Mercosur, trigésima cumbre presidencial, Venezuela ya es miembro pleno

El Proceso No. 19

EL PROCESO Nº 19 - JULIO 2006 - Fernando Key Domínguez

MERCOSUR, TRIGÉSIMA CUMBRE PRESIDENCIAL, VENEZUELA YA ES MIEMBRO PLENO. Con la asistencia de los presidentes Kirchner (Argentina), Lula (Brasil), Tabaré (Uruguay), Duarte (Paraguay) y Chávez (Venezuela), como miembros plenos del MERCOSUR, de Michelle Bachelet (Chile), Evo Morales (Bolivia) y Fidel Castro (Cuba), como asociados, y de representantes de México, Perú y Pakistán, se cumplió un nuevo y trascendental paso en el proceso integracionista latinoamericano. Este evento se suma a otros precedentes, en la construcción de una nueva realidad latinoamericana, en una Latinoamérica que ya comienza a emerger como un polo geopolítico en el contexto de un mundo multipolar. Histórica esta Cumbre, desde todo punto de vista, por los numerosos acuerdos firmados en el plano económico, aduanero y de sanidad animal, por los avances en el proyecto del Gran Gasoducto del Sur, por el apoyo otorgado a la legítima aspiración de incorporación de Venezuela al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la firma de un gran acuerdo comercial con Cuba revolucionaria, en contraposición a las intenciones imperiales de aislar a la Patria de Martí, el impulso de las negociaciones para los acuerdos con el Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo y la Unión Aduanera del África Austral, y la decisión de proyectar el MERCOSUR hacia las áreas educativa, cultural, social y de salud, conjuntamente con otros múltiples logros.

“EL IMPERIO AMENAZA AL MUNDO, PERO ESE IMPERIO TIENE QUE ACABARSE, NO ES EL MUNDO EL QUE SE TIENE QUE ACABAR”. Fueron palabras del Presidente Chávez en la Universidad de Córdoba, frente a miles de hermanos argentinos, en el multitudinario acto donde participó conjuntamente con el Presidente Fidel Castro. “Como nunca antes, en cien años y más, se presentan hoy condiciones de una gran fuerza, un potencial para lograr los cambios que durante tanto tiempo se han estado tocando. Ese momento crucial debemos mirarlo, internalizarlo, y cada uno debe entregarse a la batalla con conciencia, cada día mayor, y la conciencia proviene del conocimiento de lo que realmente está ocurriendo. Para nada es útil sobreestimar la fuerza del imperio, aun cuando tampoco debemos subestimarla, pero el imperio norteamericano se verá con mayores y más grandes dificultades en su empeño de querer dominar al planeta”. Es la contínua y permanente expresión antiimperialista del discurso del Presidente Chávez, asumiendo la decisión que debe ser cada vez más generalizada, de que en el planeta Tierra no existe espacio posible para la dominación hegemónica de ninguna potencia imperialista, que el costo que tal intento tendría, si se atrevieran, haría totalmente inviable la existencia de un imperio mundial. Es algo que tiene que estar bien claro, por siempre, que no basta con todo el desmesurado e inmoral potencial bélico de los Estados Unidos y todo su “eje del infierno” (EEUU, Inglaterra, Israel, Australia, Japón, Corea del Sur y demás aliados de sus acciones genocidas), para doblegar la dignidad de los hombres y mujeres que no están dispuestos a someterse a una bota imperial. La palabra de Chávez, Fidel, Evo y todos los luchadores antiimperialistas, insurge hoy con la fuerza de todos los pueblos del mundo, y hay que darles todo el apoyo necesario.

PORTUGAL, CORTA PERO SIGNIFICATIVA VISITA DEL PRESIDENTE CHÁVEZ A UN PAÍS HERMANO. Evidentemente, con más de medio millón de hermanos venidos de tierras lusitanas incorporados plenamente a nuestro país, los lazos entre venezolanos y portugueses son realmente sólidos, y la reunión de Presidente Chávez con el Primer Ministro José Sócrates en Lisboa contribuye a reafirmarlos. El encuentro sirvió para reforzar los vínculos comerciales entre ambas Naciones, haciéndose énfasis en posibles nuevas inversiones portuguesas en diversos campos de la economía venezolana y principalmente en el área petrolera.

BIELORRUSIA-VENEZUELA, UN ENCUENTRO DE GRAN IMPORTANCIA EN EL CONTEXTO DE LA MULTIPOLARIDAD MUNDIAL. Hay varios significativos antecedentes que revisten de gran relevancia la visita del mandatario venezolano a la Nación eslava. El primero es el apoyo dado por Bielorrusia al Presidente Chávez, cuando con su memorable discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, echó por tierra aquel esperpento de “proyecto” de reforma, liquidador de las soberanías nacionales, que el cortesano imperial Bolton pretendía imponerle al mundo. Recientemente hubo unas elecciones en Bielorrusia donde una piara de vendepatrias tipo $úmate, acompañados de elementos de la misma calaña de lo que aquí se hace llamar “sociedad civil” intentó una “revolución naranja” al estilo ucraniano, ante lo cual el Gobierno de Lukachenko se defendió gallardamente y metió en la cárcel a unos cuantos conspiradores apoyados por la administración Bush, por supuesto. Finalmente, recordemos la opinión de Condoleezza Rice sobre el Gobierno del Presidente Alexander Lukachenko. Según la voz cantante de la administración Bush, “Bielorrusia es la última dictadura de Europa Oriental”, criterio del cual sólo podemos derivar la idea de que bajo el mandato de Lukachenko en realidad funciona un buen gobierno que responde a su compromiso con el Pueblo bielorruso y es refractario a los intereses de las transnacionales imperialistas. Las cosas hay que entenderlas según de quien vengan, y si la Rice “califica” de dictadura a un gobierno, podemos estar plenamente seguros que la realidad es todo lo contrario. Con estos antecedentes no hay duda de la importancia geopolítica que adquiere la relación Venezuela-Bielorrusia.

PRESIDENTE LUKACHENKO: “LA VISITA DEL PRESIDENTE CHÁVEZ MARCA LA PAUTA DE UNA NUEVA HISTORIA EN LAS RELACIONES DE LOS PUEBLOS DE AMBAS NACIONES”. Y, además, ante las tergiversaciones mediáticas en contra del encuentro, afirmó, “Yo le prometo a mi colega que, de todo lo que tenemos, le ofreceremos a la Nación venezolana, que no habrá tabú en nuestras relaciones”. Chávez, a su vez, expresó que “Es necesario lograr el equilibrio del universo mediante la consolidación de un mundo unipolar, para salvar al planeta de la locura del imperialismo, el fascismo, las guerras y el intervencionismo”. Como resultado del encuentro venezolano-bielorruso, se firmaron siete importantes acuerdos en las áreas de ciencia y tecnología, petroquímica, energía, agricultura, consultas políticas y técnica militar. Extraordinariamente valioso desde el punto de vista geopolítico es este contacto entre dos pueblos hermanos con sus gobiernos resteados en la defensa de su soberanía y la lucha por un mundo multipolar, en contra del unilateralismo imperialista de los Estados Unidos.

UDMURTIA, REPÚBLICA MIEMBRO DE LA FEDERACIÓN RUSA Y TIERRA NATAL DEL GENERAL MIJAIL KALASHNIKOV, OTRA IMPORTANTE ESCALA DE LA GIRA DEL PRESIDENTE CHÁVEZ. En la ruta hacia Moscú, el Presidente Chávez hizo escala en Izhevk, capital de Udmurtia, donde se entrevistó con el Presidente Alexander Volkov, a quien invitó a venir a Venezuela, visitó la fábrica de fusiles Kalashnikov y otras instalaciones militares, una planta de productos lácteos y una fábrica de equipos y maquinaria petrolera. Como un hecho significativo, se destaca que el Presidente Chávez es el primer mandatario latinoamericano que visita la República de Udmurtia, lo cual es una manifestación más de la relevancia y la proyección internacional de la Revolución Bolivariana. Es verdaderamente notable la diferencia entre la amplitud de la política internacional del Presidente Chávez y la reducida visión de la diplomacia de coctel que caracterizaba al puntofijismo

RUSIA-VENEZUELA, UNA NECESARIA ALIANZA ESTRATÉGICA ABIERTA A LA TRANSFERENCIA TECNOLÓGICA, SIN ATADURAS IMPERIALES NI CONDICIONES DE SUMISIÓN. Rusia, la Patria de Lenin, la gran Nación que bajo el nombre de Unión Soviética derrotó a la Alemania nazi, Rusia, bien plantada hoy nuevamente como un incuestionable polo opuesto a las pretensiones hegemónicas estadounidenses, es la siguiente etapa de la actual gira internacional del Presidente Chávez. Este nuevo encuentro del mandatario venezolano con el Presidente Vladimir Putin tiene un importantísimo carácter estratégico, por cuanto supone la intensificación de las relaciones comerciales, políticas y militares entre ambas naciones. Dentro de este cuadro, las relaciones militares, en cuanto a la provisión de armamento moderno para nuestra Fuerza Armada, junto con la necesaria transferencia tecnológica, adquieren un significado de gran trascendencia en un momento en que Venezuela enfrenta serias amenazas de agresión por parte del gobierno imperialista de Estados Unidos.

LA ADMINISTRACIÓN BUSH, HINCHADA DE PREPOTENCIA IMPERIALISTA, PRETENDE DECIDIR “CUÁLES SON LAS NECESIDADES REALES” DE LA FUERZA ARMADA VENEZOLANA. Así es, esta potencia hegemónica siguiendo lineamientos reaganianos, ha tratado en los últimos años de desarmar a nuestro país con la asquerosa intención de convertirlo en blandengue e indefensa presa fácilmente invadible, tal como lo han hecho con otras naciones del continente. Dejaron sin ejército a Panamá y Haití, y despojaron de gran cantidad de misiles antiaéreos a Nicaragua con la venia del títere Bolaños y a Bolivia, con la complicidad de una gavilla de militares traidores, como represalia por la victoria presidencial de Evo Morales. Hemos podido ver en los últimos años como, en función de lograr sus inmundos fines contra la Nación venezolana, han mandado a una pandilla de cortesanos imperiales a interferir todas las compras de armas del Gobierno Bolivariano, ya sea a España, Brasil, Francia, Bélgica, o cualquier otro país, con el pretexto de que “Venezuela es una amenaza para la región”, “se está armando por encima de sus necesidades reales”, “está iniciando una carrera armamentista en la región”, “es un peligro para la seguridad hemisférica”, “no coopera suficientemente en la lucha global contra el terrorismo”, o cualquier otra estupidez salida de los obtusos cerebros de los capos de la CIA. Y en buena parte han logrado frenar las ventas de armas a Venezuela, gracias a que prácticamente toda la industria militar de los “países occidentales” incorpora elementos de la puerca tecnología de las transnacionales estadounidenses, lo cual posibilita que este gobierno imperialista pueda vetar las transacciones

PERO, AFORTUNADAMENTE EN EL MUNDO EXISTE OTRA TECNOLOGÍA DE IGUAL O INCLUSO MEJOR NIVEL QUE LA GRINGA, LA TECNOLOGÍA MILITAR RUSA. Sustentada sobre la trayectoria antiimperialista de la Unión Soviética, vencedora de la Alemania nazi e infranqueable muro de contención para el expansionismo yanqui durante más de setenta años, la Rusia de hoy reivindica su condición de superpotencia mundial en todos los escenarios y uno de ellos, de fundamental importancia, es el que corresponde a la tecnología militar. Esta inocultable realidad geopolítica, conjuntamente con la existencia en Rusia de un Gobierno nacionalista, patriota y decidido a ejercer plenamente su soberanía, como lo es el del Presidente Vladimir Putin, ha abierto al Gobierno Bolivariano la posibilidad de acceder al armamento defensivo que le niegan los Estados Unidos y, en otras palabras, mandar al mismísimo carajo a la inmunda administración Bush. En lo que corresponde a nosotros, Venezuela se arma porque hacerlo es una potestad soberana de cada país, porque corresponde al Gobierno Bolivariano decidir cuáles son nuestras necesidades reales de armamentos. Si el Gobierno decide que Venezuela necesita ·30 aviones Sukhoi, son 30, y si decide que necesita 60, pues, son 60, sin que el gobierno imperialista de EEUU tenga nada que ver con esa decisión. El acuerdo soberano entre Rusia y Venezuela rompe el bloqueo que la administración Bush pretendió imponernos, por cierto, “bloqueos, embargos, cuarentenas, restricciones, chantajes, amenazas”, etc., etc., son elementos históricamente característicos de la política exterior de los Estados Unidos.

CUANDO VIVIMOS TIEMPOS DE IMPERIALISMO CON PRETENSIONES DE HEGEMONÍA MUNDIAL, LA PACÍFICA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA REQUIERE ARMARSE, Y SE ARMA AUNQUE SE OPONGAN LOS HALCONES DE LA CASA BLANCA Y ALGUNOS TRAIDORES LOCALES. Ya van más de tres años con el mismo cuento: Si Venezuela quiere comprar lanchas patrulleras a España, EEUU se opone, si Venezuela trata de comprar aviones Tucano a Brasil, EEUU veta la operación, si Venezuela necesita repotenciar los F-16, EEUU se niega a suministrar los repuestos, si Venezuela firma un contrato por la compra de 100.000 fusiles Kalashnikov a Rusia, allá corren los cortesanos imperiales, en plan de chismosas de zaguán, a hablarle mal de Chávez a los funcionarios del Kremlin. Pero no hay mal que dure cien años, ni imperio capaz de imponer su hegemonía en todo el mundo. Así es como la genocida administración Bush se vuelve a estrellar cuando el Ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Ivanov, les restriega lapidariamente en la jeta que, “Aunque no le guste a los Estados Unidos, Moscú seguirá vendiendo armas a Venezuela”. Es una digna actitud de rechazo al irrespeto a las soberanías nacionales de Rusia y Venezuela que supone la injerencia gringa.

RUSIA-VENEZUELA, MÁS ALLÁ DE LA RELACIÓN MILITAR. No es la materia militar el único punto de contacto entre ambas naciones, también son de gran importancia áreas como la energética, petróleo y gas, donde Rusia ha desarrollado tecnologías de altísimo nivel y donde se plantea su participación en la construcción del Gran Gasoducto del Sur. En el área científica Rusia ha alcanzado un alto grado de desarrollo del cual puede beneficiarse Venezuela para su progreso, teniendo en cuenta que la Nación eslava no utiliza el conocimiento como un factor de dominación y, en cambio, está abierta a la transferencia tecnológica. Entre los acuerdos firmados está el caso concreto de las empresas rusas Gazprom y Luckoil, que asumirán la explotación de gas y petróleo en territorio venezolano, probablemente en la faja petrolífera del Orinoco. Gazprom, por su parte, ya tiene aprobado un convenio de cooperación técnica con PDVSA. Este esquema de cooperación estratégica permite a Venezuela diversificar su plataforma tecnológica y romper la dependencia de los Estados Unidos que, como ya se ha hecho evidente, utilizan esa dependencia como instrumento de chantaje para requerir la sumisión de otros países y plegarlos a sus políticas. Imperiales.

RUSIA, APOYO DE GRAN SIGNIFICACIÓN PARA LA INTEGRACIÓN DE VENEZUELA AL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU. “Aplaudimos la aspiración de Venezuela de ocupar un escaño como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU”, ha declarado publicamente el Presidente Putin, en lo que supone un fuerte impulso para el logro de esta meta. Con esta decisión, Rusia le aplica un verdadero baño de agua fría a la rastrera campaña de intrigas que la admiunistración Bush viene adelantando contra las legítimas aspiraciones venezolanas. Venezuela aprecia y agradece el apoyo de Rusia, porque no es producto de ninguna forma de presión o chantaje, sino del reconocimiento que merece la política internacional seria, consecuente, coherente y soberana del Gobierno Bolivariano.

CHÁVEZ, GIRA PRESIDENCIAL CON BALANCE ALTAMENTE POSITIVO. Finalmente, es necesario concluir con una evaluación realmente positiva de la visita del Presidente Chávez a Rusia y las demás naciones, por cuanto ha dado como resultado el fortalecimiento del prestigio internacional de Venezuela, la intensificación de los intercambios comerciales y la transferencia tecnológica, el reforzamiento de nuestra capacidad defensiva con el desarrollo de una industria militar y la adquisición de armamento moderno, y la consecución de nuevos y crecientes apoyos para nuestra aspiración al Consejo de Seguridad de la ONU. Todo esto concurre a blindar el Proceso Bolivariano contra las amenazas internas y externas, para mal de quienes quisieran verlo débil, aislado y fácil presa de un solo zarpazo imperial. Faltan aun otros destinos de la gira, el siguiente es Qatar, luego Irán, pero hasta ahora el balance es altamente positivo.

NO LES GUSTA EL INGRESO DE VENEZUELA AL MERCOSUR NI LA PROYECCIÓN INTERNACIONAL DE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA, PERO SE LOS TENDRÁN QUE CALAR. El ingreso de Venezuela al MERCOSUR y los acuerdos con los gobiernos contactados durante la gira presidencia, junto con las consecuencias políticas, económicas y sociales generadas, molestan terriblemente a la burguesía local al servicio del imperio, pero, por encima de cualquier obstáculo que pretendan interponerle, el avance de la Revolución es indetenible. Que los voceros de Fedecámaras protesten es lógico, por cuanto forman parte de una organización reaccionaria dirigida a la defensa de los intereses de la descalificada burguesía explotadora, en buena parte parasitaria, cuyas acciones de los últimos años la dejaron bien embarrialada por su condición de agente desestabilizador y golpista. Tampoco faltarán algunos politiqueros puntofijistas tratando de descalificar los viajes del Presidente Chávez, incapaces de entender el valor del intercambio y la solidaridad entre los pueblos, como el ex diputado proyectero de las “cuentecitas” chimbas y los microcandidatos que viven cacareando por “lo que se gasta en el exterior” Sin duda, es como decía El Quijote: “Sancho, si los perros ladran es porque avanzamos”…. y seguirán ladrando, porque la integración latinoamericana y la proyección mundial de la Revolución Bolivariana seguirán avanzando.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3362 veces.



Fernando Key Domínguez


Visite el perfil de Fernando Key Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fernando Key Dominguez

Fernando Key Dominguez

Más artículos de este autor