Sr presidente, castigo y pena máxima para los hambreasdores del pueblo

Comenzó un nuevo año y pasada la euforia y las peas decembrinas, nuevamente la realidad nos estruja en la cara que la situación está igual o peor que como estuvo durante el 2016. Sobre el lomo de la población cabalga un desaliento agigantado porque hasta ahora no ha logrado ver la maldita luz, al final del tan manoseado túnel. La inflación, las colas, el bachaqueo, el acaparamiento, el robo, la especulación, la manipulación de los precios de hora en hora y todos los actos ilícitos habidos y por haber, continúan realengos a lo largo y ancho del país sin que nadie le ponga reparo como lo amerita el caso y no con pañitos de agua caliente, ni con las tímidas y descoloridas amenacitas que hasta ahora, no han llagado a nada.

Con la entrada del 2017 el presidente Nicolás Maduro, entre otras buenas nuevas, ha anunciado un nuevo aumento salarial del 50 % del salario mínimo y las pensiones a partir del 01 de Enero; aumento que tiene saltando en una pata y muy alegres a los comerciantes chinos, a los bodegueros, a los portugueses de las panaderías, a los comerciantes ladrones y afines, porque desde ya como hienas, ven como el nuevo aumento salarial y de pensiones tendrá como único llegadero, sus cajas registradoras y no precisamente a través de un decente y equitativo intercambio comercial, sino a través del robo y el atraco silencioso del cual el pueblo, ha venido siendo objeto durante todo este tiempo, producto de la Guerra Económica, la escasez inducida y la especulación

Un 2017 donde ha habido el nombramiento de la nueva directiva de la Asamblea Nacional con un Julio Borges en la presidencia, envalentonado, echándosela de macho y echando mierda por la boca en su discurso inaugural, como para no ser menos que la otra cagada innombrable, bocón, habla paja y prepotente.

Una Asamblea nacional, que por los vientos que soplan, continuará en desacato, de derrota en derrota, de fracaso en fracaso, con nuevas amenazas, con nuevos llamados a la desobediencia civil, queriendo sacar a Maduro de la presidencia, y todas las vainas insólitas y fuera de la Constitución que se les ocurra. Será nuevamente toda una pérdida de tiempo y de arbitrariedades, toda una ovulación de fantasías utópicas.

Un nuevo año, que sin ser pájaro de mal Agüero, no comienza con buen pie para la población, porque si bien es cierto que el presidente Nicolás Maduro con ciertos miembros del gobierno central, le están echando un camión de bolas y parte de la otra, aguas abajo, continuamos con los mismos jefecitos, con los mismos responsables de satisfacerle las necesidades del pueblo, acatando El Ejecútese del Presidente, pero que hasta ahora, lo que han hecho es robar y desviar las soluciones y las mejoras que le corresponden a la población, direccionándolas a sectores privados que catapultan el bachaqueo.

Son innegables los logros durante el 2016 en el plano internacional, nacional, de salud, sociales y morales entre otros, pero la población aun se encuentra desasistida, la crisis continua golpeándola implacablemente, mientras los Ladrones Empoderados no escatiman esfuerzos para robarse impunemente las soluciones o mejoras aprobadas por el Poder Central. Los desgraciados encargados aguas abajo, juntos con sus cómplices, amigotes, testaferros y secuaces, se roban y desvían lo que el Gobierno central de Nicolás Maduro destina a la ciudadanía para medio paliar los estragos causados por la Guerra Económica en toda la población.

Un 2017 repleto de incertidumbre y de desgano haciendo metátesis en todos los rincones de la Patria y catapultando la arrechera, la impotencia y las ganas de colgar a más de uno por las bolas, meterlo preso y caerle a coñazo limpio de sol a sol. Corruptos degenerados enquistados en el poder, quintas columnas que valiéndose de sus posiciones políticas joden impunemente, dañando al pueblo y generándole aberración en contra del Presidente Nicolás Maduro, de su gobierno y de su gestión. Actitud denigrante, perversa y despreciable de los quintas columnas o de Los Bachaqueros Empoderados, que aunados a los anti-patria, a la oposición, a los empresarios, comerciantes saqueadores, oligarquía criolla y extranjera, y cualquier vaina parecida, se ensañan contra el pueblo haciendo que, este arrecho e impotente, soporte la pela y los estragos causados por la maldita Guerra Económica y la escasez inducida.

Es el inicio de un nuevo año que requiere de inmediato una revisión a fondo y a todos los niveles para implementar urgentemente las medidas correctivas que sean necesarias exigidas por el pueblo, entre ellas revisarles hasta el alma a todos los señores que ocupan cargos con poder de decisión, independientemente del nivel que ocupen, y a los que se le compruebe acciones delictivas de ladronismo y corrupción destituirlos de inmediato, mandarlos presos y caerles a coñazo. Castigar sin contemplación a todo aquellos quienes de una u otra manera militan y practican actividades ilícitas, a los que roban y desvían los bienes que le pertenecen al pueblo.

Un 2017 donde la gente anda haciendo milagros con lo poco o mucho que carga en los bolsillo porque ya ninguna cantidad de dinero es suficiente para satisfacer las necesidades mas elementales, la gente anda haciendo de tripas corazones pendiente de como estira lo que carga para poder llevar algo de comer para su casa.

Señor Presidente el pueblo requiere con urgencia que le declare la guerra a muerte a la corrupción, a los quinta columnas, a los caza cargos, a los infiltrados, a los traidores y a las rata. Señor Presidente el pueblo le agradecería que se haga cumplir las leyes, que se acabe de una buena vez la incertidumbre, la inseguridad, el desabastecimiento y el atraco que sufrimos a diario en las cajas registradoras de los comercios chinos, de las panaderías y en cualquier sitio que a alguien se ocurra comprar cualquier vaina.

Señor Presidente el pueblo le clama y le implora que combata el alza de los precios, la inflación exponencial diaria, que se derroten de una buena vez las mafias, los comerciantes ladrones inescrupulosos que juegan con el hambre del pueblo. El país todo le agradecería de por vida que se le caiga a coñazos a todo aquel que este jodiendo, tenga o no inmunidad, sea o no o hijo de papi y mami. Que se pongan presos y se castigue sin lastima a todos los que tienen 18 años jodiendo parejo e impunemente. Señor Presidente la vaina no está color de rosa, tome en cuenta las señales que a diario le envía la población, el descontento y la arrechera en el pueblo es inmensa incrementándosele cada vez más con el transcurso del tiempo.

Señor Presidente el pueblo sabrá agradecerle que se acabe con la impunidad, se active el tan cacareado Golpe de Timón y se le brinde a la población mayor seguridad, mayor esperanza y mayor suma felicidad, que se le construya un mundo mejor donde por fin se pueda ver, aunque sea a lo lejos, la mariconería esa de la luz al final del túnel.

Y AHORA MÁS QUE NUNCA CHÁVEZ SOMOS TODOS.

¡¡Y EN EL NOMBRE DE BOLIVAR, DE CRISTO Y DE Chávez, LA LUCHA SIGUE!!

torcatizw@gmail.com, torcatizw@yahoo.com

Maturín, Enero 16/2017



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1466 veces.



William Torcátiz

Ingeniero, Poeta, Musico, Chavista. Analista Mayor de Conformación y Seguimiento de Empresas Mixtas Internacionales de PDVSA.

 torcatizw@yahoo.com      @torcatizw

Visite el perfil de William Torcátiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a240061.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO