Luis Brito García y el arte de ser como el gato

Esperaba pacientemente a que pasara el impacto que generó la entrevista que Luis Brito García ofreció a Contrapunto y el artículo que publicó con el título de "Inimputabilidad senil", en el cual; LBG aborda muy rápidamente, lo que está trabajando o desarrollando como teoría.

En la entrevista, el maestro LBG hace uso dos veces de una palabrita, que viniendo del maestro LBG no queda muy bien porque coloca en un segundo plano, una situación que acabó con la llamada IV República y está amenazando seriamente la existencia de la IV. Le echa tierrita.

Si la situación está difícil, pero uno observa que los conductores o líderes del proceso están ahí metidos muy centraditos en el complejo círculo de la ética y la moral, uno se la juega y muere con las botas puestas con el PSUV. No es el caso.

Hay un profundo déficit de valores y en muchos casos, cuando la cosa no puede ocultarse se acude a la práctica del gato. Se le echa tierrita.

Luis Brito García en la entrevista ofrecida a Contrapunto concluye que el Saldo es positivo, pero para quedar bien con Dios y con el diablo, le echa mano a una especie de conector que disimula una situación que cada vez ocupa mayor notoriedad en el proceso. Dice LBG:

"El saldo en lo económico, social, político y cultural es positivo, aunque ha habido casos escandalosos de corrupción, políticas equivocadas y despilfarros"[i]

Ese "aunque" tiene como el propósito de atenuar un punto crítico del proceso y que algunos artículos; LBG ha calificado de mata votos. ¿Cómo es que hay un saldo positivo en lo económico? ¿Dónde y cuándo? No creo, porque en algunos años se hayan registrados un crecimiento del PIB, eso vaya a tenerse como un saldo positivo. Ese no es muy buen indicador.

Cómo es que políticamente hay un saldo positivo, si el partido PSUV le arrebató a su militancia el derecho a elegir hasta a un candidato a una concejalía. Cómo es que hay un saldo positivo en lo cultural, si hay unos casitos "escandalosos de corrupción".

Pero no es este el único "aunque" al que le echó mano el maestro LBG. Dice LBG en la entrevista esto:

"El bolivarianismo tiene una intelectualidad de lujo, aunque a veces no ha sabido qué hacer con esos talentos y ellos han seguido trabajando como si estuvieran en la oposición"

Esto si da para un debate. Se tiene "una intelectualidad de lujo", pero hay un aunque y ese aunque responde a que no se "ha sabido qué hacer esos talentos". Dudo (y duda de verdad) que haya una intelectualidad que pueda calificarse de lujo. Hay más bien un déficit serio de talento y lo que existen y piensa un tantico distinto, desaparecen. Si emiten una opinión crítica ya la institucionalidad revolucionaria le coloca la calificación de traidor(a)

Si me apuran en esto, soy de la opinión que si la IV desapareció a militantes revolucionarios, la V ha logrado desaparecer a los intelectuales. Esta desaparición viene a través de la censura o con un cargo burocrático.

Creo que los intelectuales de lujo se metieron en la cabeza la calificación que hace ya varios años soltó Maduro, cuando una parte de esta intelectualidad organizó un encuentro y Nicolás los calificó de habladores de paja.

Amarantaroja063@gmail.com

@La_DagaRoja


[i] http://www.aporrea.org/ideologia/n303833.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3044 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a241283.htmlCd0NV CAC = Y co = US