La salud de Fidel: Vivir es luchar

“Si quieres vivir mucho, guarda

un poco de vino rancio y un

amigo viejo”

Pitágoras

“Ama la vida, afróntala, porque

buena o mala no tenemos otra”

Nietzche

Resulta hasta insultante para la Humanidad buena, justa i sensata que, una parte corrupta de la misma humanidad, la del capitalismo salvaje i la del neoliberalismo i la voracidad económica de los hombres “sacerdotes” del nuevo Vellocino de Oro en dólares i petróleo, los super poderosos de las Transnacionales i sus sicarios gobernantes del Imperio del Norte, hayan impuesto sus ideas necrófilas i asesinas de pueblos, por encima de las supuestas creencias divinas e inmutables de las religiones, especialmente entre nosotros, las cristianas. Mientras viven acosando por Internet, con bellos mensajes de amor religioso, costosísimos e hipócritas; ahora los mensajes son muchas veces por la masacre, el genocidio que hace la estrella 51 de la bandera de las barras ensangrentadas, la base de poderío atómico para exterminar naciones que se llama Israel, en Gaza, Palestina, Líbano i amenaza extenderse a Siria; i ante los espantosos videos i las fotos de terror, con cadáveres de niños, mujeres i ancianos superando abiertamente en número al de soldados, muchas de esa “buenas i santas personas” que lloran por dolor ajeno, las vimos bailando de júbilo por la falsa noticia de la muerte de Fidel Castro; agitando banderas, dando gritos histéricos de contento malsano, cual diablos del Bosco danzando con tridentes i lenguas de fuego. Una celebración de muerte, mucho más emotiva i vistosa que, cuando quemaban a Savonarola o incineraban los cuadros profanos de Boticelli. No era ni siquiera el alegre bailar de los diablos danzantes del Yare, con risas, maracas i tambores, sino una alegría de babeaba odio. Me imagino el ridículos de las “rocket” de Ramos Allup, Ledezma, Pompeyo, Enrique Mendoza, el Cura Calderón, Caballero, Cova, Froilán, Petkoff, etc., realizando auténticos aquelarres.

Sin embargo, como médico i por la aisladas noticias recibidas, puedo pensar correctamente que, Fidel (somos contemporáneos con poca diferencia) el hombre que ha llevado a Cuba a representar la dignidad, el coraje i la verdadera soberanía de los pueblos del mal llamado “tercer mundo”, está padeciendo lo mismo que tuve yo hace unos meses i que fue todo solucionado con una intervención que lo que exige es buen aporte sanguíneo con una vía central (pues hai hemorragia intestinal en los signos i síntomas) i que el post operatorio es estable pero prolongado. De todas maneras, como a pesar de lo casi perfectas que son, las anestesias, requieren cuidado i preverlas. Por eso de mi parte, sabiendo que no iba a morir tomé precauciones familiares, i es así como Fidel ha tomado precauciones en la familia grande que es el pueblo cubano i en su casa grande que es la isla de Cuba, orgullo de América. Eso sencillamente es responsabilidad infinita.

Por ello, Fidel, como decía Pitágoras, guarda un vino rancio (de sano i bien maduro) que son sus principios políticos, su ideología inquebrantable, su afán de libertad i de servicio a los pueblos; i un amigo viejo que son, indudablemente, todos los pueblos del continente, desde sus raíces indígenas i de los pueblos marginados de todo el mundo. Esos viejos amigos, siempre estarán con él i rechazando a los depredadores de la humanidad i del planeta; i seguidos también de las nuevas generaciones de América Latina, de todo el Caribe, de toda el África i gran parte de Asia, convencidos dónde está el peligro imperialista i exterminador, i donde nace realmente la aurora de la libertad i la justicia. Además, el día todavía lejano en el cual tenga Fidel que morir, como también puede que le pase primero al alcohólico i facineroso de Bush, que será olvidado tan pronto lo entierren en Arlington; en cambio Fidel, de eso si estoi seguro, vivirá por siempre como un ícono de la lucha tenaz por los derechos de todos los hombres, tal como vive i cada vez con más presencia i admiración, ese extraordinario médico de cuerpos, almas i pueblos como es el Che Guevara, quien nos recetó valentía i honor de por siempre, para que la vida, que es lucha perenne, sea para bien, felicidad i dignidad de los hombres. Fidel les ha hecho festejar a destiempo i vive ahora i seguirá viviendo en la conciencia de los pueblos libres del mundo. De manera que el “Eje del Bien”, Fidel i Hugo, seguirán preocupando i mucho, al Imperio del Mal., i como ha expresado, ni en estas cosas transcendente, le miente a su pueblo. ¡Viva Fidel, Viva la Revolución Cubana, Viva nuestro presidente Hugo Chávez!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2421 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a24135.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO