¿Y si el TSJ declara el desacato del presidente Maduro?

La suposición del título devela lo frágil de la situación política actual, la legalidad se corrió a manos de un puñado de abogados. Todo aquello de que el poder reside en el pueblo quedó borrado de hecho. Pero ¿cómo llegamos a esto, quiénes diseñaron el disparate?

El centro de la situación de hoy es la pérdida de mayoría por parte del gobierno, quizá se pueda discutir si el Chavismo perdió la mayoría, pero la mengua del apoyo al gobierno está a la vista hasta de los tuertos.

La pérdida de la mayoría se debió a que el gobierno se separó del Chavismo, del Socialismo, a la entrega descarada al capitalismo; a la sustitución del camino al Socialismo del Plan de la Patria por un burdo populismo, una socialdemocracia acobardada. Todo comenzó con el comportamiento frente al asesinato de Chávez, se trató el magnicidio como un problema familiar, alejado de la política, de la guerra que se libraba entre el Socialismo y el capitalismo. Ya en las elecciones del Presidente Maduro la realidad mandó la primera señal, se ganó por una diferencia muy pequeña. No se advirtió la alerta, la merma se atribuyó a una tristeza.

De allí en adelante en el gobierno comenzó una especie de purga del Chavismo. El bando que hoy gobierna defenestró a un grupo de dirigentes históricos, las acusaciones de traidores volaron, se habló con descaro de pragmatismo, los empresarios entraron a Miraflores. Se trajo del basurero de la historia la tesis de la elevación de las fuerzas productivas. La imagen de Chávez fue sustituida por la de un Chávez ligero, sin pasión, que sirve para justificar tanto unos ejercicios militares como para dar entrada a las trasnacionales en las entrañas de la Patria. La espiritualidad, la conciencia, que sostuvo a Chávez se perdió y con ella la mayoría.

Ahora el gobierno no se resigna al juego democrático burgués, se mueve como sindicalero de Chicago para no salir del poder, pero no tiene ya el soporte del Socialismo. Digamos que está en el aire, sin base política que lo justifique: ni es democrático burgués, ni es socialista. Desconoce la legalidad burguesa que emana de las elecciones burguesas, pero no tiene sustituto. A lo sumo dio una pancada con un fantasma que pomposamente llamaron Congreso de la Patria, o con ese instrumento de distribución de los clap.

Tanta pirueta, tanto correr la arruga, tanto esconderse de la realidad trajo como consecuencia que el poder se trasladó a un puñado de abogados. Y recordemos el dicho: entre abogados te veas, que por ahora le están sacando las castañas del fuego, pero al precio de ser ellos el verdadero poder, junto a los militares por supuesto.

Más allá del discurso, de las cuñas de televisión, esa es la realidad hoy. El gobierno tomó el atajo del leguleyismo y el clientelismo para mantenerse en el poder, no estudió las causas de la pérdida de apoyo, se apartó del corazón de las masas.

Por supuesto que resolver la situación de hoy es tarea del Chavismo auténtico, sólo rescatando el legado de Chávez se podrá conquistar el amor perdido de las masas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3200 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a240274.htmlCd0NV CAC = Y co = US