Hacia el Control de Precios, duélale a quien le duela

No me alcanzan los reales

Sábado 15 de abril de 2017.- En Venezuela llamamos "reales" al dinero del que disponemos para vivir; o sea, "reales" igual a dinero, igual a "plata" y está en boca de casi todo el mundo la oración que titula este aporte: ¡No me alcanzan los reales!

El presupuesto familiar se ha visto afectado por un crecimiento irracional de los precios, todo sube, todo aumenta menos los salarios y cada vez que los aumentan... los precios vuelven a subir. Como resultado, la gente, el pueblo, nosotros, estamos consumiendo menos, comiendo menos y con el paso del tiempo veremos que comprar ropa y calzado estará fuera del alcance de la mayoría. ¡Perdón!: ya está.

Observaremos en las calles gente vistiendo ropa vieja y zapatos gastados, ya que el cambio por reposición está por las nubes, a pesar que Diosdado Cabello, vicepresidente del PSUV, en recientes declaraciones dijo que aquí no hay ninguna crisis, que todo está bien, que el que quiera que venga y vea. Será para tí Diosdado, porque para el resto, para la mayoría de nosotros, la cosa esta bien dura. Yo no sé en qué mundo estás viviendo, pero a mi y a la mayoría de los que aquí vivimos y luchamos ¡No Nos Alcanzan los Reales!

Todo el que maneja un presupuesto, sobre todo un presupuesto familiar, tiene que estar al tanto de lo que nos está pasando.

Los comerciantes, alegando cualquier cantidad de argumentos han llevado los precios a las nubes y mas allá, entonces la pregunta que surge es qué debemos hacer como país, como sociedad organizada, como pueblo en lucha ante este descalabro de la economía, ante este aumento alocado de los precios. Pues la respuesta es sencilla, por más miedo que nuestros economistas, por cuyo torrente sanguíneo circulan valores del capitalismo y neoliberalismo más absoluto se aterren, debemos ir a un Control de Precios, congelar los precios y producir más, intervenir la economía antes de que sea tarde, se ha hecho en otros países con diferentes resultados.

Cuando hay un desangramiento en cualquier organismo tenemos que aplicar un torniquete.

Como ejemplo tenemos a lo realizado por el SUNDDE con las panaderías, mientras duró la intervención mejoró la distribución de pan y los precios, aunque últimamente hayan aflojado.

Esa es la propuesta: Control de Precios. Ante situaciones extraordinarias debemos tomar medidas extraordinarias, hay que controlarlos, producir más y distribuir mejor. ¡Ah! y controlar esa locura de exportar cantidad de productos antes de satisfacer nuestras propias necesidades.

Piénsenlo: Control De Precios.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2307 veces.



Luis Enrique Sánchez P


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Economía