Obama + Trump + OEA= intervención militar

La reciente declaración espuria de un sector de la OEA, constituye un paso fundamental en la estrategia norteamericana para intervenir en nuestro país.

-

Para entender el porqué de esta afirmación, hay que dar un vistazo a los mecanismos ideológicos bajo los cuales funcionan las principales potencias occidentales.

-

1 – La mayoría de ellas, y fundamentalmente Estados Unidos, son países que profesan la religión protestante.

-

2 – El principio fundamental de dicha religión es que la comunicación entre Dios y los hombres es directa y biunívoca, es decir, es entre cada hombre y Dios, lo que significa que el hombre es directamente responsable ante Dios de sus actos, sin intermediarios a los cuales culpar, porque es en base a sus actos que será juzgado. Esto aplica tanto para la conducta individual como para el apoyo en decisiones colectivas.

-

3 – En el aspecto internacional, esto obliga a los dirigentes políticos y militares de dichos países a contar con el apoyo de su población para cualquier acción o posición con relación a otros países. Es decir, los habitantes de dichas potencias necesitan tener argumentos válidos que los convenzan de la justeza de las mismas, ya que, como explicamos anteriormente, deben apoyar y actuar de acuerdo a su conciencia.

-

4 – Así ha sido en el pasado. Siempre esos dirigentes han tratado de convencer a sus poblaciones de la justeza de sus procederes. La mayoría de las veces estos argumentos han estado basados en la mentira y en la manipulación, presentado a los dirigentes de los países objetivos, como demonios, dictadores, locos o integrantes de un eje del mal. Por ejemplo Hitler, para poder invadir Polonia e iniciar la Segunda Guerra Mundial asesinó a prisioneros políticos, los vistió con el uniforme del ejército polaco, los colocó en la frontera y los mostró al pueblo alemán como la prueba de un intento de invasión de Polonia, y que no les quedó más remedio que actuar en defensa propia. Para no mencionar la cuestión judía.

-

5 – O recientemente, cuando vimos a Estados Unidos invadir a Irak bajo el pretexto de que Sadam Hussein estaba fabricando armas de destrucción masiva que ponían en peligro la seguridad del pueblo norteamericano. Así pudiésemos seguir enumerando un rosario de ejemplos. La ventaja de ello es que, si se sabe analizar con cuidado los argumentos de la dirigencia de esos países, se sabe de antemano cuáles serán sus próximas acciones.

-

6 – El caso es que nuestro país es un objetivo estratégico de enorme importancia gracias por sus grandes reservas petroleras y necesitan ponerle las manos. De allí que para conseguir el necesario apoyo de su población para conseguirlo hayan desatado una descomunal campaña de descrédito, que ya va para 18 años, que presenta a la dirigencia de nuestro país (incluyendo, por supuesto, a Chávez) como violadores de los derechos humanos, antidemocráticos, etc., etc. Pero por supuesto, que eso no ha bastado. Ha sido palabra del gobierno gringo en contra de nosotros.

-

7 – De allí la suprema importancia que para dichos planes intervencionistas significa la írrita declaración en contra de nuestro país hecha por varios países que usurparon el nombre de la OEA, no importándole al imperio para nada, en su desesperación por obtenerla, la violación de los mismos estatutos de dicha organización.

-

8 –Si sumamos la declaración hecha por el gobierno de Obama de que Venezuela constituye un tremendo peligro para la seguridad de Estados Unidos más dicha resolución ilegal, nos encontramos con que el imperio tiene en sus manos los argumentos precisos para justificar ante su pueblo dicha intervención. Solo les queda fijar el momento.

-

9 – Esto hay que tenerlo muy claro. El objetivo de dicha resolución no es "apoyar" a l pueblo de Venezuela o de denunciar ante la región. A ellos les importa un comino lo que pensemos o dejemos de pensar. La meta es crear la "misa en escena" que lubrique su intervención.

-

10 – Antes esta realidad hay que tomar conciencia que lucha con éxito ante esas pretensiones imperiales no puede limitarse a meras declaraciones, o a contar con la "solidaridad internacional", como nos enseñó la amarga experiencia española, ni a realizar manifestaciones, por más multitudinarias que sean. Será, en última instancia y como ha sido siempre, en los campos de batalla que se decida, y para ello debemos prepararnos, tomando desde ya todas las previsiones y acciones necesarias. En ese contexto, la experiencia de Siria ha sido muy esclarecedora y debe estudiarse en profundidad.

-

11 – Asimismo pienso que hay que aprovechas la oportunidad para desenmascarar y romper relaciones con esos gobiernos que como Uruguay y Chile, que se presentan disfrazados de progresistas y defensores de la unidad latinoamericana, y que en realidad son unos miserables lacayos del imperio. Si sufrimos en el futuro alguna intervención será gracias a ese par de lacras, sin los cuales Estados Unidos no hubiese conseguido esa declaración.

-

11- Hay que entender que esas pretensiones el imperio no actúa solo. Tiene dos países como posibles aliados (Colombia y Guyana) que tienen problemas limítrofes con Venezuela y que sin duda alguna aprovecharan cualquier situación para ponerle la mano a los territorios en disputa. Ya Colombia mandó 3 columnas de tanques a la frontera con Venezuela cuando hubo la discusión en la OEA.

-

12 – Asimismo tienen el apoyo de los sectores internos vende patrias, que quieren reconquistar el poder y a los cuales no le importa para nada que nuestro país pierda territorio o sufra millones de muertos, con tal de conseguir sus objetivos. La llamada quinta columna fascista.

-

13 – Con relación a la propuesta del retiro de Venezuela de la OEA, creo que es correcta. Ese organismo no tiene ninguna utilidad práctica y es más bien, escenario de un conflicto de intereses entre los países que pertenecen a grupos de países desarrollados y el resto de los países latinoamericanos que tenemos realidades diferentes. En efecto, cuando Estados Unidos, Canadá o Brasil actúan en la OEA, lo hacen pensando y defendiendo los intereses, ya sea del grupo de los siete, de la OTAN o del BRICS. Todos ellos necesitan petróleo ya todos ellos les conviene esa intervención.

-

14 – Pero esa salida no puede limitarse a un acto de protesta, que algunos pudieran interpretar como de malcriadez. Debe ir acompaña de una propuesta para construir, ahora sí, una instancia que permita defender los intereses latinoamericanos, más allá de las naturales diferencias políticas. Una simple ojeada al mundo actual ya no la presenta como un sueño o una opción. Es mandatorio si no se quiere que Latinoamérica como un todo zozobre ante los diferentes grupos que se han estructurado en el mundo.

-

15 – Y esa instancia debe constituirse aprendiendo de la experiencia de lo ocurrido en la OEA, en UNASUR, etc. Por ejemplo, no deben estar países como Canadá, Estados Unidos o Brasil, ni países que tengan bases militares de grandes potencias como Colombia, porque son naciones con una soberanía limitada o sin soberanía, y si bien debe ponerse como condición no negociable que los integrantes tengan regímenes democráticos, ni se deben discutir ni tomar decisiones sobre asuntos políticos internos de cada país.

-

16 – Es un camino que, a mi manera de ver, debe emprenderse inmediatamente, porque para luego es tarde.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 617 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Enrique Dallmeier

Carlos Enrique Dallmeier

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a243756.htmlCd0NV CAC = Y co = US