorial que incorpora las áreas cercanas que se tenían como rurales y que ahora pasarán a ser parte de las zonas productivas de la Ciudad Comunal. Es decir, el modelo de Ciudad Municipio debería ordenar la integración y equidad socio-territorial a través de los Ejes de Desarrollo Integrales.

En estas condiciones es, entonces, perfectamente posible pensar en la dicotomía rural-urbana con la desaparición de la clasificación espacial de la población rural-urbana y pasar a defender la tesis de la totalidad de la población. Se trata, pues, de recomponer los intereses en torno a una nueva identidad urbana colectiva, a un renovado sentido de pertenencia, a una restablecida convergencia sobre una nueva estructura espacial-territorial y, a partir de la Ciudad Municipio, reconocer el derecho a la ciudad y a la ciudadanía como sujeto social y político en su tesis de la totalidad de la población.

2.2. LOS DISTRITOS MOTORES DEL DESARROLLO

El segundo ámbito espacial político territorial lo formarían los Distritos Motores del Desarrollo que podrían agrupar varias Ciudades Municipios cercanas con potencialidades semejantes, coordinados por gobiernos regionales en función del interés nacional, con la finalidad de impulsar en el área geográfica comprendida en cada uno de ellos, un conjunto de proyectos económicos, sociales, científicos y tecnológicos destinados a lograr el desarrollo integral de las regiones y el fortalecimiento del Poder Popular en aras de facilitar la transición hacia el Socialismo.

En este sentido, en el capítulo I, artículo 3, del Reglamento de la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, establece un párrafo adicional en el que se entiende por Distritos Motores del Desarrollo: "[…] la unidad territorial decretada por el Ejecutivo Nacional que integra las ventajas comparativas de los diferentes ámbitos geográficos del territorio nacional, y que responde al modelo de desarrollo sustentable, endógeno y socialista para la creación, consolidación y fortalecimiento de la organización del Poder Popular y de las cadenas productivas socialistas en un territorio delimitado, como fundamento de la estructura social y económica de la Nación venezolana. En este sentido, los Distritos Motores de Desarrollo son conforme a sus características históricas, socio-económicas, culturales y a sus potencialidades productivas, donde se localizan esfuerzos instituciones, económicos, políticos y sociales, dirigidos a garantizar su desarrollo integral y sustentable".

Según esta definición del Reglamento de la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, puede organizar y diseñar el funcionamiento de esas Ciudades Comunales, sin que para tal fin, medie una consulta a los ciudadanos y menos a las autoridades constitucional y legítimamente elegidas por el soberano, llámense Alcaldes, Gobernadores o Parlamentarios en general. Esta norma de por sí vincula el Distrito Motor de Desarrollo con las Ciudades Comunales, pues es precisamente en el decreto de creación de ese Distrito Motor en donde se desarrollarán las normas relacionadas con la organización y el funcionamiento de las Ciudades Comunales.

Se hace evidente que la autoridad única designada, prevista para el Distrito Motor de Desarrollo, no electa popularmente, podría tener un vínculo importante sobre esa Ciudad Comunal. Pues, el diseño del Distrito Motor de Desarrollo, expresa un modelo de relación política entre Estado y Ciudadano, donde la participación directa del ciudadano, se iría limitando al ámbito Comunal, reservándose para otras figuras colectivas un mecanismo de participación representativa, a través de los Consejos Comunales.

2.3. LOS TERRITORIOS FEDERALES

El tercer ámbito político-territorial lo formarían los territorios federales, los cuales son aquellos asociados a procesos industriales básicos vinculados con acciones estratégicas, que constituyen reserva nacional, parques o áreas de administración especial de interés para la defensa nacional; que deberán estar bajo control del gobierno central.

Según lo anterior, los Territorios Federales son poligonales que incluirían, además de las tierras urbanas, aquellas tierras no residenciales dedicadas al cultivo, a la cría, la industria o cualquier tipo de producción que forme parte del sustento de esas ciudades. En todo caso estarían dotados de territorios alrededor de ellas que faciliten el trabajo productivo. Los territorios federales son los que le otorgarán a la ciudad y a su territorio aledaño, carácter integral y sistémico y, a su vez, la ciudad les da a ellos efectiva organicidad, convirtiéndolos en su gobierno natural.

3. UN ASUNTO DE PRINCIPIOS

  • Dejar que el pueblo organizado designe sus candidatos porque existe en el propio seno del pueblo una fuerza legítima indetenible, capaz de impulsar la transformación de ese marco institucional intacto.

  • Que sean las organizaciones propias del pueblo con las características y la profundidad que ellas mismas se vayan dando en las luchas reales y no según las expectativas de determinados grupos y/o dirigentes.

  • El PSUV sólo debe convertirse en facilitar y movilizar para evitar la tentación que se viene realizando de imponer liderazgos por encima del proceso mismo que le da origen, el que determina a las organizaciones políticas, el que les da vigencia y las legitima.

¡En el nombre de Bolívar, de Cristo y de Chávez, la lucha sigue!

Desde Cumaná, Sucre, Venezuela, a los 4 días del mes de junio del 2017.

Arq. Servando Marín Lista

4.687.165 / 04147776727 / tetralectica©yahoo.es

- Candidato a la Asamblea Nacional Constituyente por el sector de trabajadores y trabajadoras del Municipio Sucre del Estado Sucre.

- Vocero del Consejo de Revolucionario "Argenis Vásquez Marcano"

- Autor-editor del libro "La Ciudad Comunal, la lucha de clases por el espacio".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 896 veces.



Servando Marín Lista

Arquitecto- Es autor del libro "Desde la Comunidad": la arquitectura de multitudes (junio, 2010) dirigido a la formulación de propuestas de planificación del desarrollo estratégico para captar el objetivo esencial y específico de clarificar el compromiso y la responsabilidad de la explosión del Poder Popular con la problemática total de la ciudad, mediante todas las escalas de sus propias acciones para marchar rumbo al nuevo sistema de Ciudades Comunales, los Distritos Motores de Desarrollo y los Territorios Federales. Y autor, también, del libro "La Ciudad Comunal, la lucha de clases por el espacio" (nov, 2013) donde plantea una interpretación de los fenómenos urbanos, que constituye una herramienta sobre lo que ?desde afuera? de la estructura urbana, el poder económico y el poder político, conforman la lucha de clases por el espacio y avanza en el señalamiento de la necesaria ruptura con los valores, instituciones, relaciones de poder y las raíces más profundas de la sociedad capitalista.

 tetralectica77@gmail.com      @chevan2

Visite el perfil de Servando Marín Lista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: