"El General Santander desacatando las órdenes de Bolívar" (VI)

En la Cuarta República los gobiernos oligarcas venezolanos tiraron por la borda histórica los principios filosóficos del Libertador Simón Bolívar, ellos en cuanto a la manera de gobernar. También lo hicieron las oligarquías nacionales de las naciones pertenecientes a la Gran Colombia. Es así como en Venezuela durante 179 años no se oye más eso de "El sistema de gobierno más perfecto…" pensamiento que se hace consigna en los gobiernos revolucionarios bolivarianos de la llamada Quinta República. Sin duda que los gobiernos bolivarianos en un pronto futuro totalmente se estabilizarán en Venezuela, pero mientras tanto seguirán estando al lado del pueblo venezolano resolviéndole los más elementales problemas, fruto de la exclusión a que fuera sometido durante 179 años de oprobio. Continuemos en este sexto escrito descifrando el por qué en el Panamericanismo, Venezuela no debe transitar.

La desigualdad política de ciertos Estados Americanos origina un poder político internacional, que ejercen los Estados Unidos, pero esta es una política individual de los Estados Unidos y no la política del Panamericanismo ya que formando los Estados Americanos un sistema político de distintas naciones que abrigan unos mismos ideales políticos, cooperan con espíritu de amistad fraterna a la promoción de sus intereses comunes, sean políticos, económicos o culturales. Panamericanismo entonces, desde un punto de vista estrictamente etimológico, significa la unión de los pueblos americanos, sobre ello no queda duda, sin embargo queda por aclarar uno de los elementos importantes de la confusión respecto a la polémica que atribuye a Bolívar la paternidad del Panamericanismo, por la acción concreta de haberse extendido invitación para asistir al Congreso de Panamá de 1826 a los Estados Unidos de América. (De nuevo es necesario aclarar que no fue Bolívar quien hace esta invitación, fue el colombiano Francisco de Paula Santander, que encargado de la Presidencia de la Gran Colombia, aun contra la voluntad de Bolívar; lo hace) Cuando el Libertador decide convocar para el Congreso de Panamá, lo hace plenamente convencido de que el mismo no debía tener un aspecto ni una estructuración Panamericana. No obstante, * el General Santander, colombiano, desacatando las ordenes de Bolívar, invita al Congreso de Panamá a los Estados Unidos, y a Inglaterra como observador, explicando Santander a Bolívar de la siguiente forma su actuación: "En Europa ha comenzado a alarmar la Confederación Americana y al ministro Inglés George Canning se le hace llegar la especie de que esa reunión tenía como finalidad formar una liga de naciones americanas para enfrentarse a la Europa, y que además se trata de desquiciar el imperio del Brasil para convertir toda la América en Estados populares. A esta fecha debe haber recibido el gobierno británico una nota relativa a la Confederación, en la se excita se enviara un comisario como testigo, a manera de lo que se practica en los Congresos europeos. También se ha avisado de la reunión al comisionado del emperador del Brasil. Estos pasos nos parecieron prudentes para quitar todo motivo de alarma y todo pretexto de hostilidad"

De manera tal que si se quisiera hallar el verdadero padre del Panamericanismo, tendría que afirmarse que fue el colombiano Santander quien pretendió y logró convertir al Congreso en una reunión de todos los países del hemisferio, independientemente de las inclinaciones políticas, posiciones democráticas, propósitos imperialistas e intereses comerciales de los mismos; y no el venezolano Bolívar. El Congreso de Panamá se instala en la Sala Capitular del Convento de San Francisco en Panamá el 22 de junio de 1826, pero muy distante de lo que fue la concepción original de Bolívar, éste congreso resultó apenas una fantasía que el mismo Bolívar describió, melancólicamente, de la siguiente manera: "El Congreso de Panamá, institución que debiera ser admirable si tuviera más eficacia, no es otra cosa que aquel loco griego que pretendía dirigir desde una roca los buques que navegaban. Su poder será una sombra y sus decretos meros consejos: nada más" Según la opinión de diversos autores, los factores que influyeron negativamente, evitando que prosperara la iniciativa bolivariana, podrían resumirse de la siguiente manera: 1. Por un lado, la labor solapada realizada por los agentes diplomáticos norteamericanos tanto en Méjico como en Lima para la época, Poinsett y Tudor, la cual estaba dirigida a crearle al Libertador entre los pueblos de América "una imagen cesárea o napoleónica", capaz de despertar recelos y desconfianza entre los gobernantes, e impedir, de esta forma, que se consolidara la unión; y 2. La propia idiosincrasia hispana y la herencia del Cabildo en formación de Comunidades de la Madre Patria, lo cual contribuyó a que la América Hispana cayera en la desunión y en la anarquía.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 706 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a246162.htmlCd0NV CAC = Y co = US