Los peligros nos acechan (III)

La crisis mundial actual del capitalismo es completamente estructural; es profunda. El capital saldrá con vida de esta encrucijada, pero muy disminuido. Será el largo comienzo de su desaparición. Venezuela no escapa a esta realidad. Donde hay contradicciones hay conflictos; las contradicciones reflejan las luchas de clases que se mueven en la sociedad. Nuestra crisis de hoy, es la crisis del capitalismo no del pueblo, pero el pueblo debe sacar el mayor beneficio de esta crisis, radicalizándola. Llegaran los tiempos en que tendremos que hacer valer nuestras ideas por la fuerza. Las crisis no maduran solas, no es mecánico el devenir de la historia, requiere de la intervención humana, pero lo humano necesita de la conciencia de clase y la conciencia de clase se construye en una identidad entre teoría y praxis.

El capital frente a peligros de insurgencias populares, saca sus filosas y envenenadas garras. Los esfuerzos que hará para recuperar espacios y poder, serán abiertamente represivos y terroristas. En su favor, hoy el capital se topa con una izquierda venida a menos, socialdemocratizada, que no convence porque no señala claros caminos. La esperanza revolucionaria siempre está en el pueblo, pero la capacidad trasformadora popular, está intervenida por poderosísimas herramientas ideológicas, comunicacionales y los siempre presentes espacios alienantes y enajenantes del mercado. No hablo de un espacio físico o su producción de inutilidades, me refiero al poderosísimo coloniaje; al sometimiento sutil o abierto del que han sido víctimas los pueblos: el control cultural. El revolucionario tiene que ser "El hombre y la mujer nueva" del Che, porque la clave de estos procesos está en la cultura. ¿Cómo llegar allí? ¿Cómo liquidar la cultura dominante e imponer una contra cultura revolucionaria? Sin liquidar al Estado burgués no hay revolución socialista. ¿Hasta cuándo "el hombre será lobo del hombre"? (Hobbes).

Los "Reflejos condicionados" de Pavlov, los descubrimientos sobre el subconsciente y las pulsiones humanas de Freud, los trabajos experimentales conductistas en Estados Unidos e Inglaterra, las investigaciones militares sobre territorios y personas, todo esto ha servido y sirve para el más absoluto "control mental" de las personas. Ya no sólo somos productores y consumidores, somos sujetos conducidos por los hilos visibles e invisibles de los medios de comunicación. Tanto poder tiene una frase audazmente manipulada en un medio de comunicación, como un cañón militar. Se manipulan sonidos, imágenes, colores, emociones, deseos, esperanzas, odios, miedos, envidias, figuras, acciones, lenguajes, lo que sea con tal de controlar a sus víctimas. Lo difícil no es manipular, lo difícil es convencer que se le ha manipulado. El terror produce el miedo. El subconsciente está saturado de pasado, su extracción puede producir efectos irracionales. Lo emocional supera a lo racional, la acción radical a la consciencia. Se usan excrementos contra la policía, se ponen menores de edad como escudos, buscando el muerto de oro que necesita internacionalmente el imperio, dinamitan escrúpulos y lanzar acusaciones. Se ataca al Presidente Maduro, para borrar del imaginario popular los recuerdos del Comandante Chávez. Vendrán asesinatos selectivos entre ellos mismos. Apelan a delincuentes comunes, para que "el trabajo" sea de mejor calidad. Atacan centros médicos para triangulan contra Cuba y mal poner el socialismo. Apelan a "falsos positivos" aprendidos en Colombia. Manipulan y repiten titulares de prensa y televisión para darle fuerza a sus mentiras (Gebbel). Venezuela es en estos tiempos un colosal laboratorio del imperialismo norteamericano, del Mossard israelí y la policía colombiana.

El anticomunismo es de vieja data en nuestro país; lo usó la feroz dictadura de J V Gómez (1928). El Presidente López Contreras, declaró constitucionalmente traidores a la patria a los comunistas (1938).El bestial represor Rómulo Betancourt, declaró a los comunistas "Sicofantes del hamponato" y vinieron cuarenta años de persecución a la izquierda. Los revolucionarios asesinados por el gobierno de R Leoni son incontables. La figura de los "desaparecidos" se inició en Venezuela. Un país sometido por década a la cercana influencia de los Estados Unidos, en el marco de la llamada "cultura petrolera", que ha dependido por cien años de la renta petrolera, tiene en su estructura social, política y económica, enormes dificultades para el emprendimiento revolucionario.

Nunca como hoy, conocemos tanto de nuestro cerebro y de nuestra conducta, de su metabolismo y fisiología. En nuestra evolución desde el reino animal, hemos podido transitar a estadios más humanos, pero aún nos quedan vestigios animales (cerebro reptil). Es esta parte del cerebro la que está siendo exacerba, para devolver a la etapa animal a un puñado de venezolanos. Bloquear el raciocinio y manipular las emociones y el morbo, es el procedimiento.

Cuando el capitalismo entra en severa crisis intrínseca, arremete contra lo que sea, como sea y contra quien sea. Es este el caso del fascismo. La barbarie, el salvajismo y la animalidad se quedan pálidos, frente a lo que es capaz de hacer un fascista impactado por la falsa realidad temporal y territorial. Onublado su raciocinio se atreve a la más insólita conducta animal. El fascista es una bestia con dos patas; vuelve a su condición animal. Destruyen, asesinan, queman, maldicen, torturan, carentes de toda racionalidad, asumen conductas brutales, salvajes, insospechadas. Quemar escuelas con niños adentro, incendiar un hospital infantil, poner guayas para decapitar a transeúntes, linchar personas, destruir sistemas públicos de luz, agua o electricidad, manipular información en los medios, jugar con las emociones, exacerbar el cerebro animal que aún nos queda en nuestra evolución, hiperpotenciar ideas y propósitos anti revolucionarios, mentir descaradamente, visibilizar sus crueldades, jugar con el miedo humano, , imponer normas y pedir gustosamente invasiones de ejércitos foráneos, ser conscientemente mercenario, usar instrumentos u objetos mortíferos, matar tomándolo como éxito, defecar en vías públicas como acto de rebelión, impulsar lo que ellos llaman: "EL MIERDAZO", estimular las mayores crueldades posibles, la vida no vale nada, se puede dar y quitar.

Estos "guarimberos" terroristas, son entrenados militarmente por los paracos colombianos y el Mossard israelí. Son expertos en descuartizar personas. Usan al pueblo como carne de cañón. Matan militares procurando una fractura en la alianza cívico-militar chavista. Se les paga con dinero o drogas. En el exterior tienen basto apoyo comunicacional y económico, sus amos vienen por nuestras riquezas, desgraciadamente con el apoyo de "venezolanos". NO OLVIDEN QUE RONDÓN NO HA PELEADO.

Los fascistas italianos y los nazis alemanes, llevaron la crueldad a niveles insospechados. Campos de concentración, muerte de miles de personas en hornos, cámaras de gas, baños de la muerte, experimentos biológicos en vivo, invasión de países con destrucción de ciudades y millones de muertos, control mental y conductual de comidas públicas, niños militarizados en sus escuelas, madres paridoras para el Estado, bailes y marchas públicas de obligatorio enrolamiento, nacionalismos que llevan al chovinismo, racismos potenciando una "raza superior", xenofobias, manipulaciones que conduzcan a los aplausos con lágrimas, Estado autoritario, mesianismo en sus "líderes", entrega de la vida al Estado, pensamiento único, sectarismo, militarización de la sociedad, acatamiento de órdenes sin ponerlas en duda, partido único, sindicatos únicos, educación única.

La historia no es única ni universal. Cada civilización tiene sus peculiaridades. El fascismo no puede ser absolutamente uniforme, tiene características que guardan correspondencia con la historia de los países donde se da. Durante el fascismo en Italia y el nazismo en Alemania, hubo fascismo en Hungría, Rumania, Polonia, Noruega, Portugal, España y Japón, pero no todos tuvieron las mismas características. Tienen en común su profundo anticomunismo y racismo, y su entrega al capital.

"La clase obrera no puede limitarse simplemente a tomar posesión de la máquina del Estado tal y como está, y servirse de ella para sus propios fines" (Marx. La Comuna de París), es necesaria la destrucción del Estado burgués. "No se trata de destruir la unidad de la nación, por el contrario, de organizarla mediante un régimen comunal" (Ob cit). "NICOLÁS… COMUNA O NADA…TE ENCARGO ESTO COMO TE ENCARGARIA MI VIDA" (Hugo Chávez). He aquí la clave: sustituir este Estado por confederación de COMUNAS. Ambiguos, zigzagueantes, indecisos, respetuosos del orden burgués, los revolucionarios reformistas toman el camino de la evolución, de las etapas, tan controlado por el sistema capitalista. Hacer la revolución, "con las armas melladas del capital" es más que imposible.

Se suele asociar el fascismo a la clase alta y media, pero también percola hasta los estratos más bajos de la sociedad (Gramsci y Togliatti). La clase media o clase partida por la mitad, es una clase relativamente nueva en la historia republicana de nuestro país. Sus deseos no pueden ser realidades. Su desclasamiento los desestabiliza emocionalmente. Sus inicios vienen con los del petróleo. El primer referente lo encontraremos en la llamada "generación del 28", reaparece en la huelga petrolera del 36. Está inserta con diversas oleadas de migrantes, particularmente europeos, que vinieron a nuestro país en los años 30, 40 y 50, dedicados al comercio en particular a las importaciones. Hicieron fortunas que hoy sus nietos exhiben groseramente. Son apátridas y han aprendido de sus abuelos y padres a chulearse a los gobiernos. Financistas y controladores de los partidos del estatus, cuando estos se vinieron a menos, debieron salir a la palestra política pública a defender abiertamente sus intereses de clase dominante. "Especulan pero dan trabajo".

Esta clase alta y media, teniendo como ambición las divisas preferenciales del Estado, no construyeron un parque industrial nacional, no invirtieron en tecnologías propias. Las características geográficas de nuestro país, les favoreció en sus propósitos importadores. Casi cien años chuleándose a todos los gobiernos. El Presidente Herrera Campins los calificó como "los llorones" que iban a Miraflores a pedir dólares preferenciales. Tienen hoy más que 500 MIL MILLONES DE DOLARES EN EL EXTERIOR. Controladores de cadenas completas de productos básicos, hoy le siguen pidiendo dólares al gobierno (que se los da), esconden los productos para venderlos a precios astronómicos; son perversos. Sumisos a los Estados Unidos, piensan en inglés y acumulan fortunas descomunales, para llevar una vida llena de frivolidades. Ellas se ocupan del perfume y la moda, ellos del auto más lujoso, el yate más costoso o el apartamento más faraónico. No es una clase culta a pesar de sus estudios. Son racistas y defienden el darwinismo social, son consumistas patológicos y les aterra una revolución socialista. "la clase pudiente nunca está sola. Se arropa con la bandera de la religión, el patriotismo y el bienestar público" (V Romano).

El proletariado no es significativo en Venezuela. Si la burguesía no ha industrializado, ni el Estado tampoco, relativamente son pocos. La demanda de mano de obra se direcciona más hacia la industria de ensamblaje y atornillamiento. Nuestras ciudades (parasitas todas) son de servicios, y en esto se ocupan la mayoría de los trabajadores. El Estado es hasta ahora, el mayor empleador. Como la clase media, la pequeña burguesía es una clase movediza y hasta llega a serlo políticamente peligrosa. Están con el mejor postor. Aleccionadas por gobiernos populistas, han aprendido a ser pedigüeños y aspiran que el papá Estado los proteja. En esta rebatiña, la burguesía se queda con el lomito petrolero. "No pasarán" grito "La Pasionaria" y pasaron, y el "caudillo" asesino, mandó férreamente por más de treinta años en España: los "peligros nos acechan". Se habla de una boliburguesía creada en estos últimos 20 años, que hoy compite con la burguesía tradicional, por la apropiación de la renta petrolera, minera y tributaria.

La oposición extremista y radical, animal, salvaje, brutal, asesina, que encuentra gozo en la coprofagia, NO ESTÁ INTERESADA EN ELECCIONES, LE CONVIENE LA VIA DEL ASALTO AL PODER PARA VIOLENTAR TODA LA INSTITUCIONALIDAD ESTATAL. LA CONSTITUCIÓN DEL 99 LES IMPIDE LA BARBARIE, DE AQUÍ LA VÍA DEL "GOLPE SUAVE", DEL USO DE LA FUERZA.…. ME ANOTO CON LA CONSTITUYENTE. (Hasta el próximo sábado)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1014 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: