Nicolás Maduro solo contra el mundo

Nuestro querido país Venezuela, en los últimos años se ha convertido en lo que pudiéramos llamar el foco de atención del orbe, pues los ojos del mundo están postrados sobre la tierra de Bolívar observando lo que aquí ocurre y deja de ocurrir, aunque muchos no quieran asumirlo vivimos bajo un constante ataque de todos los tipos, perpetrado por potencias extranjeras, vecinos influenciados o intimidados, enemigos internos que le hacen el juego a intereses foráneos y por supuesto el enemigo íntimo que esta disfrazado e infiltrado dentro del mismo gobierno.

Lo cierto es que todos culpamos al Presidente Nicolás Maduro de lo que aquí ocurre o deja de ocurrir, pues si no hay agua, si no hay gasolina, si se va la electricidad o cualquier otra fallas que acontezca, inmediatamente culpamos al Presidente Maduro por ello; y si vamos por la calle y nos tropezamos y caemos al piso, también culpamos a Maduro, ya se está convirtiendo en costumbre culparlo de todo.

Pero creo que nadie se ha puesto en los zapatos del Camarada Nicolás y se ha puesto a reflexionar sobre el camión de bolas que le está echando, la responsabilidad que lleva sobre sus hombros, el compromiso moral que tiene no solo con los venezolanos, lo apoyen o no, sino con el mundo entero que tiene cifradas sus esperanzas en que Nicolás Maduro sigan levantando las banderas de esperanza que un día ondeo nuestro Máximo Líder Hugo Chávez Frías y sin que Nicolás se lo pidiera, le dejo tamaña responsabilidad la cual no pudo siquiera eludir, pues ahí está el amigo Maduro guapeando como decimos en mi querido Tinaquillo.

El compromiso que tiene el Presidente Nicolás Maduro no es sencillo, pues en los últimos días se ha agudizado una feroz e implacable guerra económica, un inconmensurable ataque mediático de todos lados, bien estructurado, para cumplir un solo fin, derrotar la Revolución Bolivariana, acabar pues con el sueño de nuestro Héroe Simón Bolívar, el Venezolano más importante de la historia mundial e icono de las luchas por los más necesitados.

Vemos a diario como Nicolás Maduro lucha y resiste contra todo, como si estuviera solo, pues hay muchos flancos descuidados, que como es normal no puede el Presidente resolver todo, para eso debería contar con sus colaboradores más cercanos, los ministros, los gobernadores, los alcaldes, entre otros, pero como bien sabemos, algunos de ellos están como un jarrón chino, solo adornando la sala o en el peor de los casos, entorpeciendo la labor con decisiones que en nada ayudan al proceso revolucionario.

Solo el pueblo llano, lo que algunos denominan las bases, está ahí como pilar fundamental de esta lucha revolucionaria, aupando y apoyando al Presidente, está ahí observando y analizando, atento ante cualquier intento de la burguesía apátrida opositora, que como todos sabemos esa dirigencia no sirve para nada, y prueba de ello es que entre ellos mismos no se toleran y se la viven en una eterna pelea por las cuotas de poder o de protagonismo mediático, solo para eso sirven, para más nada.

Los verdaderos chavistas tenemos un gran compromiso con Nicolás Maduro, un compromiso moral con Hugo Chávez y un compromiso histórico con los pueblos del mundo, tenemos que seguir apoyando al Presidente, pero nuestro Presidente debe ser más implacable en la lucha contra la corrupción que está en todas partes, tiene que refrescar sus dirigentes pues la gente ya se está cansando de ver las mismas caras que solo dejan peores respuestas, ya están quemados muchos dirigentes y perdieron la credibilidad ante el pueblo, así que Nicolás toma las decisiones acertadas que el pueblo te va a seguir apoyando.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3251 veces.



Igor Prieto


Visite el perfil de Igor Prieto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a238590.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO